domingo, 1 de junio de 2014

Estelares: La emoción sobre todo


Estelares se presentó en el Vorterix y en un show de poco menos de dos horas confirmó la comunión con su público.

En la previa del show del viernes por la noche, Manuel Moretti hablaba de cómo prueba qué es lo que le conmueve al público de su obra y en las casi dos horas del show de Estelares en el Vorterix esa situación se replicó de manera constante. Con los temas más populares, con las novedades, con las canciones de los grupos anteriores que conformó el músico juninense. La emoción que puede producir la música jamás desapareció.  

Más allá de la confirmación en torno a las sensaciones que provoca la poesía de Moretti, lo que quedó claro es que la banda suena compacta e intensa. En un escenario que mejoró muchísimo la acústica, Estelares parece encontrar otro hogar para sus shows porteños.

Fueron 24 temas en total; el show comenzó con "Casa por casa", tema del último disco, El costado izquierdo. Luego de esas primeras canciones, el show tuvo un espacio para rescatar temas de trabajos más viejos. Así pasó "Mariposas" (donde Moretti explicó que fue un tema surgido de un profundo desamor), luego "Las luces del sueño" uno de los temas de Peregrinos, formación anterior a Estelares, y también "Como cría de leopardo" o "20 de noviembre". Los fans con mayor antigüedad siempre esperan estos rescates.

Uno de los momentos particulares se dio con "Campanas": Manuel se olvidó por completo del segundo verso del tema. Y no había caso; una vez, dos veces. Fue la gente la que resolvió el problema entre risas.

Llegó el tiempo del estreno en versión estelar de "Se rompe el pasto", una de las canciones que formará parte del próximo álbum de estudio del grupo y que Moretti paseaba en forma solista. Íntima, agradable, profunda.

También contó con invitados el show. Mario Barassi, de los Súper Ratones -banda que colaboró con Estelares en el último disco-, tocó durante algunas canciones. También Cuino Scornik, reconocido letrista del rock nacional, apareció para cantar "Estadio Azteca", en una sopresa del show, ya en la etapa de los bises. En el aire sobrevoló Andrés Calamaro, como también cuando sonó "Moneda corriente".  

El cierre fue como en cada show de la banda con "Ardimos", otra de esas canciones (junto con "América") que es un clásico inoxidable del grupo, porque es una muestra muy concreta de la propuesta de Moretti y sus muchachos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario