lunes, 15 de septiembre de 2014

“LAS INSOLADAS” Tomando sol por un sueño

LAS CHICAS EN LA TERRAZA, TOMANDO SOL Y SOÑANDO CON ESCAPAR 15 DÍAS A UN “ALL INCLUSIVE” EN CUBA

Este jueves llega a los cines locales el último filme de Gustavo Taretto, una historia sobre seis mujeres y el anhelo de viajar a un “all inclusive” en Cuba

Es el último sábado del verano de 1995 y seis treintañeras se cuecen al sol. El objetivo: lucir morenas para, esa noche, llevarse el premio mayor en un concurso de salsa, 5.000 dólares, para viajar a un hotel “all inclusive” en Cuba.

Es el sueño de las seis chicas, atrapadas en trabajos rutinarios de bajo vuelo: una psicóloga algo dispersa, una peluquera y la otra manicura de su local, una promotora, la quinta empleada en un laboratorio fotográfico y la sexta telefonista de una empresa de radiotaxi. Además, claro, de López, el can que les hace compañía.

Con esta premisa comienza la fábula de Gustavo Taretto, el director que se hiciera un nombre gracias a “Medianeras” (2011) y que basó tanto este proyecto como aquel en sus primeros cortometrajes. “Las Insoladas”, que desde este jueves podrá verse en las salas locales, es un cuento dominado por el diálogo antes que por la acción, y cada palabra de las protagonistas está atravesada por los sueños, las obsesiones y las contradicciones de la década en que está ambientada.

“Ni un solo ‘boluda’ está improvisado. Es una película de época, un retrato del ser argentino y hay que tener cuidado de ‘morcillear’ o improvisar. Porque había un guión sólido con una manera muy interesante de encarar la década del 90, simpática y tan nefasta a la vez, decidí involucrarme”, contó al respecto Carla Peterson, que interpreta a Flor, “la ideóloga”.

“Haciendo las cosas bien y rompiéndonos el or… no llegamos a ningún lado”, explica su personaje, a modo de motivación para sus amigas, en el filme.

MADRES AL SOL

Peterson fue la razón por la cual el rodaje se retrasó un año. “No fue simple hacer coincidir en un mismo verano a estas seis actrices, incluso hubo que postergar un año el rodaje porque a una de las chicas se le ocurrió embarazarse y eso era muy difícil de disimular cuando aparecen tan expuestas”, recordó Taretto en alusión a Peterson.

También Luisana Lopilato, que encarna a Lala, fue madre, aunque, en su caso, la maternidad fue un motivo para formar parte del rodaje. “Fui mamá, y el cine es algo que puedo seguir haciendo, caso contrario a la televisión que es bastante complicado. Quiero seguir actuando y el cine me da toda la posibilidad de enfocar la energía en un proyecto”, confesó la actriz.

Lopilato fue la última en agregarse al elenco: las insoladas eran cinco, pero, ante la posibilidad de su participación, Taretto hizo las modificaciones pertinentes para incluirla. Y, para las seis criaturas al sol, el rodaje, según el director, fue particularmente desafiante: “Las actrices -que están en bikini y sin maquillaje- estuvieron desprovistas de las cosas que más tranquilizan a un actor a la hora de hacer una película”.

Pero el director quedó orgulloso: “Para mi fue un lujo entregarles los personajes a estas actrices. Tengo la sensación que no las dirigí porque son actrices muy inteligentes, con una personalidad muy fuerte y yo fui descubriendo cada día lo que hacían y me deslumbraba. Simplemente encendí la cámara y las dejé hacer lo suyo”, subrayó Taretto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario