miércoles, 4 de junio de 2014

“Onda Vaga” viene a jugar de visitante

“JUGAMOS CON LA MÚSICA, SUMAMOS RITMOS E INSTRUMENTOS, NO TENEMOS DEFINICIÓN”, ASEGURÓ NACHO RODRÍGUEZ, DE ONDA VAGA

Son rock, folk, reggae, cumbia, rumba, tango y mucho más. Son, más allá de todo eso, alegría. Son Onda Vaga, el quinteto formado en 2007 a partir de dos bandas, que se unió para pasarla bien y terminó conquistando y divirtiendo a miles de seguidores con sus ritmos festivos que se compartieron de boca en boca.

Así llegaron a presentarse varias veces en todo el país, Latinoamérica, Europa y nada menos que en Japón. Este año arrancaron con todo con recitales en Vive Latino México y los festivales Lollapalooza de Chile y Argentina. De ahí pasaron a la gira por Argentina para mostrar su último disco.

Visitaron Córdoba, Rosario, Capital Federal, el Gran Buenos Aires, y este jueves los músicos estarán en el Coliseo Podestá para presentar “Magma elemental”, su tercer disco.

“Será un show distinto por el lugar, la gente va a estar sentada en las butacas, pero es un desafío porque vamos a encarar todo de otra manera, sin perder la esencia del encuentro”, adelantó uno de los “vagos”, Nacho Rodríguez en una entrevista con este diario sobre lo que será este encuentro con el público platense.

“Recuperamos temas que no son tan conocidos de los discos anteriores y casi todos de este último trabajo. Tratamos de armar una lista distinta para cada fecha para no aburrirnos y no aburrir”, contó Nacho del recital den la Ciudad donde se escucharán unos 27 temas durante más de una hora y media.

No es la primera vez que tocan en La Plata y más allá de que el público siempre acompaña, el músico contó que sienten una “cosa” especial cada vez que nos visitan. “Nos gusta mucho ir, estar ahí. Es un lugar con muchos jóvenes de todo el país, tiene una movida artística grande e inquieta. En particular, si tuviera que elegir de nuevo dónde arrancar mi carrera, creo que sería en esta ciudad por la oferta cultural que ofrece”, aseguró.

La fiesta Vaga no es una más. La banda tiene la particularidad de no tener un líder que canta acompañado por los músicos porque les “interesa el producto completo, no el rockstar”. Los cinco proponen una roda para generar un clima de comunidad e invitar al público a ser parte del show. “Somos un sincronismo de géneros que nos gustan y escuchamos de todo. Jugamos con la música, sumamos ritmos e instrumentos, en un mismo tema puede haber reggaetón y folclore. No tenemos definición”, explicó Rodríguez.

Quizás de esa mezcla e indefinición se produce el estilo que los identifica: un crisol de sonidos alegres que invitan a bailar con cada acorde.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario