miércoles, 4 de septiembre de 2013

Martín Bossi en el Coliseo Podestá

"EL IMPOSTOR APASIONADO"
Humorístico

Entre proyecciones audiovisuales y chistes de actualidad televisiva, Bossi toma unos minutos para maquillarse en público, configurando una escena íntima en la que confiesa a la platea cómo consigue la expresión facial de sus personajes e intercala esa suerte de charla informal con algunas imitaciones de personajes de actualidad: Jacobo Winograd, Marcelo Polino, Aníbal Pachano. 

Lo interesante de las imitaciones de Bossi en este espectáculo es que, más allá de la caracterización, que en unos casos se logra más que en otros, consiguió captar el sentimiento de cada personaje recreado, su emoción, su sensibilidad y su debilidad. Conmueve cómo, por debajo de un Charly García “demasiado ego”, semidios, artista que supo originar una religión a su alrededor, Bossi se anima a conjeturar una inmensa inferioridad y un desamparo digno de compasión. Guiado por la dirección actoral de Emilio Tamer, ese camino iniciado, el de lograr sacarse la careta y dejar expuesto a Martín Bossi, desemboca en un clímax, una emotiva interpretación signada por el afecto de Bossi al último personaje asaltado, ya sin maquillaje ni pelucas, sólo con un jean y en cueros. 

Dirigido como en el anterior por Manuel Wirtz, nuevamente tiene la compañía de Vivian El Jaber, actriz de teatro que muchos recordarán por sus personajes de pantalla chica en Cha Cha Cha, entre otros, y que en M, el impostor ocupaba el rol de madre de Bossi. En este caso, El Jaber compone a una profesora de teatro que se presenta como la inventora desde la Torre Eiffel hasta de la atajada de Goicoechea en el Mundial 90. Una emisaria de “el Arte”, una mujer chiquita pero de enorme peso en la búsqueda filosófica del protagonista.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario