viernes, 30 de mayo de 2014

Se despide "Sherlock Holmes. El Sabueso de los Baskerville"

CULTURA / La Compañía Teatral "El Esférico" dará esta noche la última función en el Teatro Estudio. Diagonales entrevistó al actor Emilio Berasain, el Watson de la obra.

Emilio Berasain integrante de la Compañia Teatral El Esférico (Foto: Matías Adhemar)

30.05.2014 | 04:14

Por Marcelo Alonso

Culminando su tercera temporada de presentaciones, la historia del libro de Arthur Conan Doyle que la Compañia Teatral El Esférico recrea en esta producción como un policial con suspenso y humor, dará su última función este viernes 30 de mayo a las 22, en Teatro Estudio (calle 3 entre 39 y 40).

Interpretada por Martín Eliseo Mendivil como Sherlock Holmes y Emilio Berasain en el rol de su fiel asistente Watson, la obra fue seleccionada este año como espectáculo ganador de la 4ta Fiesta Provincial de Teatro - La Matanza 2014- y como representante de la Provincia de Buenos Aires en la 29° Fiesta Nacional de Teatro en Jujuy.

Con producción general de El Esférico, la obra obtuvo además numerosos premios: Representante de la provincia de Buenos Aires en el 29° Fiesta Nacional de Teatro; Espectáculo ganador de la 4ta Fiesta Provincial de Teatro; Mejor Diseño y Realización de Vestuario, Mejor Dirección de Actores y Mejor Actuación Masculina (Emilio Berasain) en el 2° Festival Regional del Consejo Provincial de Teatro 2012. También fue galardonada por los premios CP (a la labor artística de la Ciudad de la Plata) con Mejor Escenografía, Mejor Obra Teatral y Premio CP de Oro. Ganadora del 3° Festival Regional del CPTI.

En esta adaptación, la acción transcurre en la casa de Holmes. Allí se encuentra el famoso detective, junto a su colaborador Watson, quien revisa viejas evidencias de diferentes casos intentando revivir aquellos tiempos donde juntos revelaban secretos. Los recuerdos que se hacen presentes conducirán a que ambos reconstruyan tal vez el caso más importante: El sabueso de Baskerville.

Ficha técnica.

Sherlock Holmes: Martín Eliseo Mendivil - Watson: Emilio Berasain / Asistencia: Noelia Almassio / Operación Técnica: Nicolás Manuel Pérez – Noelia Almassio / Diseño y Realización de Vestuario: Magalí Salvatore / Realización de Escenografía y Objetos: Ana Lía Bertola – Liliana Caceres / Confección de pelucas y postizos: Sofía Urtea / Fotografías: Gabriela Gagliardo / Selección Musical: Tomás Picó / Prensa: Mula Comunicación / Producción Ejecutiva: Martín Mendivil / Producción General: El Esférico / Libro: Guillermo Yanícola / Dirección General: Ana Clara González

Antes de la última presentación, Diagonales dialogó con el actor Emilio Berasain.

- El viernes será la última función luego de tres temporadas consecutivas ¿cómo ha sido el recorrido de la obra durante este tiempo?

- Las funciones, que han sido cerca de 500, hicieron crecer a la obra. Nos han permitido depurarla muchísimo, con cosas que hasta los mismos espectadores nos fueron apuntalando, y eso es algo que nos alimenta mucho. En Teatro Estudio es el tercer año con esta obra y tenemos la suerte de estar trabajando acá, donde coincidimos mucho en cuanto a que el espectador se sienta contenido desde que llega hasta que se va. Es un trabajo en conjunto. Vestuario, maquillaje, iluminación. Hay una gran cocina, donde se van entrelazando los diferentes rubros. Se fue pensando todo junto, y con el tiempo uno termina delegando la realización y la creatividad en los otros, en un trabajo conjunto. La obra es una adaptación que hizo un dramaturgo marplatense amigo nuestro, donde se buscó contar la historia a partir de dos personajes. Se recrea el caso, en donde hacemos cinco personajes cada uno, tanto Eliseo Mendivil como yo. Y fuimos utilizando variados recursos, de todo tipo, para ir generando los diferentes cambios. Por ejemplo, el mobiliario de la casa sirve para reconstruir los ambientes. Se tomaron colores, texturas, se trabajó con un banco de imágenes muy amplio para realizar una síntesis adaptada a las necesidades, algo que fuimos reelaborando durante este tiempo. También tuvimos que pensar y adaptar la escenografía como para que pueda servir para todo, pensando en el traslado, ya que también hacemos presentaciones en instituciones.

- ¿Qué ha significado para el grupo que “Sherlock Holmes. El Sabueso de los Baskerville” se haya mantenido y haya obtenido tantos premios durante estos tres años?

- Durante este tiempo trabajamos para obtener un trabajo profesional, serio y fuimos avanzando y creciendo en muchos aspectos… con la escenografía, el maquillaje, y otras cosas que hacen que se vaya profesionalizando todo. Por suerte como grupo y como espectáculo ya tenemos un peso en la ciudad, tenemos público. Estos premios llegaron en un momento que nos sirvió para reafirmar nuestro camino. Como grupo nos presentamos en el Ciclo de Teatro la Plata, y ahí tuvimos el reconocimiento de los pares, y eso está muy bueno. Trabajamos con funciones educativas, con el objetivo de generar público primario y secundario con la idea de llevarles a los chicos teatro, cosechando para un futuro, para que se acerquen a un teatro hecho por gente que laburamos de esto. Holmes para nosotros es el resumen de mucha experiencia y nos permitió estar ahora en la cartelera porteña presentando otra obra.

-¿Cómo ves la escena actual del teatro independiente?

- Algo importante es que en el teatro independiente el espectador se puede encontrar con cosas interesantes aunque con más recursos seguramente el teatro independiente podría dar algo más también. Nosotros como grupo estamos convencidos que queremos vivir de esto y es un aprendizaje año tras año. El teatro es nuestra pasión, todos estamos en la misma. En cuanto a la profesionalización del trabajo, para mí todo debería ser profesional y comercial. Creo que puede convivir lo comercial con lo independiente, mi trabajo independiente lo puedo hacer comercial ya que no respondo al interés económico de otro. Nosotros nos majeamos en forma cooperativa dentro del grupo, todos tenemos voz y voto. En un punto nuestra profesión es muy solitaria, no hay algo que te contenga. Igualmente ahora hay mucho más apoyo cultural, hay planes, subsidios, salió la Ley Nacional de Teatro, pero creo que todavía no es suficiente. Culturalmente hay un cambio, que puede convivir con lo independiente. Todavía la movida teatral en La Plata es difícil. Hacen falta políticas culturales que organicen la actividad teatral y cultural en la ciudad. El ciclo del año pasado permitió que 30 elencos de La Plata, Berisso y Ensenada se unieran y permitió la difusión desde un programa concreto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario