miércoles, 30 de diciembre de 1987

Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota - Cemento (1987)


Subido a Youtube por alejo10nr

Lista de temas:

1) Divina tv fhürer
2) Roto y mal parado
3) Ella debe estar tan linda
4) Noticas de ayer
5) Aquella solitaria vaca cubana
6) Jijiji
7) Monologo Enrique Symns
8) Masacre en el puticlub
9) Vamos las bandas
10) Vencedores vencidos
11) Ya nadie va a escuchar tu remera
12) Un tal brigitte bardot
13) La bestia pop
14) Ñam fri frufi fali fru
15) Unos pocos peligros sensatos
16) La parabellum del buen psicopata
17) Todo preso es politico
18) Todo un palo

La banda se origino en la ciudad de La Plata en 1976. Descendiente directa de La Cofradía de la Flor Solar, en un principio no tenía ni nombre ni integrantes fijos, sino que alrededor de quince músicos se alternaban en los instrumentos. Los tres pilares fundamentales para la gestación de la misma serían el Indio Solari (voz), Skay Beilinson (guitarra) y Carmen Castro La Negra Poly (mánager y alma mater), además de contar con la presencia de Ricardo Cohen, “Rocambole” como director artístico de la agrupación.

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=_KyAPEVGspM&feature=channel

Virus - Imagenes Paganas ( Badia & Cia 1987)


DVD
Virus
Badia & Cia 1987

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=EZdKXUa4j3g&feature=related

martes, 29 de diciembre de 1987

Charly García En vivo Uruguay



Subido a youtube por nits05

Hola Charlymaníacos! Les dejo completito y en un solo video esta delicia de recital, con un García 100% García
Palacio Peñarol
Montevideo, Uruguay (1987)
Banda: Fernando Lupano en bajo, Fernado Samalea en batería, Fabian Vön Quintiero en teclados, Alfie Martins teclados, Carlos García López en guitarra, Fabiana Cantilo y G. Aisenson en coros.


Lista de temas:
1. Adela en el Carrousel
2. Yendo de la cama al living
3. Promesas sobre el bidet
4. Bancate ese defecto
5. Cerca de la revolución
6. Ella adivino
7. El karma de vivir al sur
8. Los mareados (fragmento)
9. Estación
10. Nos siguen pegando abajo
11. No voy en tren
12. No me dejan salir
13. No llores por mi Argentina
14. Hablando a tu corazón

http://www.elblogdenits.blogspot.com
http://www.elblogdenits.com.ar
Si querés bajar el video pasá por acá
http://elblogdenits.blogspot.com/search/label/Musica

Fuente:  http://www.youtube.com/watch?v=gqLSD7O6Ngg

viernes, 20 de noviembre de 1987

Virus - Tomo Lo Que Encuentro (Obras 20.11.1987)


DVD
Virus
Estadio Obras 20.11.1987

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=wBBtcwCjuUY

martes, 20 de octubre de 1987

Murió Mecha Ortiz, una gloria mayor del teatro y el cine argentino

María Mercedes Varela Nimo Domínguez Castro, más conocida como Mecha Ortiz (Buenos Aires, 24 de septiembre de 1900 - 20 de octubre de 1987), fue una actriz argentina. 

Fue una de las figuras más relevantes de la época de oro del cine argentino, como también del teatro y luego de la televisión. Fue consagrada en las décadas de 1940 y 1950 e incluso fue considerada la Greta Garbo argentina. Encarnó en teatro a heroínas como Safo y Fedora, así como también a Blanche DuBois y Juana Sajanasian.

Inició su carrera junto a Enrique de Rosas y luego trabajó con Florencio Parravicini. Debutó en el teatro en 1929. Tuvo su consagración teatral en la temporada de 1938 con Mujeres, de Claire Booth, en el Teatro Smart.

En 1936 filma su primera película en el rol de la Rubia Mireya, junto a Florencio Parravicini, Irma Córdoba y Santiago Arrieta, en el clásico Los muchachos de antes no usaban gomina dirigida por Manuel Romero. Años después Mecha Ortiz reencarnó este personaje en el filme La Rubia Mireya (1948) con Fernando Lamas también dirigido por Manuel Romero.

En 1938 protagonizó junto a Niní Marshall y Tito Lusiardo Mujeres que trabajan, Con las alas rotas dirigida por Orestes Caviglia y Maestro Levita con Pepe Arias.

Participó en 35 películas, destacándose en Margarita, Armando y su padre con Florencio Parravicini y Joven, viuda y estanciera. En 1943 Lumiton produjo, con dirección de Carlos Hugo Christensen, Safo, historia de una pasión adaptada de Alphonse Daudet con Roberto Escalada, con quien filmó El canto del cisne, del mismo director, por las que obtuvo el premio Cóndor de Plata a la Mejor Actriz.

Protagonizó filmes como Una mujer sin importancia con Santiago Gómez Cou, El precio de una vida (versión libre de Fedora de Sardou), Camino del infierno de Luis Saslavsky con Pedro López Lagar, Amelia Bence y Elsa O'Connor, Las tres ratas junto a Amelia Bence y María Duval, Madame Bovary, Cartas de amor, Pájaros de cristal, Mi vida por la tuya con Emma Gramatica, Deshonra de Daniel Tinayre con Fanny Navarro, El mal amor, La sombra de Safo, Bendita seas y Las Furias con Elsa Daniel, Aída Luz, Alba Mujica, Olga Zubarry, además como invitada en películas como Deshonra, con Tita Merello, El Abuelo con Enrique Muiño, Mi novia es un fantasma con Mirtha Legrand y Bajo un mismo rostro de Daniel Tinayre con Mirtha y Silvia Legrand entre otras. En 1966 actuó en Las locas del conventillo de Fernando Ayala junto a Analía Gadé, Alberto de Mendoza y Olinda Bozán.

Su regreso a la pantalla se produjo una década después en 1976 junto a otros grandes, como Arturo García Buhr, Mario Soffici, Bárbara Mujica y Narciso Ibáñez Menta en Los muchachos de antes no usaban arsénico y en dos películas de Leopoldo Torre Nilsson como Boquitas pintadas y Piedra libre, su última intervención cinematográfica junto a Marilina Ross y Luisina Brando.

En el escenario teatral se destacó en obras de Sam Benelli, Tennessee Williams, Sir James Barrie, Marcel Achard, Terence Rattigan y Jean Anouilh, o como La señora Ana luce sus medallas (título argentino de La visita de la vieja dama de Friedrich Dürrenmatt), Un tranvía llamado Deseo (1952), una versión de Raymond Rouleau de Anna Karenina, La cama, La esposa constante, Así es la vida, El caballo desmayado de Françoise Sagan con el joven Miguel Ángel Solá y en una actuación especial en El proceso de Mary Duggan dirigida por Tinayre junto a viejas glorias del cine argentino. En la década del 70 fue convocada por Eduardo Bergara Leumann para Setenta pecados siete y parodiándose a sí misma en 100 jóvenes años junto a Jorge Luz, Tania y Gloria Montes.

También incursionó en la televisión desde fines de la década de 1950 en ciclos como Estrellita, esa pobre campesina, Rolando Rivas, taxista, Invitación a Jamaica, Aventura 77, Navidad en el año 2000 y recordándosela en El organito de los hermanos Discépolo. Publicó sus memorias con el título de Mecha Ortiz por Mecha Ortiz. Falleció a los 87 años el 20 de octubre de 1987 en Buenos Aires de una hemiplegia.

Estuvo casada con Julián Ortiz, un productor agropecuario argentino con quien tuvo un hijo, Julián que fue traductor y guionista. Su hermano José fue director de teatro y su hermana, Amanda Varela también fue actriz. Pariente del presidente argentino Roberto Ortiz.

Filmografía

Piedra libre (1976)
Los muchachos de antes no usaban arsénico (1976)
La casa de las sombras (no estrenada comercialmente - 1976)
Boquitas pintadas (1974)
Las locas del conventillo (María y la otra) (1966)
Bajo un mismo rostro (1962)
Las furias (1960)
La sombra de Safo (1957)
Bendita seas (1956)
El mal amor (1955)
Pájaros de cristal (1955)
El Abuelo (1954)
Deshonra (1952)
Mi vida por la tuya (1951)
Cartas de amor (1951)
La Rubia Mireya (1948)
María de los Ángeles (1948)
El precio de una vida (1947)
Vacaciones (1947)
Madame Bovary (1947)
Las tres ratas (1946)
Camino del infierno (1945)
El canto del cisne (1945)
Una mujer sin importancia (1945)
Mi novia es un fantasma (1944)
Safo, historia de una pasión (1943)
El gran secreto (1942)
Vidas marcadas (1942)
Último refugio (1941)
Joven, viuda y estanciera (1941)
Margarita, Armando y su padre (1939)
Mujeres que trabajan (1938)
Con las alas rotas (1938)
Maestro Levita (1938)
Melgarejo (1937)
Los muchachos de antes no usaban gomina (1936)

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Mecha_Ortiz

lunes, 12 de octubre de 1987

Cuando la locura se expone con talento

Foto año 2007

La obra de Nicolas Gogol, "Diario de un loco" ha servido en distintas oportunidades para confirmar las cualidades de un actor. Siempre el material se mantuvo tan intacto como el autor lo había construido y más aún, casi nunca se lo quebró para acercarlo a las necesidades de la época.

En nuestra ciudad el Grupo Rataplán acaba de estrenar una versión libre de esa obra con el nombre "Del Mar Caspio". Es este un trabajo que precisamente quiebra el material original y lo transforma en un espectáculo integral, en el que no solo el actor se convertirá en una figura fundamental; sino que además el espacio adquirirá dimensiones realmente trascendentes, de acuerdo a una puesta que no descuida el más mínimo detalle y aporta continuamente un sin número de signos que amplían la calidad de la versión.

Las rupturas del texto original hacen además que el protagonista busque diversos recursos en su relato. No faltará el distanciamiento (bien entendido), ni tampoco un juego de historieta que servirá para pronunciar algunos rasgos del desarrollo argumental.

"Del Mar Caspio" encuentra en Armando Di Cocco a un intérprete seguro. El actor recrea su personaje con habilidad. Utiliza todos los recursos expresivos a su alcance y hace del espectador un testigo obligado que no puede desentenderse de su historia.

Di Cocco proyecta una energía tan fuerte por momentos que modifica con su sola presencia al público. Su personaje es tan odiado como a la vez querido por quienes están siguiendo las alternativas de sus desventuras.

Además, el magnífico esquema espacial creado a partir de las modificaciones que proporciona el elástico que lo rodea, hace que no solo ese protagonista se vea modificado según la situación que corresponda; sino que también el espectador irá movilizándose con ese movimiento.

Es indudable que la dirección de Edgardo Molina es de una notable precisión. Cada actitud, cada desplazamiento del actor, cada sensación con la que trabaja ha sido investigada a fondo. Los resultados aparecen con claridad en esta manifestación teatral, de muy buena calidad, que se ofrece en "El Sótano".

Carlos Pacheco (Año 1987)

miércoles, 12 de agosto de 1987

Del Mar Caspio, de la voluntad de ser

Esto de pretender comunicarse es un oficio ingrato. No aspiro a presentarme como víctima de un esfuerzo solitario. El dificultoso andar de esta comunidad de límites dudosos que llamamos país obliga a una inmensa mayoría a aceptar condiciones que no son las más agradables.

Pero con una imagen general fantasiosa del periodista, deberá saberse que, por curiosa contradicción, es éste un hombre o una mujer que contra su voluntad o no, en muchos sentidos se aisla, por las horas que le insume su tarea, por la absorción a la que ésta lo somete.

De manera que para un periodista platense, mucho más si lo es por una adopción que apenas lleva dos años, el teatro El Sótano puede ser un lugar recién descubierto.

Y es seguro que no son pocos los platenses de toda la vida que no han invertido una noche en tomar contacto con ese rincón que a un tiempo exhibe precariedad y osadía.

Armando Di Cocco, viernes y sábados a las 21.30, arriesga todo allí al llevar a escena "Del Mar Caspio", versión libre del Diario de un Loco que dirige Edgardo Molina, con la escenografía de Jorge Pérez.

El cronista -al que algún lector en extremo fiel podrá recordar como comentarista político- no se siente habilitado para incursionar en la consideración técnico teatral, pero con su intensión de comunicarse, sí se siente obligado a hacer saber sobre aconteceres humanos como la perseverancia, la búsqueda de la expresión en condiciones verdaderamente poco aptas, el amor
por la vida que se puede palpar en un actor que abraza una pieza complicadísima en el lugar tal vez menos apropiado.

El platense que no conozca El Sótano no podrá tener una imagen cabal de la singular voluntad a la que tiene que echar mano un actor y un director para exponer su arte en ese ámbito. Tiene que verlo por sí mismo.

Como aproximación, puede tener en cuenta por ejemplo que simplemente no hay escenario que el público está a apenas unos centímetros del actor, quien en función de segundos vuela incansablemente de un personaje a otro, diferentes y hasta contrapuestos entre sí. Y es ese mismo actor que capitalizando la maravillosa imaginación del escenógrafo cambia el ámbito con el simple movimiento de unas cintas elásticas y encendiendo y apagando luces, el mismo.

Entonces el comentarista político no puede hablar en el plano técnico teatral, pero sale sí con la convicción absoluta de que muchos, o todos si es posible, deben saberlo, deber informarse de esa casi increíble voluntad de crear y hacer.

Porque son estos los hechos humanos que, cualitativamente, ratifican condiciones reservas o instintos, componentes de una condición de ser frente a los cuales ninguna crisis o ningún afiebrado mandamás , ningún pasado de silencio puesto a la fuerza de muerte y que aún prolongue su halo siniestro, puede tener esperanzas de una victoria definitiva.

Si alguien cree lo contrario, si alguien no puede darse cuenta que hechos como éste demuestran que llegará el día en que estaremos totalmente vivos, totalmente libres, cuenta con la posibilidad de verficarlo entre otra decena de verdades, se lo dirá cada gota de sudor de Di Cocco que tendrá casi al alcance de su mano.

La Razón de La Plata (12 de agosto de 1987)

sábado, 14 de febrero de 1987

La Plata: títeres y muñecos

Sábado 14 de febrero de 1987

Raúl Andrioli, actor, titiritero, con tres libros de poesías publicados, fundó en la ciudad de La Plata un teatro de muñecos al que bautizó "El correcaminos". Deslumbrado por la resonancia imaginaria que despierta en los niños "el títere"; dice "qué son las cosas sino objetos a animar, y yo trato de animar a través de la poesía y los muñecos".

Vive en La Plata, pero nació en Azul, en los pagos de Aurelio César López Ocón. Es actor, titiritero, poeta y alguna vez periodista. Raúl Andrioli fundó en la ciudad de La Plata un teatro de títeres al que llamó Correcaminos. Deslumbrado por la resonancia imaginativa que despierta en los chicos el muñeco, sostiene: "El títere es un puente con los niños en el que yo pongo la gracia y la alegría, y ellos su inocencia y su ternura. Es un intercambio de emociones y un medio de comunicación."

-¿Cuál es tu formación como titiritero?

- Como consideré que debía tener una formación integral, procuré conocer todas las técnicas que se relacionan con el manejo de los títeres, además de estudiar teatro con Yirair Mossian. Por otro lado vinculo al títere con la poesía. Existen hechos desconocidos por la mayoría de la gente, como por ejemplo que Oliverio Girondo, Enrique Molina y Manuel Castilla hacían teatro de títeres.

-¿Seguís la línea tradicional para expresarte?

-En principio por una razón de comodidad en el trabajo y para facilitar la tarea de traslado y armado rápido. Coincido con Obrasov y Otto Freitas, en que el títere de guante es el que menos artificialidad tiene. Y como dice Obrasov, "la mano del titiritero es el alma del muñeco", a través de ella saco a la luz, o al público, mis sentimientos o los de los muñecos. No descalifico otro tipo de títeres, que también poseen su encanto, atractivo, condicionamientos y limitaciones. Por ejemplo, mientras la marioneta baila y se relaciona con la ternura, el títere de cachiporra se caracteriza por pegar, por dar golpes, el títere de guante se acerca al género del grotesco o al del absurdo. Lo que no encontré todavía, y sobre ello estoy investigando, es un personaje nacional que nos represente. No existe un héroe como Polichinela, creo que eso está emparentado con la falta de identidad de la Argentina.

-¿Cuál es la relación de los padres con el teatro de títeres en general?

-Están desinformados, y la mayoría decide por ellos y no por los niños. Si a ellos no les gusta, porque de pequeños tuvieron una mala revelación con el títere, no los llevan, y condicionan a los chicos que son aburridos. Apenas tomé contacto con los títeres noté dos cosas, lo difícil que es crear para el público infantil y romper con el estereotipo de la antinomia bueno-malo del títere tradicional. Claro que si reflexionamos que toda la sociedad basa su estructura sobre extremos (negro-blanco, unitarios-federales, capital-interior), sin transitar por los matices, descubrimos por qué los padres no pueden deslumbrarse por el magnetismo de los títeres, no pueden escapar de los esquemas.

-¿Qué significa el decálogo del titiritero?

-Son diez reflexiones para leerlas y difundirlas en cuanta ocasión se presenta: Hice volantes y programas con ellas, y las utilizo como presentación de mis espectáculos. La primera afirma: "El títere y el niño son la comunión del asombro" y la última reclama: "No maten a los títeres, vengan a verlos.

Beatriz Iacoviello

Fuente: Diario Clarín, http://lostiteresdebeppo.files.wordpress.com/2009/12/scan0005.jpg