viernes, 22 de noviembre de 2013

Una historia de amor en la pampa argentina

TEATRO EN LA PLATA

“Tiempo de soja” es la obra de Rubén Monreal que se verá esta noche a las 21 en la Sala 420 

VIRGINIA NAÓN Y DIEGO BIANCOTTO PROTAGONIZAN LA OBRA QUE ESTA NOCHE SUBIRÁ A ESCENA A PARTIR DE LAS 21

Esta noche y el próximo sábado 30 de noviembre a las 21 volverá a subir a escena la obra “Tiempo de soja”, escrita y dirigida por Rubén Monreal, en el escenario de la Sala 420, calle 42 Nº 571 entre 6 y 7, con la actuación de Diego Biancotto y Virginia Naón, en los roles principales.

La pieza, estrenada en 2008 con la dirección del propio Monreal, participó del Festival de Teatro de La Habana. “Hubo tres elencos que la hicieron pero en realidad tuvo un recorrido muy corto, a diferencia de otras obras mías, como Bolero Criollo o Menos Pausas , que estuvieron varias temporadas. Pensé que era oportuno hacer una nueva versión, encontré un elenco que me gusta mucho, con Diego Biancotto y Virginia Naón, con ellos comenzamos a trabajar la obra y realmente estoy muy contento con el resultado. Dealguna manera, luego de unos años, he descubierto nuevos sentidos en la obra, un poco en broma digo que he terminado de entenderla. De alguna manera, algunas imágenes comienzan a tener un peso, un significado que antes no tenían para mí”, cuenta el autor y director.

Los protagonistas de la historia son Patora y Ñancul, dos personajes situados en el campo argentino, atravesados por los tiempos que transita nuestro país, donde la soja se ha convertido en una especie de oro que tienta y confunde a muchos. Mientras él sólo piensa en concretar el sueño de ser millonario, ella simplemente piensa en su realidad, su tiempo vital y en un deseo personal e íntimo que él no puede ver.

“En primer lugar hay que decir que es una historia de amor, algo que en un principio no veía tan en primer plano. Es una historia de amor en el tiempo de la soja y en esta versión creo que esa historia está más definida, sobre un panorama sociopolítico, geográfico y económico que es absolutamente actual en nuestro país. Hoy la soja no se discute y se ha posicionado claramente como la commodity que salva o hunde a los argentinos. Todo esto está ahí en la obra”, cuenta Monreal.

La obra habla del amor, de su búsqueda, muchas veces a ciegas, y de otros aspectos indirectamente relacionados, como la inconsciencia con que nos manejamos frente a la tierra, poniendo en riesgo su fertilidad y, en definitiva, nuestro propio futuro.

“Es una historia de amor en tiempos en que la soja tiene una gran relevancia en la sociedad argentina, para bien y para mal. Así, esta relevancia atraviesa la historia de amor: por un lado el hombre que quiere ganar dinero a toda costa y le han dicho que con la soja se va a llenar de plata, mientras ella lo acompaña pero en realidad lo que quiere es tener un hijo. Además, los dos personajes son ciegos y les pasan una serie de cosas muy argentinas, como la estafa de los vendedores de maquinarias agrícolas que le venden equipos obsoletos. Pero a pesar de todo, tiene un final feliz o esperanzador”, cuenta el autor.

Teniendo en cuenta algunos datos del panorama descrito por Monreal, resulta al menos difícil imagina un final esperanzador, pero él aclara: “En el fondo, el protagonista debe darse cuenta de que existen fuerzas primitivas a las que a veces debemos prestarle atención, y eso es lo de algún modo termina pasando”, subraya.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario