viernes, 25 de julio de 2014

Continúan las funciones del ballet La Cenicienta en el Argentino

CULTURA / En el marco de las vacaciones de invierno y apto para público de todas las edades, el espectáculo se presenta en la Sala Ginastera, con descuentos especiales. Todos los días, hasta el domingo 27 de julio.

24.07.2014 | 10:49
Cultura Diagonales

Hasta este domingo 27 de julio, todos los días, a las 17, proseguirá ofreciéndose en la Sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino de La Plata, dependiente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, el ballet La Cenicienta, con música de Sergei Prokofiev y reposición coreográfica de Laura Fiorucci (basada en la original de Vicente Nebrada).

Todos los menores de 25 años que de martes a viernes compren sus entradas desde cuatro horas hasta una hora antes del inicio de cada función tendrán un descuento del 90 %. Además, también de martes a viernes, habrá un 50 % de descuento para docentes primarios, secundarios y terciarios, personal docente, no docente y estudiantes de universidades nacionales y alumnos del Conservatorio y la Escuela de Danzas. Jubilados, pensionados y discapacitados cuentan con un 50 % de descuento en todas las funciones. Pueden consultarse las restantes promociones vigentes en el Sitio Web www.teatroargentino.gba.gov.ar

Este espectáculo, que se ofrece en el marco de las vacaciones de invierno y es apto para público de todas las edades, cuenta con la participación del Ballet Estable, que dirige Mario Silva, y de la Orquesta Estable, conducida en esta oportunidad por Carlos Calleja.

La escenografía es de Gastón Joubert, el vestuario de Nicolás Biolatto y la iluminación de Leandro Calonge.

El reparto de la obra, que está subiendo a escena con carácter de estreno en la Argentina, está encabezado por Alejandra Baldoni (23, 25 y 27) y Julieta Paul (22, 24 y 26) como la Cenicienta; Bautista Parada (23, 25 y 27) y Miguel Ángel Klug (22, 24 y 26) como el Príncipe; Ángel Gómez (23, 25 y 27) y Adrián Seijas (22, 24 y 26) como la Madrastra; Mariano Balloni y Leandro Ferreira Morais (23, 25 y 27) y Adolfo Burgos y Daniel Longo (22, 24 y 26) como las Hermanastras; Paula García Brunelli (26 y 27), Elizabeth Antúnez (22 y 24) y María Belén Carou (23 y 25) como el Hada Madrina y Esteban Schenone (24, 25 y 27) y Miguel Moyano (22, 23 y 26) como el Duque. Los restantes papeles son desempeñados por distintos integrantes del Ballet Estable.

Hay entradas desde $ 30, disponibles en las boleterías del Teatro, de martes a domingos, de 10 a 20, o a través de TuEntrada.com, Tel. 5533-5533 (Capital Federal). Quienes se encuentren en Capital Federal o sus cercanías dispondrán los sábados y domingos de un servicio de ómnibus que partirán desde la Casa de la Provincia de Buenos Aires, Callao 237, dos horas y media antes del inicio de las funciones. Los pasajes de ida y vuelta tienen un valor de $ 160 y también pueden ser adquiridos con anticipación por medio de TuEntrada.com

Cuando el zapatito de Cenicienta se transforma en zapatilla de baile

La mundialmente célebre historia de La Cenicienta, fruto de la tradición oral y popularizada por recopilaciones como la de Perrault en Francia y los hermanos Grimm en Alemania, fue trasladada al plano del ballet en más de una oportunidad. Uno de los intentos más felices de traducirla a los códigos de la danza se debió al gran bailarín y coreógrafo venezolano, de prestigio internacional, Vicente Nebrada (1930-2002). Su obra, basada en una partitura del compositor Sergei Prokofiev (1891-1953), fue estrenada en 1994 por el Ballet Nacional de Caracas en el Teatro Teresa Carreño de esa ciudad. Apelando al lenguaje neoclásico, Nebrada logró una pieza donde las conocidas peripecias del cuento son muy fáciles de seguir a través de los movimientos coreográficos. El resultado final constituye un espectáculo apto para toda la familia que posee toda la magia y la fantasía de la narración original. Ni la madrastra harpía, ni las crueles hermanastras, ni la pordiosera que se transforma en hada madrina, ni la conversión de la propia Cenicienta, ni la deslumbrante carroza tirada por ratones, nada falta en esta magnífica creación bailada que exhibe el sello distintivo del elogiado “estilo Nebrada”. El propio autor le hizo algunas modificaciones y ajustes a la obra después de la première. Esa versión revisada, más algunas adaptaciones específicas pensadas en función de las características de la Compañía del Teatro Argentino de La Plata por la repositora Laura Fiorrucci, es la ofrecida en el escenario de la Sala Alberto Ginastera en carácter de estreno en nuestro país.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario