martes, 30 de abril de 2013

René Pérez llegó de incógnito y revolucionó el barrio La Granja


SOCIEDAD /  El líder de la banda Calle 13 llevó ayuda al comedor Virgen de Luján, de 140 y 525, una zona muy golpeada por la inundación. Llegó sin avisar, bajó mercadería, recorrió el Arroyo del Gato, se sacó fotos y se fue.

29.04.2013 | 19.48

Por Kevin Cavo

René Pérez Joglar junto a los vecinos de La Granja (Foto: Sebastián Iasenza)

René Pérez Joglar, líder de la banda Calle 13, revolucionó este domingo el barrio La Granja al presentarse de manera espontánea en un comedor ubicado a la vera del Arroyo del Gato, adonde llevó mercadería para los afectados por las inundaciones. 

El carismático cantante de la banda puertorriqueña había anticipado que volvería a la ciudad no bien se enteró de la catástrofe. Alrededor de las 17 de este domingo cumplió su promesa: llegó en una camioneta hasta el comedor Virgen de Luján, ubicado en 140 y 525. Inmediatamente llegó un camión con mercadería comprada por el propio René en un hipermercado y otras donaciones acercadas a la pelea de Maravilla Martínez, show del cual participó el cantante. 

En el comedor de Angélica, la referente del barrio que hace años abrió las puertas de su casa para colaborar con la alimentación de los chicos, funciona la copa de leche coordinada por el docente Sebastián Iasenza y estudiantes que forman parte de un programa de extensión de la facultad de Periodismo. Allí se alimentan a diario unos 30 niños. 

“Éramos unos pocos cuando llegó. Nosotros no sabíamos que iba a venir. Nunca nos dijeron que era él”, relató Angélica a Diagonales. Habían pasado unos minutos de las cinco de la tarde cuando un grupo de jóvenes llegó al lugar para avisar que “alguien” iba a visitarlos y llevar algo de ayuda, y preguntando si lo iban a recibir. Los enviados generaron aún más incertidumbre en el lugar cuando pidieron permiso y pintaron un mural en una de las paredes laterales del lugar donde funciona el comedor. 

Al rato llegó René montado a una camioneta. Y por detrás un camión que transportaba todo tipo de mercadería. Los vecinos cuentan que cuando comenzó a correrse la bola de la visita ilustre empezó a llegar más y más gente. “Él mismo se ocupó de bajar cosas del camión y se sacó fotos con todos, firmó autógrafos a todo el mundo, incluso en algunas panzas de embarazadas”, relataron en el comedor. 

¿Cómo llegó René allí? Lo cuenta una de las vecinas: “Por intermedio de una amiga, que tenía contacto con él. René la llamó y le dijo que consiguiera un lugar alejado, donde necesitaran cosas, no quería que hubiera cámaras ni nada”. 

Luego de bajar la mercadería, René posó para las fotos y junto a los vecinos recorrió parte del Arroyo del Gato, distante unos cuarenta metros del lugar donde funciona la copa de leche. Ese sitio de casas precarias y calles de tierra y barro fue uno de los más golpeados en la inundación del pasado 2 de abril. 

Aproximadamente una hora duró la visita del cantante de Calle 13, tras lo cual partió en medio del saludo de todo el barrio. El propio René dio a conocer la noticia vía redes sociales cuando se retiraba del lugar: “Lindo día hoy En el comedor Virgen de Luján en La Plata”, escribió una vez fuera del barrio, gambeteando a la prensa. 

El Espacio Indecible


CULTURA /  Es la primer obra de teatro pensada desde y para ser representada en Casa Curutchet. Diagonales.com habló con Roxaná Aramburú y Nelson Mallach, quienes además de dirigir la obra son sus autores. Pase y lea.

29.04.2013 | 19.25

A.A.
Roxana Aramburú y Nelson Mallach en Casa Curutchet (foto Eva Cabrera)

Uno de los sitios más famosos y visitados por los turistas que llegan a la ciudad de la Plata es la Casa Curutchet, la obra que el famoso arquitecto suizo Le Corbusier construyó entre los años 1949 y 1953.  De un valor arquitectónico único en el mundo, abre sus puertas para dejarnos entrar a una propuesta teatral que ya desde la primera idea se nos presenta como algo por demás interesante. 

“El espacio Indecible” es el título de la pieza teatral que fue pensada desde y para la Casa Curutchet. Roxana Aramburú y Nelson Mallach son sus directores y escritores. Juntos crearon dos obras que se complementan y se conectan entre sí y con los diferentes espacios de la casa. Y que a su vez invitan a los espectadores a transitar por diferentes ámbitos y emociones que nos brindan distintas miradas sobre la vida y la obra del maestro de la arquitectura. Pero este es solo el comienzo. 

En una charla con Diagonales. Com, sus realizadores nos cuentan un poco acerca del proceso de como fue el trabajo qué dio como resultado esta peculiar obra. 

La obra fue pensada para este espacio ¿cómo fue la apropiación de la casa en el momento de empezar a pensar el trabajo?

- Nelson Mallach: Primero descubrimos el espacio sobre el que íbamos a trabajar porque no había una obra escrita para ese lugar. Ahí decidimos que, como la casa está armada en dos bloques,nos los repartiríamos. Yo decidí trabajar sobre el patio, sobre las rampas, sobre el hall de entrada a la casa. A partir del espacio que a cada uno le tocó se dispararon líneas de acción particulares y eso se nota. A pesar de las diferencias de las dramaturgias, ya que es la mirada de cada uno sobre la casa, hay una particularidad con lo que pasa entre los pisos, que se diferencian pero a la vez se complementan. 

¿Y que resultó de la relación de ustedes como escritores con el espacio? 

- N. M.: Hay una primera parte que la dirijo y escribí yo que se llama “Traducciones” y hay una segunda parte que se llama “El poema del ángulo recto” que la dirigió y escribió Roxana. Y hay un pasaje entre ambas, es un continuo. Conseguimos encontrarnos en la mitad de la obra para que no haya un quiebre. Porque la casa tiene eso: la fluidez de las dos partes, no son dos bloques ajenos uno del otro. 

Y encontrarse con el lugar y la figura de Le Corbusier ¿Qué provocó en cada uno? ¿Qué fue lo que surgió? 

- N.M.: Yo trabajé con el bloque delantero que tiene que ver más con lo externo, con lo social. Y trabajamos alrededor de dos preguntas. Siendo la casa un edificio de interés arquitectónico mundial, ¿Cómo se traducía esa casa en la ciudad de la Plata? Los platenses conocen la fachada, la ubicación, pero no lo que tiene que ver con su espíritu, su vida y su historia. Sobre esa pregunta empezamos a trabajar. Siendo que Le Corbusier llegó a París en 1917 nosotros veíamos ahí como la incidencia de la Primera Guerra Mundial era inevitable, y fue ver esos 50 millones de muertos y esa destrucción del espacio, casas, cuerpos. Estaba lleno de mutilados y eso nos lleva a la segunda pregunta ¿cómo incide eso en su campo creativo? Y con esas dos preguntas, yendo y viniendo del presente al pasado, es que se construyó la primera parte. 

¿Y en el caso de la segunda parte que aspecto se aborda? 

-Roxana Aramburú: En la segunda también hay cruces de tiempo, no podés anclarlo. En mi caso aborda más a Le Corbusier, a su obra, a su personalidad. Aparecieron algunos personajes que cuentan sobre él, es decir, a través de la mirada de terceros podemos reconstruir a la persona y al arquitecto que fue. 

Son cuatro personajes: una es Joséphine Baker, que lo conoció en un viaje que él hizo desde Argentina a Rio de Janeiro. Es una historia muy interesante porque despierta muchas preguntas, pero a la vez no hay mucha información acerca de eso, y uno la puede usar un poco para dejar volar la imaginación. Otro personaje es la secretaria que pretende quedar efectiva en su atelier en París, esto es en otra época de su vida. Hay un personaje que es amigo de Le Corbusier y que vigila su obra y hay otra persona que limpia su casa de veraneo que es el lugar donde vivió los últimos días de su vida. 

La idea es asistir a ese complemento que hacen entre todos. Cada uno se crea su propia imagen y se les disparan sus propias curiosidades para con su figura y con su obra. 

Y una vez que el trabajo ya estuvo hecho, los espacios elegidos y las obras decididas ¿cómo las complementaron? 

-R. A.: Las dos miradas se complementan muy bien. Hay un despliegue muy grande en la primer parte, una cosa muy activa que en la segunda lo aplacamos un poco. Hay una cercanía mayor entre el espectador, y los actores y se da otro tipo de vínculo. 

-N.M: En la parte de arriba el actor se puede acercar más a la persona de Le Corbusier. Yo creo que mi trabajo se acerca más a otras cuestiones. Está bueno porque luego de pasar la primera parte, la casa permite una distención y reflexionás cosas diferentes. Y te vinculás con la arquitectura de maneras diferentes. En la segunda parte entrás al mundo de le Corbusier a pleno. 

¿Y a qué se debe el título? ¿Qué es lo que no se puede decir? En las obras, en esto de entrar al espacio o a la intimidad de Le Corbusier ¿qué cosas no se dicen? 

-N.M: El Espacio Indecible es una categoría de Le Corbusier. Él dice que cuando la materia irrumpe en el espacio implica resonancias que son del orden de la emoción, implican algo que no se puede decir, quedan fijadas en el espectro emotivo de cada individuo que conecta con ese espacio atravesado por la materia. Y el teatro es eso al mismo tiempo. Te pongo un ejemplo las recientes inundaciones que sufrió la ciudad no están dichas, pero la destrucción de una guerra es comparada por la gente con la ciudad. 

-R. A: En la segunda parte me motivó más el lado de lo que no se puede expresar con palabras. Y el teatro también es eso. Lo mejor que te puede pasar es que no puedas explicar lo que viste o de que se trata sino que te puedas quedar con esa emoción, que no tiene palabras. El sujeto de la obra se construye desde lo no dicho, de la mirada de los personajes. O también pasa que se construye desde lo negativo, de lo que no les gusta a los personajes de Le Corbusier, es el caso por ejemplo de su viuda. Y uno desde allí puede construir lo opuesto. 

¿La gente cómo reacciona con la obra y el espacio? 

-R. A: A veces hay gente que se cuelga mirando el lugar. O sea está bien si hay un actor que los atrae, pero a la vez uno se puede quedar mirando una persiana o fijando su atención en cosas. 

-N.M.: La casa es para nosotros el espacio escenográfico, la obra no tiene escenografía. Y a veces pasa que cuando uno va a ver una obra de teatro se detiene en los detalles, y acá la gente se detiene en las curvas, las líneas rectas, los diagonales, las columnas. Lo que tiene de bueno es que no es una obra pedagógica, no es una visita guiada. Es una obra que interroga a la casa, a Le Corbusier, al espacio, a la ciudad, etc. Es una obra que abre preguntas. 

El espacio Indecible se presenta los días sábados con dos funciones a las 19 y a las 21hs. Se puede ver hata el 18 de mayo en Casa Curutchet (53 E/ 1 Y 2). Los cupos son limitados, así que pueden hacer sus reservas a mariaibarlin@gmail.com. 

Una vida mejor: la sensibilidad de lo cotidiano


Martes | 30.04.2013  Publicado en Edición Impresa:   Espectáculo

TEATRO - CRÍTICA

CLAUDIO GARCÍA SATUR Y CLAUDIA LAPACÓ, EN “UNA VIDA MEJOR”

Por IRENE BIANCHI

“Una vida mejor”, de Claudio García Satur, protagonizada por Claudia Lapacó y Claudio García Satur. Diseño de escenografía y vestuario: René Diviú. Diseño de luces: Charly Randich. Música original: Gaby Goldman. Producción General: Espectáculos Gallo. Dirección: Santiago Doria. Teatro Municipal Coliseo Podestá.

Floreal (Satur) es un tipo bastante cabrón y ermitaño. Vive solo, separado hace mucho. Tiene un hijo casado, Ricardo, muy dedicado a su profesión y para nada apurado en darle un nieto. A Ricardo le preocupa la salud de su padre, que come y bebe en exceso, haciendo caso omiso de su presión arterial. Por eso, en forma inconsulta, le contrata una señora, Remedios (Lapacó), con conocimientos básicos de enfermería, para que lo “vigile”, limpie su departamento y le cocine comida sana.

Acostumbrado a su privacidad y a su independencia, Floreal resiente la llegada de esta “invasora”, y no lo disimula en absoluto. Más bien, le “chumba” para que se vaya y lo deje en paz.

Remedios es viuda, mujer sufrida, que realmente necesita trabajar. Tiene una hija que se fue a España –en busca de una vida mejor - y un nieto a quien hace años que no ve. Desea ahorrar peso sobre peso para costearse el pasaje y visitarlos.

Este es el planteo inicial de la obra escrita por Claudio García Satur y dirigida por Santiago Doria; comedia amable, muy llevadera, con diálogos bien picaditos, réplicas graciosas y muy buenos remates. Sencilla, nada pretenciosa, no por ello deja de ahondar en algunas cuestiones medulares, como la rutina, la soledad, el desamor, el hastío, la manipulación mediática, los espejismos con los que pretende seducirnos la sociedad de consumo, siempre en un tono cotidiano y desacartonado. La pieza sobrevuela temas serios sin ponerse solemne.

Un acierto de la puesta es la música incidental de Gaby Goldman, que subraya los diferentes climas. Satur parece decir que “la vida mejor” que nos propone el afuera, puede no estar ahí, sino más cerquita, en la posibilidad de volcar y compartir el cariño y la atención en alguien que nos necesite.

Tanto Claudia Lapacó como García Satur, se mueven como peces en el agua en el escenario, haciendo creíbles y queribles a sus respectivos personajes. Floreal recuerda con nostalgia las postales del barrio de su infancia y adolescencia, los bailes de carnaval en la calle con los vecinos, los picaditos en el potrero, el primer amor, pantallazos de otra “vida mejor”, que ya fue. Los recuerdos de Remedios, en cambio, no son tan gratos: un marido alcohólico, privaciones, sacrificio. Sin embargo, hay una personita en su vida actual, que le devuelve el entusiasmo y la alegría; alguien que oficiará de puente entre estos dos seres maduros. Este encuentro casual o causal entre Floreal y Remedios, seguramente redundará en una vida mejor para ambos.

“Una vida mejor”: auspicioso debut autoral de un entrañable “ex tachero”.

Martina Stoessel: “No es fácil ser Violetta”


30 ABR 2013 

LA RAZON / SHOW

Martina Stoessel es la protagonista de la exitosa tira juvenil que arrancó ayer la segunda temporada por Disney Channel. Con tan sólo 16 años, dice que está agradecida y feliz, pero que la fama también implica sacrificios y elecciones.

Por LAURA NATALE


Hasta el año pasado, no la conocía nadie. Hoy, Martina Stoessel es seguida y admirada por todas las chicas -y chicos- que van desde los 3 años hasta los 15, gracias a la serie “Violetta”, que ayer estrenó su segunda temporada por Disney Channel. Y esto no sólo sucede en Argentina. “Violetta” también lidera la audiencia en Colombia, Chile, México, España, Turquía y Rusia. ¿Más datos? El primer CD es disco de oro en Colombia y Chile, y platino en Uruguay y Venezuela (acá es cuádruple platino) superando las 180 mil copias vendidas en cada país. El segundo disco “Cantar es lo que soy” ya es triple platino en nuestro país y para julio se planean realizar ¡60 funciones en el Gran Rex! Sin lugar a dudas, Violetta es un gran fenómeno.

¿Y cómo es ser Violetta para la adolescente Martina Stoessel, de 16 años? 

“No es fácil... primero por mi edad y porque hay un montón de sacrificios que se tienen que hacer para poder estar en la televisión. Además, siempre vas a estar expuesta. Que miles de personas opinen de tu vida sin conocerte tampoco es fácil. Igual, yo lo disfruto un montón porque, al fin y al cabo, hago lo que más me gusta, que es cantar y bailar. Desde muy chica lo único que quería era hacer esto. Jamás tuve dudas. Quería cantar, ser famosa, aparecer en la tele. Veía ‘Hannah Montana’, ‘Patito Feo’ y decía: yo quiero estar ahí”.

¿Cuándo empezaste a sentir que “Violetta” estaba convirtiéndose en un gran éxito? 

Fue raro porque terminamos de grabar la primera temporada casi un año antes de que saliera al aire. Es más, estábamos grabando y salíamos a la calle y por ahí alguien nos preguntaba: ¿qué estás haciendo, qué es de tu vida? Un programa de televisión para Disney... Ah mirá qué bueno, contame... Recién al año siguiente explotó.

¿Por qué te parece que chicas de edades tan distintas se engancharon con Violetta?

Las más chicas porque sus padres saben que pueden ver cualquier programa de Disney tranquilas. Nunca, jamás, correrán el riesgo de encontrarse ahí con algo fuera de lugar. Disney es siempre angelical, sano, bien cuidado. Y después, bueno, el argumento... son historias de adolescentes: a todas les gusta un chico y después otro..., están entre dos amores y viene la mala y le hace la vida imposible y lloran con sus amigas y empiezan a descubrir el mundo y se pelean con sus papás, como le pasa a Violetta.

¿Disfrutás de la fama en la calle? 

Hay una parte que sí disfruto mucho, que me encanta. El otro día estaba por la calle Corrientes con mi mamá y veo pasar a una nena que tenía puesta una remera con mi cara. Frenamos el auto, bajo la ventanilla, le hago señas y la saludo. La nena no lo podía creer... se quedó helada, miraba la remera y me miraba a mí... me bajé del auto, me acerqué y se puso a llorar de la emoción. Otro día me pasó en una disquería: se acercó una nena, agarró el disco de Violetta sin darse cuenta de que yo estaba ahí y se puso en la fila. Me paré atrás y me miró: ‘¿sos Violetta?’, me preguntó. No lo podía creer. ¡Eso me encanta! Yo las re-entiendo porque era igual que ellas con mis ídolos, súper fanática. Hasta el día de hoy sigo imitando a Antonella (Brenda Asnicar, la “divina” de “Patito feo”).

¿Qué parte no disfrutás? 

Y cuando por ahí me siguen a todos lados o vienen hasta mi casa. Es complicado, pero eso lo manejan mis papás.

¿Qué tiene Violetta de vos?

El amor por el arte. Le encanta estar con sus amigos, cuando está triste habla con ellos y se apoya en su pasión, que es la música. A mí me pasa lo mismo: yo estoy triste y me pongo a escuchar música, a cantar y llamo a mis amigas a las 3 de la mañana y les digo “no puedo dormir”. Violetta me cambió la vida, además este año como vamos a estar con giras y teatro, estoy haciendo el colegio a distancia, por medio de internet y rindo libre.

¡No vas más al cole! ¿Y a tus amigas, las ves? 

En la vida se trata de elegir y yo elegí hacer esto que tiene sus pros y sus contras. Obvio que extraño estar con mis amigas en el cole, fue difícil, igual nos vemos los fines de semana y salimos. Mantengo a mis amigas de toda la vida.

Querías ser famosa y el sueño se te cumplió. Ahora, ¿era lo que pensabas? 

No. Yo creía que las famosas tenían la vida perfecta. Se despiertan maquilladas, se acuestan así de lindas, están todo el tiempo impecables, nunca tienen un problema, son siempre felices, tienen el novio que quieren, nunca lloran. Ahora me doy cuenta de que nada que ver. Esta vida es igual a la de cualquiera y hasta a veces con más complicaciones o responsabilidades. Yo quería ser famosa pero nunca pensé que el fanatismo podía llegar tan lejos... no lo termino de entender, la gente se obsesiona con esa figura que ven, lloran, te escriben cartas de veinte páginas diciéndote todo lo que te aman. Eso sí que no me lo imaginaba...

domingo, 28 de abril de 2013

Claudio García Satur: frente al desafío de revivir el teatro popular


Domingo | 28.04.2013   Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos

El actor debutó como dramaturgo en la obra que también protagoniza, “Una vida mejor” 


En una etapa de su vida en la que se dedica a disfrutar de los pequeños placeres, el actor Claudio García Satur, el inolvidable Rolando Rivas que sedujo con sus modos a la platea femenina de la década del 70, debutó como dramaturgo con la obra “Una vida mejor”, una pieza que también protagoniza y con la que busca revivir el teatro popular argentino.

En diálogo con EL DIA, este actor que empezó su carrera haciendo teatro vocacional interpretando autores como Bernard Shaw, Bertold Brecht y William Shakespeare y que conoció las mieles de la fama gracias a “Rolando Rivas, taxista”, habló sobre la obra con la que se presentó el viernes en la Ciudad, acompañado en escena por Claudia Lapacó y bajo la dirección de Santiago Doria.

¿De qué se trata “Una vida mejor”?

“Esta comedia es un diálogo entre un señor medio gruñón que vive solo y una empleada que le encaja al hijo para que lo ayude en su vida, cosa que él no desea porque no quiere a esa mujer ahí, merodeando en su vida. Pero se establece una suerte de chisporroteo permanente con esta mujer que hace que todo surja dentro de un clima de comedia, donde la gente se divierte mucho y también tiene sus zonas emotivas porque él, escondidamente, es muy tierno y ella es una amante de los seres y de la vida”.

¿Cuál es el planteo que la obra le hace al espectador?

“Además de ser una comedia, esta obra tiene elementos para reflexionar. La pieza tiene, en la palabra de él especialmente, una serie de denuncias de cómo vivimos en esta vida hoy, en este mundo, donde todo nos está siendo dirigido por una televisión que nos dice qué tenemos que tomar, qué tenemos que comer, cómo tenemos que vivir. De todas aquellas cosas que nos invaden cotidianamente en la calle, en la casa, a través de la tele y que hace que no vivamos una vida mejor sino por el contrario, que no tengamos mucha alternativa de vivirla mejor, dependiendo y peleando por nuestra libertad de elegir, de vivir y de abrir nuestro corazón para el otro. En definitiva, una reflexión no desde una postura crítica ni metafórica sino desde lo cotidiano”.

VOLVER A LOS ORIGINES

A la hora de sentarse a escribir, ¿qué fue lo que se propuso?

“Creo que el propósito de esta obra era volver, si se puede, a lo que se llama el teatro popular argentino, que es el teatro donde se contaban las sensaciones de la gente, lo que le pasaba cotidianamente. En aquella época, el teatro argentino lo exponía permanentemente, en otros tiempos en los que también había una sala de teatro en cada barrio de Buenos Aires, cosa que lamentablemente ha desaparecido. Esto también propende a rescatar, si es posible, desde una mirada muy noble, pero al mismo tiempo solitaria, el teatro argentino”.

¿Por qué esperó tanto tiempo para debutar como dramaturgo?

“Las cosas surgen solas. Una cosa que surge no es una cosa que se la desea, que se la posterga y que se la adelanta, simplemente es algo que surge. Además yo he escrito siempre por entretenimiento, tengo un libro de cuentos (“Heterocuentos”) que escribí hace 25 años y casi fue un libro para repartir entre amigos y colegas. Un día me senté y a los diez días volví a tomar el texto y lo profundicé y lo seguí. Lo que hago es sentarme y ver si algo aparece a través de mi mente, mi espíritu o algo ‘mediúmnico’ y que se contamine con mis dedos y con las teclas, y de pronto aparece algo que tiene sentido y surge”.

¿Extraña hacer televisión?

“A veces sí, porque la televisión ha sido un territorio que yo conocí mucho y disfruté mucho y en el que tuve éxitos y fracasos pero no puedo hacerlo porque lo que me proponen generalmente, aunque ya hace rato que no me proponen nada porque están hartos de que les diga que no (risas), son tiras, y yo no estoy ni con ganas ni con edad para estar diez u once horas grabando en un estudio, no tengo ganas de eso; además no sería un buen negocio para las empresas porque no rindo, porque tengo mis ‘pipirulos’. Pero si quizás apareciera algo para grabar en un día o un día y medio, una participación especial, un unitario, una sit com, no sé, podría ser”.

Se podría decir entonces que, hoy por hoy, el teatro es su lugar...

“En el teatro hago un esfuerzo de dos meses, ensayos, preocupación de búsqueda, de construcción, pero después nadie me saca el placer de esa hora y media arriba del escenario y la repercusión del público, que es inmediata. Es lo que tiene el teatro, está vivo y uno está vivo, por eso hoy lo elijo”.

sábado, 27 de abril de 2013

Yo animé


Sábado | 27.04.2013 Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos

TEATRO EN LA PLATA

Por IRENE BIANCHI


Novedosa propuesta infantil de “La Terraza Teatro”, en la que un dibujante que atraviesa una crisis de inspiración, es “ayudado” por un borrador descartado en un bollito de papel, que se niega a terminar en el cesto. Artista y boceto se embarcan en un viaje fantástico, creando los paisajes y haciendo camino al andar. Lo original es que prescinden del lenguaje hablado, priorizando la imagen. Estanislao Pedernera y Lisandro Amado dan vida a estos compañeros de ruta, dirigidos por el autor de “Yo animé”, Diego Biancotto. Domingo 17 hs en La Lechuza, 58 entre 10 y 11. Ultima función.

Les Luthiers: cada vez mejores


Sábado | 27.04.2013 Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos

EL LEGENDARIO GRUPO HUMORÍSTICO SE PRESENTA ESTE FIN DE SEMANA CON CUATRO FUNCIONES EN EL ESCENARIO PRINCIPAL DEL TEATRO ARGENTINO


Por IRENE BIANCHI

¿Qué se puede decir de estos descomunales artistas que no se haya dicho ya, a lo largo de sus cuarenta y cinco años de ininterrumpida labor? ¿Qué agregar que no suene redundante o reiterativo? ¿Cómo analizar y explicar este fenómeno que seduce a varias generaciones de fieles y consecuentes espectadores? Público de todas las edades que espera con ansias y disfruta como loco cada una de sus presentaciones.

Los platenses mantenemos con “Les Luthiers” un romance de vieja data. Recordamos sus shows en el Cine Teatro Astro (hoy Viejo Teatro), a principios de la década del ’70. Desde entonces, la calidad de sus espectáculos no ha disminuido ni un ápice. Muy por el contrario. Su ingenio, particular estilo y enorme creatividad, se han ido incrementando con el paso de los años.

La clave del éxito y permanencia de este particular ensemble integrado por Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Marcos Mundstock, Carlos Núñez Cortés y Daniel Rabinovich es, creemos, su disciplina e inteligencia. Sobre todo, para mantener la cohesión grupal durante tanto tiempo, superando seguramente egolatrías y vedetismos.

Otra característica saliente – además de su indiscutible virtuosismo vocal y musical- es la cuerda de humor que pulsan, alejado de cualquier atisbo de vulgaridad o grosería. Apelan a la agudeza del espectador, desechando el chiste fácil. Se valen de la ingenuidad, del sobreentendido, del subtexto. Nunca son obvios ni previsibles. Talentosos, pícaros, sarcásticos, irónicos, jamás ofenden ni hieren susceptibilidades.

Pero por sobre todas estas cualidades, lo más notable es su “timing”, el manejo de las pausas, los silencios, las transiciones, el gesto que reemplaza y resulta más elocuente que la palabra. Eso en si mismo es un arte que han llegado a pulir a la perfección.

“Chist”, la deliciosa e imperdible antología que este fin de semana está colmando cuatro funciones en el Teatro Argentino, incluye las “canciones descartables” del inefable cantautor Manuel Darío; algunos “hits” del Maestro Mastropiero; el desopilante rap “Los jóvenes de hoy en día”; el “cántico enclaustrado Educación Sexual Moderna”; la “hematopeya Redención del Vampiro”; la “canción ecológica: Sólo necesitamos”; el “Bolero de los celos”, entre otras memorables joyitas.

En una semana tan convulsionada en nuestro país por la apresurada y cuestionada reforma de la Justicia, el sketch “La Comisión”, en el que dos políticos corruptos, coimeros y venales le encargan a un músico mediocre reescribir el Himno Nacional, resultó particularmente oportuno y ruidosamente festejado por el público presente.

“Les Luthiers”: cada año mejores, como los buenos vinos.

El audaz destape de Patricia Sosa como modelo de lencería

¡DIOSA A LOS 57 AÑOS!

La cantante se animó a a posar para la nueva publicidad de una reconocida marca de ropa interior. 

Por:
Ciudad.com






La campaña sexy de lencería de Patricia Sosa. (Foto: Selú)

A los 57 años, Patricia Sosa se animó y mostró una faceta desconocida: el modelaje. La cantante dejó atrás miedos y prejuicios y decidió formar parte de la última campaña publicitaria de la marca de ropa interior Selú.

La jurado de Soñando por cantar contó que no fue fácil convencerla y que su pareja, Oscar Mediavilla, está más que feliz con el resultado de las fotos: "Le encantaron todas las fotos: es más, las tiene en el celular...", confesó ella risueña.

"Me llamaron porque consideraron que, por mi perfil, otras mujeres pueden empatizar conmigo. Por supuesto, ¡dije terminante que no! Volvieron a insistir y repetí que no. No tengo mucho conflicto con mi cuerpo, pero tampoco la pavada... No soy modelo ni soy vedette. Al final me animé. Igualmente, puse que tenía que supervisar la elección de las fotos”, contó Sosa a la revista Paparazzi sobre cómo fue que aceptó el desafío.

viernes, 26 de abril de 2013

Adriana Varela: Una flor de enredadera, con voz de rock and roll


CULTURA /  Adriana Varela se presenta el viernes en el teatro de cámara de City Bell. Antes de su show habló con Diagonales.com. y nos regaló un poco de toda la sensualidad de “una mina normal” que canta tangos. 

24.04.2013 | 14.30


Adriana Varela para algunos es la imagen prototípica de la mujer del tango: Morocha voz gruesa arrabalera y sexy. Dentro de lo que salta a primera vista, asoma, una “mina normal”, de voz gruesa pero rockera y sexy. Una mujer que mezcla dos géneros y dos maneras de encarar la vida, que quizá estén más cerca de lo que parece: el Tango y el Rock. Y de esa mezcla sale la mina “que labura de esto” y que está orgullosa de nunca haber firmado un contrato con un “multi”, como dice ella. La despierta pasiones cuando pisa el escenario y se le planta al público al cuál le habla de igual a igual. 

Este viernes se presenta en el teatro de Cámara de City Bell. Acompañada en piano y con la dirección musical de Marcelo Macri, brindará un show que seguramente será para disfrutarla al máximo. Antes de su presentación charlo con Diagonales.com y nos contó un poco de todo. 

Hablanos un poco del show de este viernes, el cual promete “una sesión única de tangos y otras canciones”. ¿Además de los tangos que incluís en este repertorio? 

-Va a haber un poco de Fito Páez, va ha haber Sabina, voy a hacer canciones que yo he cantado con él. Sabina siempre me convocó para cantar canciones que tienen mucho que ver con nosotros y que ademes tienen un aire urbano muy interesante, él es fanático de Buenos Aires. Y además de las canciones también pasa eso que pasa con el público de allí, de City Bell y de La Plata y es que hay cosas que por ahí no me animo a cantar en otro lado. Lo que pasa en esos lugares tan íntimos y maravillosos es que, lo que me piden, lo canto. Siempre que esté dentro de mi repertorio, claro está y siempre que pueda. Cuando actúo en City Bell, que es algo que hago asiduamente, es como que voy “a lo que venga”, en el sentido de lo que venga del público, a eso me refiero. 

Es como un ida y vuelta más marcado que sólo la respuesta del aplauso 

-Totalmente. Yo tengo con La Plata en general un vínculo, desde mi lado, muy emotivo. Yo me acuerdo en París en el Chaillot, que es como el lugar más top pata cantar y yo lo hice varias veces, recuerdo a un holandés que me vino a hacer una nota para la tv de Holanda, con cámaras y todo y me preguntó: ¿y ahora qué te gustaría hacer? Y yo le contesté: Volver a La Plata. Me salió espontáneamente, porque me gusta y yo sé que City Bell o La Plata son lugares muy importantes para mí. 

La gente que te sigue es de edades muy variadas y escapan a lo que puede esperarse de una persona a la que le guste el Tango. Quizá tenga que ver con tu estilo, o tu repertorio, pero lo cierto es que vos sos una mina que conectás al tango con gente de 30 años, incluso menos. 

-Eso es, de alguna manera, lo que me caracteriza no sólo acá sino en todo el Mundo. En cierto sentido hay gente joven que es la que me sigue y algunos descubren el tango a través mío. Eso es algo muy copado, porque finalmente yo también vengo de otro palo. Yo vengo del palo del rock y yo también lo descubrí a esa edad, o un poco más tarde, a los 35. Descubrí el tango por búsqueda. Hay una especie de simetría en ese sentido con la generación que va descubriendo el tango como lo sigo descubriendo yo, porque no es que tengo tanta historia de conocimiento con el tango. Sigo buscando tangos porque es una época muy intensa y de mucho interés histórico en cuanto a lo que tiene que ver con la literatura, con la vida que se vivía. Todo eso nosotros no lo vivimos. Yo me sigo sorprendiendo con ese mundo que hoy es clásico, Como lo es Jimi Hendrix. Clásico también es Lennon, Zappa es clásico, y bueno el falco Spinetta ni hablar… 

Sí, no distan muchos años entre la década del 40 (donde surgen muchos tangos de los más famosos) con los 60´s y los músicos que nombras. 

-Totalmente. A nivel histórico si vos te distancias y haces un análisis histórico o filosófico, no es nada. Distanciarse hace bien. En ese sentido todos esos años que acabamos de nombrar no son nada históricamente, son dos minutos. Es por eso que por cierta proximidad que veo entre el rock y el tango es que me resulta mucho más sencillo relacionarlos, de lo que le podría resultar a otro. No me parecen géneros tan distantes, quiero decir. 

Ha habido momentos en tu carrera (al principio sobre todo) donde hubo una cierta resistencia por parte del “tanguero tradicional”, y quizá algo de eso se mantenga. Además de tus orígenes que tiene que ver con el rock ¿Sentís que también tiene que ver con cierta impronta tuya en el escenario, con tu relación con el público? 

-Yo creo que tiene que ver con la actitud rockera, principalmente. Yo lo que hago es desacartonar lo que nunca estuvo acartonado que soy yo, interpretando canciones tan maravillosas que tienen que ver con otras épocas. Pero también incluyo grandes autores contemporáneos a mí. 


Con respecto a tu impronta me refería también a que cambiás el rol de la mujer cantando tango. Pienso en la morocha argentina del tango, y yo a vos no te veo cebándole un cimarrón a las 4 de la mañana al gauchito valiente, todo lo contrario. O quizá Tita Merello con una cosa más arrabalera, pero que también jugaba con su fealdad y su inocencia. Vos sos una mujer increíblemente sexy que se para desde ese lugar. 

-Muchas gracias. Y sí es verdad, en mí no tienen cabida ni la mujer inocua, ni la mujer sometida. Ni tampoco esa figura de la mujer mala o traicionera del tango. Yo creo que soy una mina muy normal, actual. Que ha empezado a cantar laburando de otra cosa y con dos pibes chiquititos, y me fue como el culo cuando dejé de laburar en el consultorio. Y empecé a hacer mi historia con el tango y me quedé sin un mango y todo eso. Esas cosas se reflejan en tu personalidad: no hay caretas acá, ni hay posturas. Yo me acuerdo una vez una persona muy interesante me dijo: “no digas más que venís del rock”. Y yo caretear, no careteo. A mi el que me banca, si es tanguero y me banca, buenísismo. Ahora yo no voy a negar de donde vengo. Así como no niego que vengo de la provincia de Bs As, así como no me hago ni la francesa, ni la inglesa. Yo como soy arriba del escenario, así soy abajo. Soy una mina normal que labura de esto, se gana la vida y viaja y esas cosas, pero nada más. 

Sí, y sos conocida y vendés discos. Está ese costado también 

Sí, igual lo de los discos ya es medio al pedo. Yo ahora estoy recopada con Youtube, pero mal, y aparte tengo la postura de nunca haber firmado con una multi, lo decidí porque lo vi como algo que me podía limitar y es algo que no hice, ni nunca voy a hacer. Y me perdí mucha guita, pero sabés que salud que tengo en este momento. Por lo menos psíquica. De los que sí me felicito es de seguir siendo libre. Y eso también se ve sobre el escenario. Porque sino estaría como recortada. Esas presiones no me van. Por ejemplo, vos y yo no estaríamos hablando si yo no le pido permiso a una multi. Ellos te lo arreglan. Es una locura. Por eso para mí el fenómeno popular masivo, esto de ser no una mina de mercado, sino popular, es porque yo hablo con el público, así como estoy hablando con vos, naturalmente. 

Dentro de lo que se pasa con el público, en algunas oportunidades se genera también una cosa muy al estilo Sandro con sus nenas. Yo he escuchado que muchas veces te gritan algunas cosas muy subidas. En tu lugar otra se enojaría… 

Son muy graciosas. Y ¿sabés qué? Eso es muy copado para el tango. Me parece que haya un poquito de rock and roll en el escenario y en la actitud del público. Y además el tango es rebeldía también. Tiene un origen bajo, portuario, un origen prostibulario, entonces, ahí estamos. Ahí estoy yo. 

Adriana Varela se presenta el viernes 26 de abril de 2013 a las 21:30 hs en el teatro de Cámara de City Bell (diag. Urquiza e/ 462 y 464) 


FRANCISCO BOCHATON Local otra vez


SUPLEMENTO JOVEN

26.04.2013 | FRANCISCO BOCHATON

Uno de los hijos pródigos del rock platense menos complaciente tiene nuevo disco entre manos, y llega a la Ciudad para presentarlo.

Editado en diciembre del año pasado, “La vuelta entera” es un álbum confeccionado durante los últimos tres años, con iguales dosis de paciencia, urgencia e inspiración. El resultado es una colección de once canciones (“El tesoro”, “Invisible”, “Amor en el aire”, “Lorca”, “Puedes venir”, “Mapa de Río”, “Ustedes dos”, “Cuántas veces más”, “Tu luz”, “Somos uno” y “En esta casa”) con adecuada maduración y bienvenida frescura.

“Empecé a trabajar con el material en 2010, y lo grabamos en vivo con la banda en el estudio -el guitarrista Fernando Kabusacki, el baterista Quique Ilid, el tecladista Matías Mango y el bajista Nelson Collingood-” recuerda Bochatón, “todos juntos mirándonos las caras mientras tocábamos y sin editar nada después”.

El cantautor sintetiza que “lo grabamos como se hacía antes, pero con la conciencia puesta en el ahora”.

Esta medianoche, en Ciudad Vieja (17 y 71), con El Milano como banda amiga y su compadre Martín Karakachoff como experto musicalizador de la noche, Bochatón repasará sus clásicos y lo mejor del nuevo disco que contó con invitados como Leo García, Nathy Cabrera, Wendy Rosker y Hernán Agrasar.

Juan Pablo Geretto en el Coliseo Podestá


Por razones de público conocimiento la función fue reprogramada para el día martes 30 de abril de 2013 a las 21 hs. 

Las entradas ya adquiridas tienen vigencia para la nueva fecha.

"MAESTRA NORMAL"
Unipersonal

 “Maestra Normal” es una obra teatral unipersonal escrita e interpretada por el talentoso actor Juan Pablo Geretto, basada en sus propios recuerdos, vivencias y búsquedas, pero por sobre todo, una devolución de amor hacia quienes nos guiaron desde los primeros pasos.

Geretto tiene una larga trayectoria, empezó a estudiar teatro desde muy pequeño e integró diversos grupos de teatro independiente. Trabajó en radio y televisión y obtuvo importantes premios. Pero su paso por el programa de Marcelo Tinelli marcó un antes y un después en su personaje más popular, la Maestra.

Claudia Lapacó: “El teatro es un acto mágico y sublime”



Antes de su presentación en La Plata, la intérprete de Una vida mejordialogó en exclusiva con Hoy

Esta noche se presentará en La Plata la obra teatral Una vida mejor, dirigida por Santiago Doria y escrita por Claudio García Satur, que además protagoniza la pieza junto a la reconocida Claudia Lapacó, con quien Hoy dialogó en exclusiva.

Con una plenitud que trasciende su voz, Lapacó cuenta que “esta historia me atrapó desde que la leí por su simplicidad, porque muchos pueden sentirse involucrados. Se habla sobre la vida, el amor, la soledad, gente que añora a sus hijos, que necesita a sus nietos”, sintetiza la actriz y destaca “el humor, porque la gente se ríe y también llora con la relación de estos dos seres comunes”: el hombre hosco interpretado por García Satur y la empleada doméstica, temperamental pero sensible, que encarna ella. 

Dueña de una trayectoria de 55 años, la artista es la expresión de un genuino amor al arte, con un presente que la enfrenta a una obra hecha a su medida porque, a diferencia de la glamourosa dama que interpretó en Filosofía de vida -con Alfredo Alcón y Rodolfo Bebán-, ahora “buscaba algo que no tuviese nada que ver con lo anterior y es esta mujer simple que encarno en

Una vida... No me gusta que mis personajes se parezcan entre sí, porque es muy fácil instalarse en la comodidad y eso no me interesa; me gusta buscarle las diferencias a cada personaje”. 

Claro está que, pese a haber  integrado ficciones como La Dueña –el unitario que significó la vuelta de Mirtha Legrand a la actuación-, y de participar en Graduados -dos de los mayores éxitos televisivos del 2012- su pasión está en el teatro: “Al recrear la obra varias veces uno tiene la oportunidad de crecer con el personaje; se trata de un arte vivo. En la televisión no hay tiempo ni para ensayar y lo que se graba queda para siempre. Por eso prefiero el acto sublime y mágico del teatro”, enfatiza, para agregar que, “además, la obra se completa con la mirada del público. Uno siente perfectamente cuando se emocionan o sufren y eso es algo maravilloso que la televisión o el cine no te lo dan: el programa sigue mientras el espectador reta a los hijos o contesta el teléfono.

En el cine miran la película mientras comen o suenan los celulares y eso es terrible, por eso me encanta el público atento del teatro”. 

Y ella se siente una “privilegiada” de poder recorrer ese camino pendular entre las bambalinas y la realidad, en una extensa carrera que, lejos de ver un final, sigue activa: “En el teatro no hay techo, no hay edad para terminar de actuar si funciona la cabeza.

La belleza dura un tiempo y después lo que importan son otros valores; si uno comprende eso, con los años se va enriqueciendo y si pone el acento allí, se puede mejorar muchísimo”, reflexiona, y reconoce que hubo momentos “en los que no trabajaba, pero nunca se me ocurrió abandonar la profesión, porque tampoco pretendí el estrellato. Eso no sirve, hay que dejar fluir y aceptar las pequeñas cosas”, simples, como la obra que hoy la traerá a La Plata (Ver ficha), ciudad a la que ha venido “varias veces y que me encanta”.

Una vida mejor

Día: Hoy, 21.30 horas
Lugar: Teatro Coliseo Podestá
(10 Nº 733, entre 46 y 47)

Esa “maravillosa” mujer

A principios del 2013, a Claudia Lapacó le tocó la encomiable tarea de encarnar a Tita Merello en el unitario Historia Clínica (Telefe), basado en las enfermedades sufridas por distintas personalidades nacionales e internacionales. “Fue maravilloso interpretar los últimos años de una mujer tan conocida y con una personalidad tan avasallante, que no se parecía a nadie y que yo he admirado tanto”, cuenta la actriz, y rememora que tuvo “la suerte de conocerla en el ’59, en un programa que hizo [Narciso] “Chicho” Ibáñez Serrador. Con ese recuerdo, y mirando sus últimas apariciones, armé el personaje; un gran desafío, porque se trataba de alguien que está en la retina de la gente”. Pero, “me sentí muy contenta cuando vi lo logrado y eso que no siempre soy gentil con mi trabajo”.

El ritual que nunca se fue


26.04.2013 | CIRO Y LOS PERSAS EN LA PLATA


Al revisar fotos viejas también hay que mirarse al espejo, para tener una dimensión real del cambio. ¿Cuánto cambiaron los recitales de Ciro y Los Persas respecto de la época de Los Piojos? En el caso de Andrés Martínez, el tiempo que pasó desde la disolución de su anterior banda en 2009 tal vez significó un abandono de los compromisos que se deberían cumplir, para dar lugar a una suerte de madurez zen.

Haber pasado del Estadio Ciudad de La Plata al club Atenas, algo que se había verificado por primera vez en el anterior show local de Los Persas, en 2011, es un indicador evidente de que la convocatoria también cambió -aunque vale aclarar que por estas horas lo esperan cuatro shows en diez días en el Luna Park-.

Más allá de la comparación de multitudes, la propuesta musical también es distinta. Que el cantante sea el protagonista natural desembocó en un nombre de banda acertado: Ciro, y después, como el telón o las parrillas de iluminación, Los Persas, la línea de cinco: dos guitarras, bajo, teclado y batería. Esa preponderancia del vocalista genera que él “sea” la banda, algo sabido desde hace cuatro años, a veces maquillado sin éxito por el propio protagonista.

Tal vez por eso hoy los shows cambiaron, comparados con los de la década pasada: el candombe se convirtió en espectáculo circense -“LVR”-, y las estructuras de temas cuadradas o en 4x4 nunca se fueron, pero se apoyan en arreglos, tempos medios y sobre todo improvisaciones de los instrumentistas de a uno, como levantando la mano en clase, esperando su minutito para explotar.

El MAGNETISMO DE SIEMPRE

La semana pasada, ese magnetismo que es hijo del carisma de Martínez y alimenta cada uno de los recitales de su banda volvió a rebotar por las paredes de la cancha de básquet de avenida 13. El drama de la inundación generó que el show decidiera ser benéfico: unos cuantos miles de pesos de la recaudación se donarán a distintas entidades barriales de ayuda a los damnificados. Y el estribillo de “Todo pasa” mutó en “dale, La Plata no llores”.

Por lo demás, el recital de Atenas tuvo lo de siempre: distintos pogos (los acompasados de “Taxi boy” o “Servidor” mezclados con los erráticos, como en “Pacífico”, “Antes y después” o “Ruleta”). También aparecieron “El viejo” y “You gotta move”, un cover habitual y otro atípico, mostrados como si fueran credenciales de la raigambre de todo ese mejunje musical que desparrama eclecticismo pero también uniformidad; las canciones de Ciro y Los Persas alisaron muchas de las complejidades -compositivas e instrumentales- de Los Piojos, pero a pesar de ese factor tienen una ornamentación propia de los obsesivos, al estilo de esos directores de cine que no se salen de un género y se dedican a pulir cada secuencia para que se luzcan más que si estuvieran en el contexto de una trama complicada. Punto a favor.

Un tramo festejado por su gente y buena parte de los medios es el homenaje a los veteranos de la guerra del ’82, cuando algunos de ellos se suben al escenario durante “Héroes de Malvinas”. Para seguir con la temática de la represión estatal, el tema siguiente fue “Pistolas”, el ya clásico insulto al abuso de poder policial durante el menemismo.

MUSICA PARA LAS MASAS

Con cuarenta y cinco años y el privilegio -¿inédito a nivel mundial?- de haber teloneado tanto a Paul McCartney como a los Rolling Stones, a Ciro le importa poco rendir cuentas. Y no porque haya dejado de ser un showman de estadios con una pizca de clown, como lo es desde hace más de 15 años. En su última versión, las canciones de Martínez se siguen estirando entre solos y luces orientadas a un solo instrumentista.

Pero eso es lo de menos: “Noche de hoy”, “Curtite”, “Ciudad animal” o inclusive “Barón rojo” explican que los recitales pueden parecerse más a un pub que al mismo rectángulo que minutos antes escuchó “LVR” o “Chucu-chu” en clave circense, papel picado y colores primarios resplandecientes. Y también se escurrieron las historias de seducción-desamor (“Mírenla”, “Insisto”).

En tres horas y cuarto la banda exploró todas sus aristas aunque, claro, quedaron temas afuera como para que la vuelta se pudiera amenizar con el debate: algunas de las canciones que no se escucharon el viernes pasado fueron el raro y coherente “Malambo para Luca”, el nuevo soundtrack de fogón “Vas a bailar” y la siempre reclamada “Babilonia”, que el público se encargó de pedir coreando su introducción onomatopéyica. Volvió el ritual, o al menos lo más parecido que pueda existir hoy por hoy.

Diego Dipierro

Fuente: 

Llega Adriana Varela a la noche citibelense


Viernes, 26 de abril de 2013 Suplemento Norte


Esta noche, a las 21.30, se presentará la cantante Adriana Varela en el Teatro de Cámara de City Bell, de diagonal Urquiza entre 462 y 464.

La artista -que lleva grabados 12 discos- estará acompañada en piano y con la dirección musical de Marcelo Macri, en una sesión única de tango y otras canciones. Será un show íntimo y único para disfrutarla al máximo.

Agenda Teatro La Plata


Viernes | 26.04.2013 Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos

"Una vida mejor", viernes a las 21.30 en el Coliseo Podestá, 10 entre 46 y 47

Viernes 26

Una vida mejor.- Hoy a las 21.30 en el Coliseo Podestá, 10 entre 46 y 47, con la actuación de Claudio García Satur y Claudia Lapacó, con dirección de Santiago Doria.

La casa de Rigoberta.- Hoy a las 21 en el Centro Cultural Viejo Almacén El Obrero, Av. 13 y 71. Dir. Cynthia Pierce.

Mirapampa.- Hoy a las 22.30 en el Centro Cultural Viejo Almacén El Obrero, Av. 13 y 71. Dir. Diego de Miguel, con Mauricio Serrano, Adriana Sosa y Laura Palmieri.

Gala finoli.- Hoy a las 22 en Teatro Estudio, calle 3 Nº 386 entre 39 y 40, con dirección de Darío Levin.

Paco Rimenver.- Hoy a las 22 en El Rincón de los Amigos, Av. 51 entre 4 y 5, con su show de música y humor, a cargo de Diego Cremonesi.

Alejandro Gardinetti.- Hoy a las 21.30 en el Teatro La Nonna, 3 y 47, el humorista brindará una función a beneficio de los inundados. Se recibirán donaciones de pañales descartables para niños y adultos.

M Medea.- Hoy a las 22 en el Centro Cultural El Núcleo, 6 Nº 420 entre 40 y 41, con dramaturgia y dirección de Diego Biancotto. Ultima función.

Traé tus palabras, subilas al escenario.- Hoy a las 19.30 en el Teatro Rambla, 2 entre 48 y 49, continúa la búsqueda de dramaturgia dedicada a reflejar y desarrollar materiales que encaren temáticas y sucesos de la gesta de Malvinas. Coordinación general: León Rindzius.

Match de Improvisación.- Hoy a las 24 en El Teatro Concert, 43 entre 7 y 8, espectáculo de improvisación, humor y deporte. “Especial mascotas”, con dirección de Juan Pablo Pereira y Fderico Marotta.

Jacobo o la sumisión.- Hoy a las 23.45 en el Centro Cultural El Escudo, 10 entre 60 y 61.

Las Abbas.- Hoy a las 23 en La Queimada, 26 y 60, presentando “Unicas 2”, espectáculo de humor y transformismo con Javier Cardini y Julio Piteck.

Céfiro15.15.- Hoy de 18 a 20 en el Patio del Rectorado de la UNLP, 7 entre 47 y 48, instalación, performance y artes en cruce. Entrada libre y gratuita.

Enredos.- Hoy a las 21 en El Bombín Teatro, 59 entre 12 y 13, de Juan Mallach y Daro Marques.

INFANTILES

Espectáculo de Magia.- Hoy a las 17 en el Espacio Fuente del Centro Cultural Islas Malvinas, 19 y 51. A la gorra.

Sábado 27

Como ser abuela y estar de novia al mismo tiempo.- Mañana a las 20 en el Auditorio del Pasaje Dardo Rocha, 50 entre 6 y 7, unipersonal de humor escrito y protagonizado por Liliana Bernard. A beneficio del merendero San Francisco Javier de Los Hornos.

Sherlock Holmes, el sabueso de Barkerville.- Mañana a las 21.30 en Teatro Estudio, calle 3 Nº 386 netre 39 y 40. Obra de Guillermo Yanícoila, con dirección de Ana Clara González. Ultima función.

Tiempo de ser felices.- Mañana a las 21 en el Teatro La Lechuza, 58 entre 10 y 11, comedia escrita y dirigida por Máximo Calabrese y Markos Spanevello. Ultima función.

El Espacio Indecible.- Mañana a las 19 y 21, en la Casa Curutchet, 53 entre 1 y 2. Obra en dos partes que propone una mirada sobre la época y la figura del genial arquitecto suizo Le Corbusier. La primera parte, escrita y dirigida por Nelson Mallach, con la actuación de Elke Aymonino, Víctor Galestok, Anne-Audrey Saguin y María Ibarlín. La segunda, escrita y dirigida por Roxana Aramburú, con la actuación de Ptricia Focaccia, Ana María Haramboure, Julio salerno y Virginia Calabrese.

Ñaque o pde piojos y actores.- Mañana a las 22.30 en el Centro Cultural Viejo Almacén El Obrero, Av. 13 y 71. Dir. Marcelo Demarchi.

Sonia P... existe, aun está sana y vive acá (Diario de una psicótica).- Mañana a las 20.30 en el Teatro Rambla, 2 entre 48 y 49, escrita y protagonizada por Mónica Greco, con dirección de José Luis de las Heres. No apta para menores de 16 años.

La malasangre.- Mañana a las 21 en el Club Unión Vecinal de Angel Etcheverry, calle 52 y 229, a cargo del grupo Arde Troya, con la dirección de Laura Brandi.

300 millones.- Mañana a las 21.30 en el Centro Cultural El Núcleo, calle 6 Nº 420 entre 40 y 41, obra de Roberto Arlt, con dirección de Oscar Ferreyra. Ultima función.

Adela en el espejo.- Mañana a las 21 en la sala B del Pasaje Dardo Rocha, 50 entre 6 y 7, espectáculo de danza-teatro a cargo del grupo La Pecueca, con dirección de Agustina Serena.

Héroes sin nombre.- Mañana a las 21 en El Fondo Espacio Teatral, calle 10 Nº 1523 entre 63 y 64, de César Genovesi, con dirección de Martín Ordoqui.

Las Chicas del After Office.- Mañana a las 21 en Crisoles, Av. 1 entre 41 y 42, comedia escrita y dirigida por Irene Bianchi, con Graciela Martínez Christian, Griselda Actis, Pau Verderosa y Laura Elmasian.

A los caranchos.- Mañana a las 21 en El Altillo del Sur Casateatro, Av. 1 Nº 1693 casi 67, con dirección de César Palumbo.

Le agregué un sueño, una promesa.- Mañana a las 21.30 en El Sótano, calle 10 Nº 967 entre 51 y 53, con dramaturgia y dirección de Laura Valencia.

Faisán Plateado.- Mañana a las 21, 22 y 23 horas en La Fabriquera, calle 46 Nº 943 entre 13 y 14, creación colectiva con dirección de María Amelia Pena.

Q.- Mañana a las 21 en El Bombín Teatro, 59 entre 12 y 13, de Julián Arenas. Estreno.

La Medical Jazz Band.- Mañana a las 21 en Teatro La Nonna, 3 y 47, presenta su espectáculo de música y humor “El Humor Cura”.

INFANTILES

Noche de reyes en el Islas.- Mañana a las 18 en el Centro Cultural Islas Malvinas, 19 y 51, con dirección de Belén Spléndido, a cargo del grupo de teatro La Anunciación.

Espectáculo de Magia.- Mañana a las 16 en el Espacio Fuente del Centro Cultural Islas Malvinas, 19 y 51. A la gorra.

Alicia en el país de las maravillas.- Mañana a las 17 en el Centro Cultural Viejo Almacén El Obrero, Av. 13 y 71. Dir. Nicolás Alonso, a cargo del grupo Artex100pre.

Giratutto.- Mañana desde las 16 en Plaza Azcuénaga, 19 y 44. A la gorra.

Muñocos.- Mañana a partir de las 16, dos funciones, en Plaza Moreno, 13 y 53, presenta la obra “El nacimiento de un plumífero”, con música original y títeres gigantes. A la gorra.

Domingo 28

Verona.- El domingo a las 20.30 en el Centro Cultural El Núcleo, calle 6 Nº 420 entre 40 y 41, obra de Claudia Piñeiro, con dirección de Cristina Martínez Osses.

Eter-retornable Un absurdo sobre la vida.- El domingo a las 20.30 en el Teatro Estudio, calle 3 Nº 386 entre 39 y 40, de Angie Oña, con dirección de Germán Crivos.

Patos Hembras.- El domingo a las 18 en el Teatro Princesa, calle 4 Nº 414, obra de Beatriz Catani.

Se me lengua la traba.- El domingo a las 15.30 en el Teatro Rambla, 2 entre 48 y 49, continúa este ciclo de cuenta cuentos teatrales para mayores de 18 años. Los interesados en participar deberán llevar materiales literarios de narración.

Las Abbas.- El domingo a las 23 en La Queimada, 26 y 60, presenta “2 domingueras”, espectáculo de humor y transformismo a cargo de Javier Cardini y Julio Piteck.

Día Internacional de la Danza.- El domingo a las 19.30 en el Teatro Coliseo Podestá, 10 entre 46 y 47, espectáculo con numerosos grupos de danza de la región, con dirección de Alicia Costantino. Entrada libre y gratuita.

Faisán Plateado.- El domingo a las 19, 20 y 21 horas en La Fabriquera, calle 46 Nº 943 entre 13 y 14, creación colectiva con dirección de María Amelia Pena.

Q.- El domingo a las 20 en El Bombín Teatro, 59 entre 12 y 13, de Julián Arenas. Estreno.

INFANTILES

El Patito Feo.- El domingo a las 16 en el Teatro La Nonna, 3 y 47, con dirección y adaptación de Leo Ringer, en el tradicional ciclo de clásicos infantiles.

Noche de reyes.- El domingo a las 16 y a las 18 en el Centro Cultural Islas Malvinas, 19 y 51, con dirección de Belén Spléndido, a cargo del grupo de teatro La Anunciación.

Espectáculo de Magia.- El domingo a las a las 16 en el Espacio Fuente del Centro Cultural Islas Malvinas, 19 y 51. A la gorra.

Giratutto.- El domingo desde las 16 en Plaza Azcuénaga, 19 y 44. A la gorra.

Cirquesteando a la deriva.- El domingo a las 16 en el playón de la Estación Provincia, 17 y 71, con La Cirquesta (circo+orquesta). Gratuito.

Muñocos.- El domingo a partir de las 15, dos funciones, en Plaza Moreno, 13 y 53, presenta la obra “El nacimiento de un plumífero”, con música original y títeres gigantes. A la gorra.

Yo animé.- El domingo a las 17 en Teatro La Lechuza, 58 entre 10 y 11, con dirección de Diego Bianchotto. Ultima función.

jueves, 25 de abril de 2013

Califican de “calamitoso” el estado del Anfiteatro del Paseo del Bosque


El sitio histórico se encuentra en desuso y abandonado. Críticas al Instituto Cultural provincial


El anfiteatro “Martín Fierro”, ubicado en el Paseo del Bosque, es uno de los sitios históricos, no sólo de la ciudad, sino también de la región capital. Tal condición pareciera no importarle a las autoridades a cargo de su mantenimiento y conservación. Con sólo acercarse a metros del lugar se puede dilucidar como los arbustos y pastos ocultan tras de sí a las butacas del establecimiento que supo albergar a más a 2.400 personas. 

El establecimiento donde supieron presentarse los artistas y músicos de primer nivel del país y de Latinoamérica, se encuentra desbastado y a “años luz” de lo prometido por el gobernador Daniel Scioli en 2009, cuando se llevó a cabo la reinauguración y se anunciaron nuevas refacciones e inversiones. 

“Deseamos hacer pública la calamitosa situación en la que se encuentra el anfiteatro del Bosque, uno de los tantos circuitos turísticos que nuestra ciudad ofrece a los miles de visitantes que recalan aquí cada año”, señaló en un comunicado de prensa la ONG Vecinos de Villa Elisa (Vedeve). 

El peso histórico del anfiteatro se da desde los inicios mismos de su creación, que fue inaugurado en el año 1949 por el entonces Presidente Juan Domingo Perón y la Primera Dama, Eva Duarte. Durante décadas supo constituirse como espacio de la cultura nacional, realizándose allí infinidad de festivales musicales, así como presentaciones artísticas de distinta índole. En dicho escenario llegaron a tocar músicos como Fito Páez, Argentino Luna, Jaime Torres, León Gieco, entre otros.

La situación extrema en la que se encuentra la infraestructura alarmó a vecinos y entidades no gubernamentales de la ciudad que empezaron a movilizarse para exigir el reacondicionamiento de las instalaciones. En ese sentido, y remarcando el deterioro y el abandono existente, desde Vedeve pidieron “la urgente intervención del Municipio de La Plata para que a través de la Secretaria de Cultura y el EMATUR curse las demandas correspondientes ante el Ejecutivo Provincial y los organismos que correspondan”.

Por último, desde la asociación civil exhortaron al Gobierno de la provincia “a reparar inmediatamente la situación de abandono en la que se encuentra el anfiteatro del Paseo del Bosque, patrimonio histórico y arquitectónico de los todos los bonaerenses, que se encuentra en suelo platense”.


Críticas a la gestión de Telerman

El anfiteatro “Martín Fierro” depende del Instituto Cultural de la provincia, quien a partir del año pasado se encuentra a cargo de Jorge Telerman. 

Según denuncian desde Vedeve en la breve gestión del exjefe de gobierno porteño los gastos realizados no se condicen con las necesidades existentes dentro del patrimonio cultural bonaerense. De ahí, que denunciaron la existencia de “gastos en telefonía celular por $ 200.000, deudas al fisco por $ 150.000 y la creación de nuevas direcciones que implicaron $1.000.000 anual”

Día Internacional de la Danza en el Coliseo Podestá


DIA INTERNACIONAL DE LA DANZA

28 de Abril de 2013:  19.30 hs. 

Organizan:
Consejo Argentino de la Danza - C.I.D - UNESCO y la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de La Plata

ENTRADA LIBRE Y GRATUITA
Se recibirán donaciones de útiles escolares para la
Escuela Nº 20

GRUPOS QUE INTERVIENEN
1.Grupo Municipal de Danzas de Berisso(Malambo)
2.Asociación Sarmiento (dúo de danza contemporánea)
3.Ballet Cabriol de Quilmes (flamenco)
4.Estudio de Nélida Carmona (clásico)
5.Ballet Cabriol de Quilmes
6.Estudio de A.Costantino (contemporáneo)

INTERVALO

1.Teatro Argentino (dúo clásico)
2.Casa del tango
3.Escuela de Danzas clásicas
4.Comunidad Polaca
5.Celia Millán
6.Grupo Municipal de Danzas de Berisso (Pericón)


Dirección Gral. Alicia Costantino

miércoles, 24 de abril de 2013

Apertura Ciclo De Stand Up 2013 en el Coliseo Podesta



Publicado el 24/04/2013

Arriba el Telon 2013 | Apertura Ciclo De Stand Up Coliseo Podesta (Somos La Plata / Cablevision)

Se realizo en el Teatro Municipal Coliseo Podesta la Apertura del Ciclo De Stand Up. Los humoristas que se presentaron arriba del escenario son Gaby Steimberg,Karina Bordogna,Pablo Valenzuela,Marecelo Marcelo Ruiz Diaz y Lucas Lucas Nahuel Lauriente.

"Noche de Reyes" en el Islas Malvinas

"Noche de Reyes"
Sábado 27/ 4/2013 - 18hs
Domingo 28/4/2013 - 16 y 18 hs /  $ 25 / Centro Cultural Islas Malvinas - 19 y 51- Salón Auditorio

El Grupo de teatro La Anunciación presenta, esta comedia de Shakespeare que  siendo una de las obras más clásicas del autor inglés, presenta enredos y una perspectiva particular sobre las ansias de ascenso social. 

La adaptación de la obra estuvo a cargo de Mariano Spléndido, quien explicó que: “La puesta, armada por el grupo, consta de un telón dividido entre los colores rosa y celeste, los cuales aparecen también en las vestimentas de los personajes. La acción transcurre en una especie de balneario moderno dominado por música de los años ´80. En esta ocasión se pondrán en uso las nuevas escaleras donadas por el Teatro Argentino de La Plata al grupo de La Anunciación”

“A la hora de trabajar con este clásico, el grupo recurrió a varias traducciones, a diferentes puestas en escena anteriores y a películas sobre la obra", comentó Mariano.

La obra es dirigida por Belén Spléndido y la adaptación es de Mariano Spléndido. El elenco está conformado por Camila Tinto (Viola-Cesareo), Luciana Falcón (Olivia), Félix Zabaleta (Orsino), Daniel Vázquez (Malvolio), Valentina Pizarro (Bufón), Leandro Pelassini (Tío Tobías), Franco Vázquez (Sebastián), Camila Unzué (María), Guillermo Rossi (Sir Andrés), Agustín Fabbi (Valentín), Claudia Cardozo (Antonia) y Federico Kolender (Marinero).

Noche de Reyes es una propuesta fresca e hilarante y, a la vez, una reflexión sobre el amor y las aspiraciones personales. Harold Bloom, analista de Shakespeare, expresa que todos los personajes de la obra están locos en mayor o menor medida, principalmente aquellos que creen estar más cuerdos. Es una pieza clásica para compartir en familia. “Aquellos que nunca se hayan acercado a las obras de Shakespeare, pueden encontrar en este evento una buena oportunidad para hacerlo”, opinó Spléndido.

Argumento de la obra

Noche de Reyes relata la historia de Viola y Sebastián, hermanos gemelos que sufren un naufragio y ambos creen que el otro ha muerto. Shakespeare centra su atención en Viola particularmente, ya que la joven arriba a tierra enemiga y debe hacerse pasar por hombre para sobrevivir. Bajo el nombre de Cesareo la joven comienza a trabajar para el duque Orsino, un melancólico y enamoradizo noble que suspira por la condesa Olivia, una bella dama que ha jurado no salir en público a raíz del luto por la muerte de su hermano. Cuando Orsino envía a Cesareo para que declare sus intenciones amorosas a Olivia esta queda prendada de Cesareo. Sin embargo Cesareo-Viola a quien ama realmente es a Orsino.

La otra trama de la obra la provee Malvolio, el mayordomo de Olivia. Este personaje es un obsecuente y calculador sirviente cuyo mayor deseo es volverse noble. Serán el bufón, Sir Tobías, Andrés y María quienes le tiendan una trampa para mostrar que sus aspiraciones son pura locura. Bloom y otros analistas coinciden en que Malvolio y el bufón son los personajes más originales de la obra, aquellos en los que se nota particularmente el estilo shakespereano.

Fuente: http://laplatacultura.blogspot.com.ar/