sábado, 30 de agosto de 2014

Roberto Pettinato vuelve a La Plata con su espectáculo de Stand up

30/08/14 

En su unipersonal, el músico y conductor dice que se quiere “portar bien”, pero no es más que un deseo irónico. Lo que sigue es un diálogo desenfadado con este personaje provocador, que vuelve a La Plata con su espectáculo de Stand up

Desde algún lugar de Buenos Aires y a una hora qué sólo él sabe -“los relojes los compro y los dejo por ahí, porque en Argentina no hay necesidad de saber la hora, es siempre la misma”-, Roberto Pettinato responde, vía correo electrónico, esta distendida entrevista a Hoy. Al leerlo (o escucharlo), la primera imagen que se presenta es la de ese personaje verborrágico, irónico y sin miedos aparentes que construyó a través de la radio (conduce Pettinato y yo junto a su hija Tamara, en las mañanas de radio Mega) y la televisión (hoy, al frente de CQC). Pero algo le faltaba al exSumo, que tardó 30 años en subir a las tablas para hacer Stand up y monologar en el mejor tono Tato Bores, como lo hace con su espectáculo Me quiero portar vien (sí, con “v”. La vanguardia es así, ¿no?), como lo hará el próximo viernes 5 de septiembre cuando, desde las 21, se presente en el teatro Coliseo Podestá (10, entre 46 y 47).

En tus prioridades, ¿ubicás primero al músico, al standupero o al hombre de medios? 

A ninguno, porque yo soy un hombre del mundo del espectáculo y, como tal, completo o bastante completo. Puedo desarrollar todo eso e, incluso, con la otra mano quemar una tarta. 

¿Por qué demoraste tanto en hacer Stand up?

Siempre fui un standupero o monologuista: en la vida, en el escenario y en la tele. Creo que por un gran desarrollo de mi sordera para discernir lo que me dicen los demás, porque la verdad es que hay muy poco para escuchar. Pero el gran problema, lo que me hizo esperar 30 años, fue que no me animaba a hacer reír en un teatro, tardé en darme cuenta que tal vez podía lograrlo con gente de verdad, sentada ahí, delante mío. Después advertí que hay más Pettinatos (sic.) de los que yo hubiese imaginado. Al final, todos tenemos el mismo cerebro. 

¿Cómo ha madurado el espectáculo en estos tres años en cartel?

Evoluciona todas las semanas, así que siempre es distinto. Es el único show que podés venir a ver como quien dice: ‘voy a ver a Charly García’, ¡pero con la diferencia que este Charly siempre presenta un disco nuevo!

¿De verdad te querés “portar bien” ahora? ¿Querés sentar cabeza? 

No, el que sienta cabeza está muerto, porque sentar la cabeza es aceptar la rutina diaria como una forma de vida y la rutina sólo es un orden para desordenar.

La rubia tarada

Meses atrás, cuando la separación de Roberto Pettinato con Karina El Azem apenas había trascendido, al conductor se lo relacionó insólitamente con la ex de Diego Maradona, Rocío Oliva. Pero él fue contundente: “No saldría nunca con una mujer que no sabe que La rubia tarada es una canción de Sumo”, disparó.

¿Qué pasó entre Rocío Oliva y vos?

¡Nunca tuve nada que ver con ella! Fue una broma que llevé al límite para ver qué pasaba si Rocío tenía un fan como el que tiene Wanda Nara. Me pareció gracioso que Pettinato se convirtiera en el fan número uno de ella. Terminó mal la broma.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario