jueves, 4 de septiembre de 2014

“Ecce Homo” y su recuerdo a Almafuerte vuelve a la cartelera


Tras su exitosa primera experiencia, “Ecce Homo / Construcción Almafuerte” regresa a la cartelera teatral. Escrita y dirigida por Nelson Mallach, la obra/performance se podrá ver todos los sábados, a las 20.30, el Museo, 66 entre 5 y 6.

Con las actuaciones de Julio Salerno, Francisco Mendieta y María Ibarlín, el guión está integrado en gran parte por poemas del autor, y además se vale de herramientas audiovisuales para incluir imágenes de los lugares en los que vivió el escritor en nuestra ciudad. Esos espacios son “visitados” por su última biógrafa -María Laura Fernández- y el historiador Ramón Tarruella, quienes aportan un interesante material sobre su vida y su obra.

La dirección de la obra y las entrevistas que se proyectan están a cargo también de Mallach, quien eligió una puesta en escena despojada. Según explica el dramaturgo, “una mesa y seis sillas destartaladas eran todo el mobiliario de Palacios, y con ellos pasó de rancho en rancho hasta afincarse en la zona de plaza España. Su inquietud ante la vida se traduce en él como movimiento. Rastreamos los puntos residenciales del poeta durante su vida en la Ciudad y encontramos que antes de la compra de su última casa, ésta de la avenida 66, habitó al menos en cinco domicilios; en alguna ocasión, la mudanza tuvo que ver con el asedio de los curiosos y/o admiradores”.

“Justamente, ese movimiento inquietante definió la utilería de la obra ya que consideramos que la escenografía se constituyó a priori en el marco que el Museo aporta al espectáculo. Y siguiendo el criterio de síntesis poética, una estructura de hierro, un baúl, un banco y algunos libros viejos conformaron en nuestra puesta la metáfora de esa carencia definitoria del poeta”, resume.

Esos “muebles” y objetos son trasladados de un rincón a otro por los actores: dos hombres y una mujer que cambian constantemente de personaje; en la hora y monedas que dura la obra son a la vez tía, madre, esposa del presidente Roque Sáenz Peña (Ibarlín). Y también cura, vecino, amigo, Almafuerte, colega y enemigo (Mendieta y Salerno). Entre penumbras, sus trabajos actorales logran conjurar la magia de representar muchos de los versos dentro de los muros en los que fueron concebidos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario