jueves, 26 de septiembre de 2013

Romina Gaetani : “Cuando uno se empieza a aburrir aburre al público”

Afianzada como actriz de telenovelas y con varios éxitos en su haber, se jugó a protagonizar una audaz obra teatral de Manuel Puig y a incursionar en la dirección cinematográfica y en la música.

Por Magalí Sztejn


Arriesgar y probar”. Con esas palabras define Romina Gaetani su presente profesional y su nueva faceta teatral. Desde la primera fila del Teatro Regio, donde protagoniza Triste golondrina macho, dice que se trata de “una puesta arriesgada para los actores, y me pongo en primer lugar porque me considero mucho de la acción y del contacto con el elemento. Al tener el motor emocional en primera, estás más desnudo y conectado con lo que te pasa”.

¿Fue una búsqueda correrte de las telenovelas?

Sí, porque creo que cuando uno se empieza a aburrir aburre al público. Necesitaba verme en otra cosa. El camino de la televisión lo vengo haciendo casi todos los años. Quería dejar lo tan conocido y pasar a hacer este teatro, que no es nada popular. Es una obra que la tenés que escuchar, te puede atraer y generar rechazo. Me arriesgué a eso, como me arriesgué el año pasado con Recordando con ira en el San Martín.

¿Estás contenta con el resultado?

Estoy feliz, pero sé que puedo estar mejor. Es una obra compleja, sé que hay hilos que no termino de agarrar. Yo me doy cuenta, porque aparte soy muy exigente a la hora de trabajar.

¿Qué lugar ocupa la música en tus proyectos?

No lo tomo como un trabajo. Para mí cantar es un mundo muy nuevo. Soy una persona muy musical, vibro mucho con la música, a veces más que con el teatro, y dejo que se dé naturalmente, como me pasó con la actriz. No quiero buscar el negocio. Hace un par de años, podría haber agarrado una oferta de una discográfica para “la chica de la novela que canta” pero no era lo que me interesaba.

¿Qué tipo de música hacés?

Estoy en esa búsqueda. Desde fines del año pasado estoy grabando un abanico de cosas. Creo que para fin de año tendré temas para mostrar. Mientras tanto, tengo algunos amigos que sí tienen banda, como Lourdes o Benjamín y Felipe Colombo, y cuando me invitan voy encantada. Me voy curtiendo en eso de estar sobre el escenario sin ninguna mascarita, que es otra historia.

¿Cómo fue dirigir el video de la Bersuit?

Los voy a ver desde hace más de 10 años y los admiro, me gusta mucho lo que hacen. Le dije al manager que quería darles una mano con el próximo video. Se lo propuse a un director, pero como no me respondió, decidí dirigirlo yo misma. Ya venía con la idea de estudiar dirección y me gustaba meterme en el asunto, más acompañada por Rodrigo Vila y la productora Cinema 7. Ahora estoy haciendo con ellos un documental que tiene que ver con la metafísica, con el camino espiritual.

¿Cómo surgió eso?

Después de haber estudiado dije: “Si soy parte y veo que me hace bien, la gente lo tiene que saber, no me puedo guardar este tesoro”. Ahora, ¿cómo no caer en un lugar común? Decidimos hacerlo a través del arte, de buen gusto y que te deje un mensaje de bienestar.

¿Sentís que las cosas se van dando?

Cuando uno está convencido de que quiere un cambio, tiene que empezar a caminar distinto. Hace varios años que quería hacer otra cosa, pero no sabía por dónde arrancar por temor a dejar lo fácil, que era la tele. Llegué a la maduración de que tenía que cambiar.

¿Te importa la independencia de la mujer?

Disfruto cuando la mujer hace algo por ella misma, más allá de los mandatos sociales. Yo siempre fui independiente, no vendo mi libertad y no transo en ese sentido. Si estoy con alguien con quien no me siento cómoda, me falta el respeto o veo algo que no funciona, me separo. Nada es para siempre, uno camina con su pareja hasta cierto punto y quizás la vida te vuelve a encontrar.

¿Estás en un momento de plenitud?

Sí, estoy contenta. No sé hasta dónde voy a llegar ni qué voy a terminar haciendo de mi vida. Si mañana salgo a tocar con una banda, lo voy a hacer en serio. Y si va bien no voy a poder hacer televisión. A menos que decida cantar y curtir el cine, porque ahí sí se puede linkear una cosa con la otra.

¿Estar en pareja con un músico te permite aprender más?

Es genial lo que me pasa con él, es un ida y vuelta muy fluido. Nos gusta la misma música y hablamos el mismo idioma, en todo sentido. Está bueno.

DZ/rg

No hay comentarios.:

Publicar un comentario