jueves, 25 de julio de 2013

Iñaki vuelve con su “Cascanueces”

Jueves | 25.07.2013 Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos

BALLET EN EL TEATRO ARGENTINO

El destacado bailarín regresa a La Plata en su rol de coreógrafo 

“EL CASCANUECES” SE VERÁ DESDE HOY Y HASTA EL DOMINGO A LAS 17 EN EL ESCENARIO DE LA SALA ALBERTO GINASTERA DEL ARGENTINO

Iñaki Urlezaga regresa a su Ciudad pero este vez no como bailarín sino como coreógrafo, una faceta cada vez más importante en su carrera, en la que logra dar cauce a su creatividad y su basta experiencia como artista.

En plenas vacaciones de invierno, llega con su propia versión de “El Cascanueces”, el clásico de Piotr I. Tchaikovsky, junto al Ballet y la Orquesta del Teatro Argentino, con dirección de Mario Silva y Diego Censabella, respectivamente, en el escenario principal del primer coliseo bonaerense.

“Es la única coreografía que monté en el Teatro Argentino, y ya hace algunos años, en el 2009. La verdad es que en esta oportunidad encontré todo muy revuelto en el teatro, por conflictos que no conozco en detalle, pero ciertamente hizo muy complejo el trabajo en la puesta. Debo aclarar que el Ballet Estable siempre trabajo durante estas siete semanas, pero las condiciones no siempre fueron las ideales”, confiesa, sin eludir la realidad que atraviesa el teatro en torno a una serie de reclamos gremiales.

En cuanto a la puesta que se verá desde hoy a las 17, Urlezaga asegura que la obra no varió respecto a la que montó en 2009. “Es la misma puesta, pero el hecho de que tres de los cuatro protagonistas sean nuevos en los roles protagónicos nos brinda una nueva mirada a la obra. Trabajar con gente nueva siempre es algo inspirador porque abre posibilidades diferentes por las características de cada artista”, asegura.

En cuanto a su versión de “El Cascanueces”, el bailarín subraya: “Tanto en 2009 como ahora, aquí en el Argentino, sólo me he dedicado a la puesta de la obra y no bailo. Estar detrás de la escena, a veces, es mejor porque te permite gozar de una mayor objetividad. Muchas veces yo bailo las obras que realizo, porque lo hago con mi compañía, en la que soy el bailarín principal, pero ser invitado por el Argentino me permitió trabajar con los bailarines de la casa y recorrer otro proceso creativo. Esta situación me da la posibilidad de ver la obra con mayor objetividad a la hora de decidir cambios o ajustes”.

SUTILES RETOQUES

Tras la puesta de 2009, Urlezaga se dio el gusto de bailar su propia coreografía, aunque fuera del Argentino. “Ahí padecí en carne propia todas las cosas que les exigía a los bailarines en la primera puesta”, asegura entre risas, y agrega: “Ahí también pude pulir algunos aspectos de la puesta y eso es lo que va a ver el público en esta oportunidad”.

En cuanto a su desafío como coreógrafo, el artista señala con claridad: “Mi propuesta coreográfica intenta ser moderna. Si bien uso la técnica tradicional, no lo hago al modo en que se hacía cien o doscientos años atrás. Antes el ballet era una apoyatura o un decorado para los protagonistas, y en mis puestas propongo todo lo contrario. Acá el protagonista es la compañía. Eso es fundamental para mí, cada uno tiene un sentido en la obra, lo que la hace más compleja pero, al menos para mí, también más interesante y más exigente desde lo artístico”.

El reparto que se presentará hasta el domingo en el Argentino estará encabezado por Julieta Paul (25 y 26) y Agustina Verde (27 y 28) como Clara, y Bautista Parada (25 y 26) y Miguel Ángel Klug (27 y 28) como el Príncipe Cascanueces.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario