domingo, 23 de mayo de 2004

Carolina Peleritti: Una obra de arte

Domingo, 23 de mayo de 2004 |

Audaz y provocadora, en La señorita de Tacna, obra recientemente estrenada, la ex modelo se luce con un desnudo descomunal. Paso a paso, la escena más jugada del teatro nacional de nuestros días.

Por Cora Debarbieri Fotos: Carlos González y Archivo Atlántida


Diez y cuarto de la noche. Teatro Maipo. Ultimas escenas de la obra La señorita de Tacna. La sala está a media luz. Carlota, personaje que interpreta Carolina Peleritti (33), ingresa nuevamente a escena. Esta vez, con el pelo suelto sobre sus hombros, sin chal y con gran parte del vestuario a medio abrochar. Se para detrás del abuelo Pedro (Julio López), mientras éste comienza un monólogo en donde confiesa haberle sido infiel a una mujer. Mientras tanto, ella, deja caer el vestido, se acuesta boca arriba sobre una mesa cubierta con un mantel color manteca que llega hasta el piso y, sí, ya totalmente desnuda, comienza a recorrer su cuerpo con las manos. Gira hacia el público. Vuelve a tocar su cuerpo, se acaricia e insinúa... Con una gran angustia en su voz, Pedro finaliza su monólogo. Carlota baja de la mesa, se vuelve a parar detrás de él, recoge su vestido y, muy lentamente, se retira del escenario.

UNA CHICA QUE VA AL FRENTE. Desde que Peleritti bajó de las pasarelas y se alejó por completo del mundo de la moda, se dedicó de lleno a la actuación. Comenzó a tomar clases de teatro y, de a poco, fue haciendo carrera en televisión y más tarde en teatro. ¿Quién puede olvidar los audaces personajes y escenas que interpretó en Tiempo Final y 099-Central? En el unitario de los hermanos Borenzstein, la actriz participó de varias escenas de sexo y desnudez junto a Pablo Echarri. En cambio, en la tira de Pol-ka interpretó a Marisa, una lesbiana que seducía al personaje de María Eugenia Tobal, donde también hubo besos y escenas fuertes al por mayor. Carolina, sin dudas, no le tiene miedo a nada. Es más, se destaca por su profesionalismo y valentía a la hora de componer a sus personajes. "Desde siempre quise ser actriz. Cuando se lo dije a mis padres, no me creían. Si los vieras ahora, ¡están tan orgullosos! Sabía que mi carrera de modelo no sería eterna, y por eso entré en crisis personal. Quería actuar y me bajé de la pasarela para eso. Ahora se ven los resultados. ¿Si extraño el mundo fashion? No, para nada", comentó Carolina.

HISTORIA DE UNA OBRA. En su tercera temporada, siempre protagonizada por la brillante Norma Aleandro, la historia de Mario Vargas Llosa sigue siendo aplaudida de pie por el público. En el '81 fue Camila Perissé quien interpretó a Carlota. Por ese tiempo, la actriz tenía 27, lucía una figura infartante (95-63-95) y estaba de novia con Alejandro Borenzstein, el hijo del reconocido capocómico Tato Bores. Luego, por problemas contractuales, tuvo que abandonar el elenco, y dos años más tarde, Katja Alemann se hizo cargo del personaje. A los 24, la hermana del ex titular del Palacio de Hacienda mostraba sus increíbles curvas (94-65-97) arriba del escenario y declaraba: "El desnudo es algo natural en mí. Me gusta estar desnuda".


De Mario Vargas Llosa 
Intérpretes: Norma Aleandro, Marzenka Nowak, Ernesto Claudio, Iván Espeche, Beatriz Spelzini, Julio López, Carolina Peleritti, Marcos Montes y Carlos Portaluppi.
Escenografía: Jorge Sarudiansky.
Vestuario: María Julia Bertotto.
Iluminación: Roberto Traferri.
Dirección: Oscar Ferrigno (sobre una puesta original de Emilio Alfaro).
Producción artística: Lino Patalano.
Lugar: Teatro Maipo, Esmeralda y Av. Corrientes. Funciones: miércoles a viernes a las 20.30; sábado 19.30 y 22.00, y domingo a las 19.30.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario