jueves, 10 de abril de 2014

Fabio Alberti trae “Peperino Superestar”

TEATRO EN LA PLATA

En el nombre del padre 

Fabio Alberti trae “Peperino Superestar”, un espectáculo que le rinde homenaje al curita Peperino Pómoro, una de sus inolvidables criaturas artísticas 

EN SU PASO POR EL DIA, FABIO ALBERTI HABLÓ DE SUS PROYECTOS , ENTRE EL TEATRO Y LA GASTRONOMÍA

Irreverente, ácido y políticamente incorrecto, el humor de Fabio Alberti marcó a generaciones con personajes desopilantes que nacieron en los 90 de la mano de programas de culto como “De la cabeza”, “Cha cha cha” y “Todo x dos pesos”. Peperino Pómoro, una de sus máximas creaciones, es la criatura que lo trae de las narices a La Plata para presentar el sábado, a las 22 en La Nonna, un espectáculo con el que busca recordar vida y obra de este curita mártir al que el cómico definió como “sencillo, humilde y bueno pero muy boludo”.

Desintoxicado un poco de los “desprecios” de la televisión actual, Alberti disfruta de un estilo de vida auténtico que lo aleja de los aires de grandeza que una persona de su talento y creatividad fácilmente podría adoptar. Sin embargo, fiel a su postura antisistema, encabeza emprendimientos como la producción propia de una salsa de tomates, además de la atención al público en un puesto de hamburguesas en el bajo de San Isidro.

De todos modos, como un padre muy presente, no puede dejar de lado a sus hijos artísticos y después de haber girado con éxito con su primer unipersonal, “Boluda total en café con ser”, y de haber provocado carcajadas con “Políticamente incorrecto”, Alberti regresa ahora con “Peperino Superestar”, una celebración teatral probada con éxito en el porteño Chacarerean, donde una obra de León Ferrari, con una foto del por entonces Cardenal Bergoglio, da la bienvenida al público antes de entrar a la sala.

Con el pretexto de homenajear a Peperino, un personaje que nació como una sátira a los programas religiosos que cerraban las transmisiones de tevé a la medianoche, el humorista se pone en la piel de otras recordadas y queridas criaturas, muchas consideradas de culto, como el curita devoto que narra las vicisitudes del santo, o Beto Tony y su muñeco, ventrílocuo famoso por sus chistes de dudosa eficacia, quien es contratado para animar la velada. También estará presente, y en el marco de su primera gira por Argentina, el Supremo Marylan, autoridad máxima en materia de limpieza espiritual y la Madre Prolactina quien ofrecerá siempre útiles mensajes de esperanza.

“Es más fácil que un tomate sea perita que una pera tomatito” es una de las máximas más conocidas de Peperino, un sabio quien también dijo alguna vez: “El que padece calvicie no padece un osito”.

EN PRIMERA PERSONA

¿Cómo definís a Peperino Pómoro?

“Es un cura sencillo, muy humilde, bueno pero muy boludo...”

Este personaje, en sus comienzos, te trajo alguna crítica...

“En algún momento, cuando estábamos en ‘Cha Cha Cha’, hubo alguno que se quejó pero fue la única vez, es un personaje totalmente naif, inofensivo. Incluso se me han acercado seminaristas de primer año de teología para llevar a clase a Peperino. Es un personaje que no ofende, tenés que ser muy tonto para sentirte ofendido...”

¿Cuáles son tus límites para el humor?

“Yo trato de no tenerlos, uno a veces se los autoimpone pero me parece que el arte no debería tener límites... Yo no me fijo mucho en eso, quizás porque con mi forma de hacer humor tampoco me sale ofender, soy consciente y trato de no ofender a nadie. Pero si después hay alguien que se siente molesto, lo lamento, que cambie de canal....”

Trabajaste en tele, teatro, radio y cine. ¿Dónde te sentís más cómodo?

“Yo estudié teatro, me defino como un actor de teatro, disfruto mucho de ese acercamiento con la gente. Pero me gustan todos, la radio y la tele también tienen sus atractivos”.

¿Cómo ves la tele de hoy?

“Me parece que está rara, no hay muchos espacios y programas de humor, hay muy pocos. ‘Sin Codificar’ es de esos y le va bien porque la gente está siempre ávida de ver humor, es lógico que le vaya bien. Hay pocos programas con elenco, escenografía, guiones, vestuario... Pero la tevé siempre es así: hay momentos donde todo es humor, donde todo es reality o donde todo es ficción... son como casilleritos que se van llenando según el momento”.

¿Participarías de algún reality como Fabio?

Sí, de ‘MasterChef’, con mi salsa...

¿Es verdad lo de la salsa de tomate?

“Es verdad, salsa Peperino Pómoro, lista para usar, está tremenda. La idea surge hace quince años cuando yo veía en el súper la salsa de Paul Newman. Entonces, en ese momento, pensaba: ‘si Paul tiene la suya, por qué yo no puedo tener la mía’. Siempre tuve la idea y cuando hice este espectáculo, hicimos una producción fotográfica para la promoción. Mi amigo Chino Zavalía me sacó las fotos con un marco de peras y tomates (por la máxima de Peperino más conocida) y esas peras y tomates eran reales, armé yo todo el marco. Y después de la sesión, descolgué todo y me llevé los tomates porque había gastado mis buenos mangos. Y en mi casa dije ´no los voy a tirar´. Ahí retomé la idea y me puse a hacer una salsa pensando en que en algún momento iba a conseguir alguien que apoye mi proyecto. Y ahora lo conseguí: me los producen en Mendoza, esta semana me mandaron los primeros frascos, así que muy pronto los tendrán en La Plata. Se la di a Dolly Yrigoyen para que me la pruebe y me de el ok final y me dijo que estaba perfecta...”

¿Y qué dicen tus hijos?

“Mis hijos cuando veían que yo estaba pegando las etiquetitas de la salsa de tomate me miraban raro, cómo diciendo ‘¿Y este salame qué hace?’ y yo les contesté: ‘¡Están asistiendo al nacimiento de un imperio!’”.

También tenés un puesto de hamburguesas...

“Toda mi vida quise hacerlo, me divierte, es una especie de performance. Abro todos los sábados (menos éste que voy a estar en La Plata) en el bajo de San Isidro, es un food
truck que está en un terreno porque en la calle la Policía no me deja ponerlo. Yo lo atiendo, recibo a la gente, charlo con ellos, es un acercamiento que disfruto muchísimo. La gente viene de todos lados, hacemos las hamburguesas caseras y el pan... A mí me encanta y a la gente le encanta comer: Si le decís vení al teatro por ahí te dicen que sí pero no van nunca, pero si les decís vení a comer una hamburguesa, ¡no sabés como van!”.

Además del teatro y estos emprendimientos, ¿en qué otros proyectos estás involucrado?

“Sigo en Fox Life con Narda Lepes y Mariano Peluffo con Coty Nosiglia (otra de sus grandes creaciones). Coty interactúa con los invitados, la verdad lo paso bárbaro y como muy rico... Además, según me dijo Pergolini, está la idea de un programa propio en Vórterix. La idea es hacer ‘El Puesto de Fabio’ en la radio, los domingos al mediodía”.

María Virginia Bruno

No hay comentarios.:

Publicar un comentario