domingo, 2 de diciembre de 2001

“Siempre es un desafío cantar en La Plata”

PAULA ALMERARES ESTARA HOY EN EL ARGENTINO

En su vuelta a nuestra ciudad estará acompañada por Darío Volonté y la Orquesta Estable. Antes de su presentación habló de su carrera y el rol del arte en la actualidad

Por Mario Abel Alomar
de la redacción de Hoy

Con una brillante carrera internacional que le ha permitido trascender desde su ciudad natal, la soprano platense Paula Almerares regresa a su ciudad de origen para mostrar hoy a partir de las 17.30 todas sus condiciones en la Sala Lírica del Teatro Argentino (51 e/9 y 10).

Se presentará en el marco de un concierto lírico junto al tenor Darío Volonté y estarán acompañados por la Orquesta Estable del Teatro Argentino, dirigida en esta oportunidad por Mario De Rosé. Estos dos jóvenes y talentosos cantantes argentinos interpretarán arias y dúos de óperas de Verdi, Donizetti, Giordano, Massenet, Ponchielli, Puccini y Gounod, entre otros.

Antes de esta presentación visitó nuestro medio y habló de su carrera, el rol del arte en estos tiempos caóticos y nos contó la importancia que tiene el Argentino en la escena internacional.

-¿Hacia qué lugares te ha llevado tu carrera en estos dos años sin presentarte aquí?

-Estuve por toda Europa, en el Metropolitan de Nueva York y también hice grabaciones de opera para la RAI Internacional. La verdad que estoy muy agradecida.

-¿Dónde estás radicada?

-Actualmente estoy establecida en Verona, ya hace cinco años que me fui. El gran problema es la distancia que complica todo, por eso junto a mi marido tomamos la decisión de irnos. Yo siempre digo que vivo en Verona pero mi verdadera casa está en La Plata. Por eso tengo un entusiasmo muy grande ante esta presentación. Siempre es un desafío cantar en La Plata.

-Tu última presentación en nuestra ciudad fue en la reinauguración del Teatro Argentino. ¿Qué repercusión ha tenido internacionalmente este hecho?

-En las revistas de ópera internacional es figura el Argentino, lo cual le da una gran relevancia. Esta sala está al nivel de las mejores del mundo y eso es un gran logro. Tambien es muy interesante que La Plata haya podido llegar a esos niveles. No lo digo por los cantantes extranjeros, porque considero que tener un teatro de nivel no significa que teniéndolos accedas a una mayor jerarquía. En ese sentido soy muy nacionalista y creo que esa es la forma con la cual el país puede ir adelante.

-¿Cuáles son tus próximas presentaciones?

-Voy a cantar en el Metropolitan de Nueva York El Barbero de Sevilla y eso para mí es un gran logro porque no es nada fácil. Hay muchos artistas, muchas sopranos y haber llegado allí es muy halagador. Estuve cuatro años trabajando para conseguirlo.

-¿Se ha alterado tu agenda de trabajo por el clima bélico que afecta al mundo?

-Me ha afectado. Ahora me toca ir al centro, donde comenzó todo, a Nueva York. Es algo que estoy pensado bastante porque no dejo de tener temor. Si pienso sólo en el trabajo voy para adelante, pero si pienso en el entorno de la guerra me veo superada y me afecta psicológicamente.

-¿Cómo encontraste a los argentinos en este viaje?

-La gente está muy deprimida y lo digo sin aislame porque, a pesar de estar en Verona, yo soy de acá. La gente quiere salir adelante. La gente denuncia y se hace escuchar, se hace ver. No todo es culpa nuestra. Hay una gran parte, un sector de poder, que no escucha o no le interesa.

-¿Cuál es el aporte que puede hacer la música clásica en momentos tan difíciles?

-Creo que puede animar a la gente, un concierto puede ayudar. Pero desde el plano económico, si bien se trata de poner precios accesibles, la gente se cuida mucho. Nosotros trabajaremos para confortarlos. El que pueda venir que venga. Si no, los perdonamos igual. Es un momento complicado.

-¿Sentís que ahora la gente tiene mas acceso a este género?

-Creo que cuanto mayor repercusión se le dé, mayores serán las posibilidades de la gente para elegir. Prendo la televisión y puedo ver cumbias, rock y me parece potable pero también tiene que pasar música clásica. Es válido que existan opciones. En el caso del género lírico pertenece a una elite porque permaneció oculto. No creo que por el hecho de que a una persona le guste la música clásica, sea educada. Al mostrar un abanico de posibilidades es allí donde se educa y no desde la imposición autoritaria.

-¿Qué aporte hicieron los tres tenores (Pavarotti-Carreras-Domingo) en este tema?

-Significó que la gente se puede subir a un árbol y también puede disfrutarlo, significó popularizarlo. También están las criticas, si canto o no al aire libre, si es lógico o no, pero eso ya pertenece al gran conocimiento. No estoy en desacuerdo con estas presentaciones. Yo hice dos conciertos de este tipo: uno fue la reapertura del Teatro Avenida y el otro en el Centenario de Montevideo y el contacto con la gente fue impresionante.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2001/12/02/pdf/22.pdf

No hay comentarios.:

Publicar un comentario