martes, 26 de agosto de 2014

Un vodevil muy shakesperiano

“LA COMEDIA DE LOS HERRORES”


“La Comedia de los Herrores”, versión libre de “La Comedia de las Equivocaciones”, de William Shakespeare. Libro: Emiliano Dionisi. Elenco: Mariano Mazzei, María Rosa Frega, Santiago Culacciati, Julia Gárriz, Hilario Vidal, Diego Aroza y Oscar Ferreira. Vestuario y escenografía: Marisol Castañeda. Diseño lumínico: Equipo de Luminotécnica y efectos especiales. Música original: Gustavo García Mendi. Supervisor artístico: Sebastián Ezcurra. Imagen: Ricardo Baldón y Martín Pirrone. Asistencia de dirección del video: Agustín Araujo y Agustín Dalponte. Cámara: Mariano Attolini. Gaffer: Lucas Guardincerri. Diseño de escenarios: Sabrina Prieto. Producción general: Perro Viejo & Lúdica visual. Animación y posproducción: Agustín Araujo y Javier Pistani. Actores en video: Sebastián Ezcurra, Johanna Bernay, Mariela Ponsetti. Dirección del video: Javier Pistani.Asistencia de dirección: Carolina Otero. Dirección general: Emiliano Dionisi. Sala Armando Discépolo de la Comedia de la Provincia de Buenos Aires, calle 12 entre 62 y 63, domingos de agosto y septiembre, a las 16.

Por Irene Bianchi

En “La Comedia de las Equivocaciones” (“The Comedy of Errors”), la obra más corta que escribió William Shakespeare, entre 1591 y 1592, inspirándose en los “Menaechmi” de Plauto, dos pares de gemelos (Antífolo de Efeso, Antífolo de Siracusa, Dromio de Efeso y Dromio de Siracusa), son separados al nacer. Ya adultos, reencuentran a sus respectivos hermanos en Efeso, no sin antes protagonizar un sinfín de malentendidos y equívocos, cual moderno vodevil de abrir y cerrar puertas.

Muy a menudo dirigida al público infantil, esta comedia fue adaptada libremente por Emiliano Dionisi, que logró una versión que indudablemente seduce a chicos y a grandes por igual. Por otra parte, su puesta en escena es un derroche de imaginación. Dionisi combina cine, teatro y comedia musical, imprimiéndole un ritmo vertiginoso a la pieza, de modo que el interés se mantiene de principio a fin.

Para ello cuenta con un elenco de actores y actrices sumamente talentosos, que cantan y bailan, además de componer graciosas criaturas., desdoblándose en el intento. Todos se lucen por igual, y hacen gala de su histrionismo y versatilidad.

Los personajes entran y salen de la pantalla (a la manera de “La Rosa Púrpura del Cairo”), coordinando a la perfección sus apariciones en ambos planos, tarea que parece fácil, pero no lo es. Simpático guiño al cine mudo y al humor “slapstick” tan característico de comediantes como “Los Tres Chiflados”, “El Gordo y el Flaco”, rico en tortazos, porrazos y bufonadas. Graciosísima la sonorización de dichos coscorrones, a cargo del “ensamble” musical y sus efectos especiales.

Muy atractivo y original el vestuario de Marisol Castañeda, en gris, blanco y negro, con una onda Courrèges,

Los actores le dan la bienvenida al público ya en la vereda, a puro ritmo, anticipando una deliciosa propuesta, que merece ser vista por todos los amantes del buen teatro, grandes y pequeños, y por todos los estudiantes de teatro de la ciudad.

El Gran Bardo de Avon se sentiría muy complacido de ver esta divertida e ingeniosa versión de su “Comedy of Errors”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario