sábado, 23 de abril de 2011

La competencia nacional cuenta con 3 platenses

En una playa junto al mar. Los tres platenses disfrutando de la tarde en un alto de la competencia

22.04.2011 | Diagonales junto a los tres realizadores que compiten en Villa Gesell

Con un programa de actividades que cubre todo el día e incluso cuenta con una particular función trasnoche, es imposible detenerse para hacer grandes observaciones. Y sin dudas las Jornadas se alimentan más por el cruce saliendo o entrando de una programación, en los hoteles o en los restaurantes. De eso se trata las Jornadas de gente que hace, observa y comparte su mirada. Así fue como tres realizadores platenses, Juliana Schwindt, Paola Buontempo y Luciano Lucaioli se encontraron tras ser seleccionados para la competencia en Villa Gesell.

Las propuestas de los tres directores coinciden en ser extremadamente personales y de algún modo escapan a una lógica narrativa lineal. En ese sentido el hecho de que los tres hayan tenido en cuenta una convocatoria a la hora de delimitarlo tiene que ver con la premisa de definir desde que punto de vista se observa. Cuenta Paola que “Las instancias del vértigo partió de un proyecto de documental y terminó siendo una puesta en escena de varias situaciones reales condensadas en un pequeño relato de una trasmisión de una carrera en el Hipódromo. El registro está centrado en la apropiación de la situación pero también tenía un planteo formal que terminó definiendo qué se está contando. Las instancias… surgen a partir de una convocatoria de proyectos que organizó Festi Freak Produce para el cual había que presentar algo dentro de premisas concretas (rodaje en un día, etc). Entonces la forma de contar un travelling por el Hipódromo no es caprichoso sino que responde a la idea de crear con esas premisas”.

Tanto Juliana como Luciano presentaron los trabajos en el 29º Concurso Georges Meliès y tomaron el disparador “Piscinas” como un elemento para la composición. En Elena en el agua, de Schwindt, gracias a una exploración dentro de las variables del sonido del agua y una excelente fotografía se logra un relato sensible sobre la experiencia encerrada en el disparador. En su primera experiencia en festival Juliana cuenta que “al ver el producto terminado y enfrentarse a lo que uno teme o piensa que no funciona es toda una experiencia. En mi caso me preocupa el sonido y sin embargo me doy cuenta que está logrado. Hacer este corto estuvo muy bueno por la experiencia de trabajar con una fecha límite y plazos cortos. Tener la convocatoria presente hacía que uno siempre tuviera la atención en eso y no hacerlo en el tiempo libre”. 

En el caso de Luciano la sorpresa es mayor porque no sólo se presentó a la convocatoria sino que ganó el tercer premio en cortos con Postales, una propuesta experimental que parte de su búsqueda dentro del cine encontrado. Según Luciano: “Me interesa trabajar con el reciclaje o resignificación de archivo fílmico de otras personas. En mi familia no tengo ningún tipo de filmación ni en Súper 8 ni en VHS y en realidad el material que utilicé me cayó por casualidad. Me movilizó un plano que luego quedó en el corto de una persona apoyada en una ventana mirando a un nene en una pileta, que luego junté con otros planos. Hay algo de inconsciente en la forma que laburo, es encontrar el tema a través del montaje y la convocatoria me ayudó a poner un límite de tiempo”.

Más allá de las coincidencias cada uno tiene una mirada sobre el corto como formato lo que demuestra que el debate lejos de estar saldado está en pleno desarrollo. En ese sentido Paola entiende que en su experiencia “el corto fue el primer eslabón de un tema que me empezó a interesar, los espacios de relación social o las instituciones sobre todo en La Plata. Entonces el corto facilita la producción personal inmediata y la continuidad”. En el mismo sentido Juliana agrega que “el corto tiene que ver con la posibilidad personal del director de estar en actividad permanente. 

Un largo lleva mucho tiempo escribirlo, de trabajo, de rodaje. Uno puede producir cortos y en paralelo escribir un largo pero es el corto te permite la producción inmediata con una lógica de trabajo más acotada”. Luciano, en cambio, afirma que “la temática influye en la elección del formato. Quizás un tema que te interesa no da para un largo o diez minutos te alcanza para contar la idea que tenés. No siempre después de un corto tiene que venir un largo y no creo que tenga que ver sólo con el acceso o el presupuesto hay historias de formato breve. Hay muchos directores que se dedican a eso”.

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-135771-medios-122-La-competencia-nacional-cuenta-con-3-platenses.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario