lunes, 27 de abril de 2009

La Estación Meridiano V, y un festejo multitudinario

Coloridos eventos en la celebración de sus 99 años

27-04-2009 / La Estación Meridiano V, donde en la actualidad funciona un centro cultural, conmemoró ayer con distintos espectáculos, presenciados por una verdadera multitud, los 99 años desde su inauguración como "Estación Provincial y el ferrocarril La Plata al Meridiano V".

Los festejos se iniciaron a partir de las 16 con una muestra fotográfica y el espectáculo de teatro comunitario, a cargo del grupo Los Ocupas del Anden, quienes presentaron la obra "Historias anchas de trocha angosta".

Posteriormente se presentaron, para el deleite de grandes y chicos, el conjunto Séptimo, quienes realizaron el espectáculo de acrobacia aérea que denominaron "Tren a cuerda".

Los aplausos de los presentes dieron lugar al bullicio artístico provocado por la murga Fulana de tal, que hizo bailar a todo el barrio al mejor estilo uruguayo.

El cierre estuvo a cargo de la música folclórica, con la presentación de la cantante Verónica Condomi.

UN POCO DE HISTORIA. La Estación Meridiano V nació a partir del proyecto de red ferroviaria concebido por la Provincia, que en el año 914 habilitó la última sección, que unía el puerto con Mira Pampa, en el límite bonaerense.

Luego de sentir con fuerza la caída de la actividad ferroviaria en la década de '60, la dictadura militar le dio el toque fatal sacándola de la actividad en forma definitiva a fines de la '70.

Recién en 1998 comenzó a gestarse el proceso de transformación, de todo el barrio, cuando los vecinos comenzaron a organizarse. El primer grito que se escuchó fue que volviera a pasar el ferrocarril, pero ante la imposibilidad de concretar este sueño surgió la idea de transformar la estación en un centro cultural.

La iniciativa fue de un grupo de vecinos de la Asociación Vecinal Estación Provincial, a quienes pronto se sumó un grupo de jóvenes que provocaron el segundo quiebre.

Fermín Mendizabal tenía 24 años cuando llegó de Mar del Plata, y vio en la vieja estación un lugar para el arte, que cambiara la manera en que se concebían las cosas. Junto con un grupo de amigos, profundizó la transformación del lugar. Se comenzaron a dictar talleres, la feria tomó cuerpo, y poco después se hizo realidad la estación como ámbito nocturno, con diversos espectáculos, lo que los habitués llaman tertulias bizarras.

Finalmente, el año pasado la Municipalidad les concedió la tenencia del predio.

Fuente: http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=38442

No hay comentarios.:

Publicar un comentario