viernes, 6 de junio de 2014

Fernando Ruiz Díaz: “Catupecu Machu es un deporte extremo”

Espectáculos, Viernes 6 de junio de 2014

Entrevista exclusiva a Fernando Ruiz Díaz


La banda, que festeja 20 años de rock, visitará nuestra ciudad esta noche. En charla con Hoy, su líder adelanta los detalles del recital y del nuevo álbum que recopila la historia de la agrupación con material inédito

Que 20 años no es nada”, reza un popular tango y esa parece ser la clave para Catupecu Machu, una banda que se ins taló en las estepas del rock nacional y lo hizo vibrar como pocas otras han podido.

“Nosotros ni nos damos cuenta de cuándo van pasando las cosas, siempre estamos ocupados, es decir, fueron 20 años de estar haciendo porque nuestra búsqueda es algo incansable”, dice Fernando Ruiz Díaz, líder y fundador de la agrupación de Villa Luro que formó junto a su hermano Gabriel allá por 1994 junto a otros músicos, como Javier Herrlein, Marcelo Baraj, Mariana Baraj y Abril Sosa.

Con toda una extensa trayectoria a sus espaldas, la banda -que actualmente integran Fernando Ruiz Díaz en voz, bajo y guitarras, Agustín Rocino en batería, Macabre en teclados y sampler y Sebastián Cáceres en guitarras y bajo- se encuentra en una larga gira que tendrá como punto culmine la fecha del 23 de agosto en el Luna Park. Por esos días, también estará saliendo el nuevo material de la banda El grito después, un disco en diversos formatos (CD y DVD) donde se recopila en imágenes inéditas y canciones reversionadas, toda la historia de la agrupación. En diálogo con Hoy, Fernando Ruiz Díaz nos cuenta cómo vienen realizando este proyecto y del show que presentarán esta noche, desde las 20, en el Teatro Sala Opera (58 entre 10 y 11) de nuestra ciudad.

¿Cómo vienen preparando el show de esta noche?

-Bien, con mucho entusiasmo. Es muy emotivo para la historia de Catupecu Machu. El acercamiento y la lejanía con ese público que nos da mucho, porque hay mucha gente que va desde capital, también de los alrededores de La Plata. Siempre se la pasa muy bien, estamos con muchas ganas. Vamos a tocar con unos músicos de allá, que está buenísimo lo que hacen y por eso los invitamos a tocar un tema con nosotros.

Estamos con todo preparándonos para el show del Luna Park, venimos con eso y con la grabación del nuevo material, esa recopilación que estamos haciendo. A nosotros nos gusta tocar en lugares chicos y grandes, tenemos esa faceta y estamos recorriendo muchos lugares con esta gira de los 20 años. Hay shows como el de esta noche en el que preparamos ciertas listas y armamos otras cosas que las dejamos para el gusto, para el disfrute, porque a pesar que estamos hace 20 años dando vueltas no somos una cosa rígida. 

Disfrutamos mucho lo que hacemos, que eso tiene que ver con los estados de ánimo. Todos los shows son especiales, y con La Plata sentimos eso, las ganas de ir bastante seguido y disfrutar con ese público que es tan especial. Es una ciudad que visitamos desde que empezamos vamos a tocar.

¿Qué se siente estar en la escena musical desde hace tanto tiempo?

-La verdad es que yo no caigo en la cuenta de cuándo pasó todo esto. Son 20 años y más de vivir todos los días intensamente y de disfrutarlo mucho. La verdad que es sorprendente ver a mucha gente que le interesa lo que hacemos, y por eso nosotros le dedicamos todo. Es alucinante. A mí no me deja de sorprender una cosa: la otra vez estábamos tocando en San Miguel, el día en que justo cumplíamos los 20 años (19 de abril) donde hicimos un show medio sorpresa, fue improvisado y con un amigo charlábamos el tema de cómo uno ve pasar chicos de 17, o de 20 a 24 años que nos siguen. Y fue un poco pensar de que hay gente que nos sigue desde siempre pero también gente muy nueva, que por ahí empiezan su película con nosotros y eso es impresionante. No es que nos convertimos en un clásico que escuchan los grandes. 

Y eso creo que es algo que no se puede buscar, que tiene que ver más con una actitud. Por ejemplo, hay gente que no lo vio tocar a Gaby [que en 2006 sufrió un accidente automovilístico], que es gente que nos empezó a seguir hace 4 o 5 años y el accidente de Gabriel sucedió hace 8, entonces él es más una leyenda para ellos que alguien que han visto en vivo. Se me mezclan muchísimas emociones, para mí es alucinante que pase eso porque nosotros no hicimos todo esto con un plan o estrategia. Desde la música, hasta los instrumentos que usamos, hasta cómo nos vestimos, tiene que ver con un fluir, tiene que ver con algo que hacemos todos juntos, porque nos vamos de vacaciones y compartimos fogones o lo que sea todos juntos, es algo muy intenso. Catupecu es un deporte extremo y eso se transmite. Además, estamos todo el tiempo cambiando.

Ese cambio siempre se dio de manera orgánica…

-Si, por eso justamente es una de las pocas cosas honestas que el ser humano puede hacer en la vida. Para mí es un juego, saber que hay diversión en esto que hacemos, es un parque de diversiones. Nosotros ni nos damos cuenta de cuándo van pasando las cosas, siempre estamos ocupados, es decir, fueron 20 años de estar haciendo porque nuestra búsqueda es algo incansable.

¿Sentís que les falta algo por hacer?

-Faltar no sé si nos falta, pero sí que queremos hacer un montón de cosas. Ahora por ejemplo, con todo lo que fue el trabajo de los 20 años, esta película que estamos haciendo con material de archivo y el disco, que es un compilado de temas de todas las historias de estos años, como por ejemplo la reversión de Mil voces finas, un cover de un artista argentino que también vamos a incluir y el tema nuevo que se llama El grito después, como también se llama todo este material que estamos recopilando. Ahí encontramos cierto paradigma, algo que como banda siempre estamos buscando, y en nuestras cabezas ya estamos pensando en otro disco nuevo. No somos una banda que vive del recuerdo, siempre estamos en la búsqueda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario