sábado, 9 de noviembre de 2013

Carla Quevedo actúa con Campanella, en cine y ahora será una “farsante”

Tras participar del éxito de “El secreto de sus ojos”, la actriz Carla Quevedo volvió a trabajar junto a Juan José Campanella en la obra teatral “Parque Lezama”, protagonizó varias películas en Argentina y Estados Unidos y ahora, en su primer papel televisivo, interpretará a una joven de barrio que enamora al “Chino” Darín en la serie “Farsantes”.

09.11.2013


“Voy a entrar en la tira como la nueva historia amorosa del `Chino` Darín. Mi personaje es una chica de barrio, sencilla, la única persona genuina que no viene a mentir en un mundo lleno de farsantes”, adelantó la actriz en relación a los capítulos que ya grabó y que comenzarán a emitirse el próximo martes por la pantalla de El Trece.

Bella y espontánea, Quevedo brilló recientemente en la cartelera cinematográfica por partida doble: como protagonista de “Abril en Nueva York”, la primera película de Martín Piroyanski, y en “20.000 besos”, una comedia romántica de Sebastián De Caro, donde demostró que puede ser tan seductora como ingenua y disparatada.

“Estoy muy contenta por todo lo que me está pasando. Es rarísimo, porque se dieron muchos factores de forma azarosa. Me sorprende muchísimo y me lo tomo de una manera relajada y tranquila. Pero más que me reconozcan a mí, lo importante es que se vean estas películas y se note el esfuerzo que hicimos para filmarlas”, señaló.

En una entrevista con Télam, Quevedo habló de su “relación espectacular” con Campanella (quien la está dirigiendo actualmente en teatro y la eligió para el papel de una víctima de asesinato en “El secreto de sus ojos”) y afirmó que “él jugó un rol clave en lo que es el principio de mi carrera. Confió en mí sin que yo hubiera hecho nada importante”.

“Yo te debo un papel de verdad a vos”, recuerda Quevedo que Campanella le dijo una vez, medio en serio y medio en broma, y señaló: “El casting para `El secreto de sus ojos` fue el segundo que hice en mi vida. El vio algo en mí, me cuidó y contuvo un montón. Lo admiro mucho como persona y director, porque tiene una manera muy humana y cuidadosa de trabajar con los actores”.

En relación a su papel de joven en “Parque Lezama”, donde encarna a una joven con problemas y comparte cartel con Luis Brandoni y Eduardo Blanco, la actriz consideró que “es un proceso de aprendizaje muy rico, porque es la primera vez que hago teatro. Le estaré agradecida eternamente a Campanella y me gustaría volver a trabajar con él un millón de veces”.

Oriunda del barrio porteño de Caballito, la actriz pasó tres años en Nueva York estudiando actuación en varias escuelas, entre ellas la academia de Stella Adler, pero allí sufrió en carne propia las angustias y dificultades que los artistas tienen a la hora de buscar trabajo: “Es muy difícil para un extranjero conseguir un representante porque el nicho es muy chiquito. Es la cuna de la industria y todos quieren trabajar”.

Sin embargo, Quevedo tuvo “mucha suerte”, ya que al día siguiente de que “El secreto de sus ojos” ganara el Oscar al mejor filme extranjero “tenía respuesta de dos de las agencias a las que había mandado currículum. Fue algo muy inmediato. A partir de ahí filmé varios cortos, como `Side Effects`, con el que este año gané el premio a la mejor actriz en el festival HollyShorts de Los Angeles”.

Pero las dificultades continuaron: “Llegué a las últimas instancias del casting para `Paradise Lost`, una película con Benicio del Toro, `The Big Wedding`, con Robert De Niro, y `Drive`, de Nicolas Winding Refn. Me iba con una sensación muy positiva y era muy frustrante, porque luego los productores no me llamaban”.

“Pero de golpe -recordó la actriz- apareció una película más chiquita como `Affluenza`, de Kevin Asch, que fue el primer largometraje que filmé en Estados Unidos. Lo curioso es que hago de una argentina en una historia sobre el paso de la adolescencia a la adultez en plena crisis de Wall Street en 2008. Soy la amante del protagonista y me veo envuelta en un enredo amoroso donde hasta puteo en argentino”.

Para Quevedo, conseguir trabajo como actriz en Estados Unidos “no tiene que ver con el talento, sino con estar en el lugar justo en el momento adecuado. Al entender eso me sentí un poco mejor. Porque en esta profesión es muy difícil encontrarse con tantos no. Una vez que te liberás de esa presión, creo que te va mucho mejor”, afirmó.

La artista vive un momento donde sabe que debe tomar decisiones: “Estoy muy contenta en Argentina y muy agradecida por las oportunidades que me dieron. Me gusta mucho trabajar acá, me gusta mucho el cine argentino y además me reencuentro con mi familia y amigos. Tengo trabajo hasta fin de año, pero mi idea es poder ir y volver desde los Estados Unidos”.

“El año próximo haré una película que se filmará en Atlanta, donde tendré un coprotagónico, mi primer papel más importante.

Y en diciembre tengo la filmación en Buenos Aires de `Cómo ganar enemigos`, una película de Gabriel Lichtmann donde encarno un personaje relativamente chico pero muy lindo, una chica que trabaja en una biblioteca pública”, anunció. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario