martes, 22 de noviembre de 2011

Arte al servicio de la integración

En la sala Armando Discépolo

Diagonales / 22.11.2011 | Hoy se estrenan las obras de los talleres especiales del Instituto Cultural

“Señorita Dignataria”, “La boda de un muchacho” y “Los dueños del miedo”, hoy a escena a las 18

Romina actuó de androide el año pasado, en lo que fue su debut actoral, y ahora lee todos los días el libreto para hacer de “la secretaria” en la obra “La señora dignataria”. Está nerviosa como todo actor que debe entrar a escena, pero ansiosa para que lleguen las 18 de hoy y ponerse la pollera y la camisa blanca y ocupar su lugar en el escenario de Sala Armando Discépolo, donde se hará el cierre de los talleres 2011 del programa Integración por el Arte.

Además de la obra que tiene a Romina como actriz se presentarán “La boda de un muchacho”, “Los dueños del miedo” y “Mimo y Pantomima”, en las que una parte del elenco está conformado por personas con capacidades diferentes.

“Desde que mi hija empezó con el taller de teatro creció como persona y salió del estado de introversión en el que estaba. A las pocas clases ya se notaban los cambios y cuando la llevé al psiquiatra y la vio no lo podía creer: ‘¿qué hiciste con esta nena?’, me decía sorprendido porque se encontró con otro ser”, cuenta, emocionada, Silvia Franco, la mamá de Romina.

para todos. Desde 1999, el área de Integración por el Arte del Instituto Cultural lleva adelante programas que utilizan varias disciplinas artísticas como estrategia para integrar a personas con capacidades físicas o mentales diferentes.

“Son sorprendentes los resultados que pueden alcanzarse en el camino de la integración a través del arte”, destaca Gustavo Manzi, director del programa, quien trabaja junto a 34 hombres y mujeres en un programa por el que pasan más de 600 personas al año.

“Tenemos claro que ese es el mejor modo de integrarlos. A la vez, es una oportunidad para que desarrollen sus intereses, aptitudes y talentos naturales”, destaca Manzi.

A juicio del director, participar de uno de estos talleres mejora a las dos partes: a las personas con capacidades diferentes y a los “convencionales”. “En mi caso –cuenta Manzi–, cuando empecé a trabajar con estos chicos, hace 18 años, la cabeza me hizo un click, fue un cambio profundo en mi personalidad”.

Con el programa Integración por el Arte, el Instituto Cultural puso en marcha una temporada teatral integrada que recorre con sus espectáculos distintas ciudades y pueblos de la Provincia. Además del taller de teatro en el Argentino se dictan otros de Danza Integrada, Danza Terapia, Musicoterapia, Murga, Percusión, Pintura, Escultura y Magia. El Instituto ya llevó el programa a Balcarce Mar del Plata, Pehuajó, Trenque Lauquen, Alberti, Pilar, Campana, Tres Arroyos, entre otras ciudades del interior.

Silvia, la mamá de Romina, no se cansa de agradecerle a los profesores que contuvieron a su hija. “Espero que se sigan apoyando este tipo de iniciativas más allá del tiempo y los colores políticos, porque son fundamentales para personas como mi hija”.

Aquel que se acerque a ver la obra verá no sólo el trabajo de todo un año, sino también una manera de distinta de convivir y compartir el arte, como manera de inclusión.

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-167611-Arte-al-servicio-de-la-integracion.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario