lunes, 28 de julio de 2014

Murió Iris Scaccheri, ícono de la danza contemporánea

La bailarina, nacida en La Plata y formada en el Teatro Argentino, falleció anoche en la ciudad de Buenos Aires, a los 65 años. Discípula de Dore Hoyer, se alejó por completo de los conceptos del ballet clásico y estableció otros parámetros, heterodoxos y salvajes

La notable bailarina argentina Iris Scaccheri, de trayectoria nacional e internacional, falleció anoche en la ciudad de Buenos Aires, a los 65 años, luego de haberse retirado de la danza y dedicarse a la enseñanza y a la escritura.

Los restos de la artista fueron velados en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y esta tarde serán conducidos hasta el cementerio de la Chacarita, donde tras un responso recibirán sepultura.

Scaccheri, una de las referentes del Instituto Di Tella, nació en La Plata en 1949 y tras la clausura de esa institución por la dictadura de Juan Carlos Onganía, nunca pasó inadvertida; amada, cuestionada, sus actuaciones en el Teatro Colón fueron tumultuosas.

Discípula de la suicida Dore Hoyer, quien la formó en el Teatro Argentino de La Plata, se alejó por completo de los conceptos del ballet clásico y estableció otros parámetros, heterodoxos y salvajes, que con los años sus adeptos comprobaron que se emparentaban con Pina Bausch.

Su mito fue creciendo en los últimos años, cuando Iris se refugió en un buscado ostracismo en la ciudad porteña que conoció sus grandes éxitos, al punto de que muchos no sabían que estaba vida y dedicada a la escritura.

Recordada por su larga cabellera y una belleza innegable, se recuerda su debut en el Teatro Nacional Cervantes con "Yo, la bruja", su trabajo con "Las primaveras", de Vaslav Nijinsky, en el Colón y sus actuaciones clamorosas en el Teatro San Martín, que eran un soplo de aire fresco en los tiempos sombríos de 1976.

Se sabe que en Londres creó y comandó en 1973 el grupo Anti Dance y que en otros países de Europa fue recibida como un milagro de la danza moderna, y que su estilizada figura fue pintada por Guillermo Roux y Antonio Berni y esculpida por Antonio Pujía, entre otros artistas que se sintieron fascinados por su personalidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario