sábado, 5 de abril de 2014

Carmen Flores: El regreso de la dama de la copla

UNA CITA CON LA MUSICA ESPAÑOLA

Carmen Flores se presentará esta noche en La Plata con una propuesta íntima en la que estará acompañada por su nieto, Jose 

Dice que nada ha cambiado en estas casi dos décadas de visitar el país una y otra vez, salvo su edad. Carmen Flores, quien ha amagado varias veces con bajarse del escenario, siente que todavía no es momento de estar tirada en el sofá. Por ahora, disfruta de elegir las presentaciones en las que le hace honor a su título de “la dama de la copla”, como ésta que hará hoy en La Plata, en la que estará a acompañada por su nieto Jose, algo que le llena el corazón de felicidad.

Con la guitarra flamenca de Gonzalo Gainza, esta referente de la copla española presentará “Intima” (hoy a las 21.30 en el Coliseo Podestá), un espectáculo en el que, a falta de bailarines, la tendrá a Carmen Flores recorriendo el escenario con su fuerte impronta y temperamento, enfundada, como siempre, en esos trajes confeccionados con suma delicadeza y distinción. La ocasión, por caso, lo amerita: será para esta bella señora su debut artístico junto a Jose, su nieto mayor.

“Siempre que he venido a La Plata lo he hecho con bailarinas y este año vengo sola con mi músico, con un show en el que estoy más presente en el escenario. Y en esta oportunidad, la novedad es que mi nieto, por primera vez, viene a cantar conmigo a Argentina, algo que para mí es una satisfacción muy grande, que me llena de orgullo”, aseguró la artista española, en diálogo con EL DIA, y aclaró que Jose no tiene su mismo estilo musical, “él no canta copla, es un chico joven, canta moderno, melódico, canciones de su autoría”.

En este sentido, Flores remarcó que la estructura de su espectáculo estará compuestas por partes en las que ella compensará a su público con su clásica música española, además de boleros, tangos y algunas rumbas; además de los segmentos protagonizados por Jose con sus canciones melódicas y un final conjunto que presentará a abuela y nieto cantando a dúo, algo que, según manifestó, “no sucede a menudo”.

En el marco de una gira por Argentina, un país con el que año a año renueva su romance y en el que ha cosechado muchísimas y variadas distinciones, Carmen reflexionó sobre las causas de la aceptación que consiguió en esta parte del mundo y lo atribuyó a su sencillez. “La primera vez que vine fue al año siguiente de la muerte de mi hermana y de entrada el público me demostró un cariño enorme. Creo que vieron en mí que soy una mujer muy normal, cero diva, soy una mujer lo mismo en mi casa que en la calle, siempre me entregué a la gente totalmente. 

Además, creo que también vieron que no imitaba ni a mi hermana, porque ella era inimitable, ni a nadie. Tengo mi propio estilo: yo agarro una canción, y puede que alguien la cante mejor, pero yo la hago mía, con mi estilo, como la siento... Soy más bien humilde, nunca me he negado a un saludo, ni a un beso, ni fotos, siempre he ido por la puerta de adelante y eso la gente lo ve y lo agradece... Soy la misma Carmen Flores que conocieron en el 96 pero con unos años de más”, bromeó.

“DE LOLA ME QUEDA TODO”

Inevitable preguntarle a Carmen por Lola, su hermana, conocida popularmente como “La Faraona” y una de las leyendas culturales de aquel país, fallecida en Madrid en 1995.

¿Qué le queda de ella? “De Lola me queda todo. Aparte de que era una artista como no habrá otra en su género, me queda que era mi hermana, la única persona que tenía como verdadera amiga, confidente. Es lo mejor que he tenido en mi vida, aparte de mis padres, mis hijos y ahora mis nietos... Mi hermana ha sido la persona que más he sentido en el mundo su muerte, incluso, que la de mis padres”.

Flores reniega por el hecho de que ahora no hay autores de copla (“quedarán uno o dos, como Rafael Garay”) y que por eso, los interpretes como ella, vuelven a cantar una y otra vez los mismos temas. “Si no son de Quiroga, son de Serrano o de De Leo”, explicó Carmen quien dijo que “la copla tiene una música tan buena, tan española, que a la gente que le gusta, le pone el bello de punta”

Más allá de este ritmo tradicional, Flores, quien ostenta el título honorífico de Visitante Ilustre de la Ciudad, a lo largo de una trayectoria que supera los 60 años se ha dejado seducir por otros ritmos. “He hecho boleros, tangos, rumba. Me encanta el bolero y el tango, de hecho canto uno en este espectáculo, “Nostalgias”, porque justamente hace dos años hice un disco para homenajear a la Argentina; y Cacho Castaña, que es un gran amigo mío y un gran artista, cantó conmigo en ese álbum ‘Garganta con Arena’ y yo también
agarré de su autoría ‘Ojalá que no puedas’”.

En el último tiempo fueron varias las veces en las que Carmen Flores amagó con retirarse del mundo del espectáculo, sin embargo, aquí la ven: de gira en el otro lado del Atlántico, en un tour de presentaciones que comenzaron la semana pasada en Luján y que continuarán la siguiente por Mendoza, Rosario y Córdoba. ¿Qué es lo que la ha hecho cambiar de parecer? “No me retiro porque esto me da vida, es mi vida. Después de anunciarlo, en 2010, estaba en mi casa y pensaba ‘si todavía estoy bien, con fuerzas, con la voz en condiciones, ¿por qué estoy acá?’. Entonces me di cuenta que todavía no tengo ganas de estar en el sofá, ya habrá tiempo para eso”, concluyó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario