lunes, 2 de septiembre de 2013

Horacio Lavandera: “La música me conecta con otro plano”

Lunes | 02.09.2013  

Junto a la Camerata Bariloche, el destacado pianista regresará al Teatro Argentino como director y solista de un concierto que conjugará a Mozart con Piazzolla

POR MARIA VIRGINIA BRUNO


El paso de su vida entre Buenos Aires y Madrid se manifiesta en su acento particular, una forma de hablar pausada en la que cada una de sus palabras parece traducirse con los delicados movimientos de sus manos. Y no podía ser de otra forma. Horacio Lavandera, el pianista considerado por la crítica como el “Messi del piano”, recuerda qué fue lo que lo llevó a elegir a la música como medio de expresión cuando apenas había aprendido a caminar. “La música me permitía hacer un corte inmediato con la realidad y me cambiaba toda sensación espacio temporal, por eso la elegí, me fascina y no puedo dejar de hacerla, soy como una especie de narcótico pero positivo”, aseguró el joven artista en diálogo con EL DIA, quien encabezará el próximo fin de semana, junto a la Camerata Bariloche, un concierto en el Teatro Argentino que conjugará a Mozart con Piazzolla (ver aparte), en lo que se podría considerar un programa para “todos y todas”.

A sus 29 años, ostenta una trayectoria brillante de trascendencia internacional que lo posiciona como una de las mayores luminarias del piano de las últimas décadas, habiendo ganado destacados concursos (como el Umberto Micheli en el Alla Scala de Milán cuando tenía 16) y siendo aplaudido de pie por las plateas más selectas de teatros de máximo renombre. Tiene, además, la humildad propia de los grandes artistas, un valor que no deja levantar sus pies de la tierra y que lo hace ver con claridad cuál es su compromiso con la sociedad.

“Una parte de nuestra tarea tiene que ser de divulgación, tenemos que salir a dar a conocer más lo nuestro y fomentar que haya cada vez más programas de incentivo como los que hay en Venezuela o Cuba para que los niños puedan acercarse a la música clásica, no desde el punto de vista pasivo sino activo. Nosotros, los que tenemos un poquito más de experiencia, tenemos que dar a conocer lo más posible lo bello que es nuestro trabajo y lo encantado que estamos de hacerlo para que cada vez haya más personas que se acerquen a la música”, aseguró.

CARENCIAS Y VIRTUDES

Para el último ganador del Premio Gardel al “Mejor álbum de música clásica” por su disco “Chopin”, la falta de programas que incentiven el esfuerzo de los niños con el estudio musical es, precisamente, una de las máximas carencias que sufre el país en materia de formación artística. “Yo vengo de una familia de músicos y ya conocemos bien cómo es el esfuerzo y las horas que hacen falta, pero un niño necesita una cantidad de horas en el instrumento y eso tiene que ser recompensado de alguna forma. Es una cuenta pendiente en Argentina, creo que de los últimos cuarenta años, y para eso estamos nosotros, para exponer qué hace falta fomentar”, reconoció.

En este sentido, Lavandera consideró que la falta de instrumentos adecuados en los conservatorios musicales también genera un problema, una situación que se repite en los grandes teatros. “Hay que hacer una compra de pianos general –consideró- porque hay muchos lugares donde ya tienen piezas muy antiguas, inclusive, el del Teatro Colón no es muy adecuado para las exigencias que se le piden a uno. Si uno es el pianista y está ahí solo en el escenario, la gente espera lo mejor de uno, uno da lo mejor pero, lógicamente, el instrumento también tiene que ayudar en tu interpretación”.

Pero su panorama internacional también lo deja reconocer aspectos positivos, entre ellos, la creatividad artística nacional. “Argentina, a diferencia de toda Latinoamérica, tiene un corpus creativo, con lo que es el tango y el folclore, que no lo encontrás en otros lugares. La cantidad de creadores que hay le da al país un valor muy importante a la hora de competir, son armas realmente muy atractivas, de mucho potencial”.

CREAR PARA CAMBIAR

Consultado en relación a la función del músico, el pianista destacó que es necesario un artista que busque la renovación permanente. “Tus líneas tienen que intentar cambiar el mundo porque para dejarlo tal y como está, mejor ni intentarlo. Creo que el compromiso del artista debe ser mejorar día a día y exponer eso en la sociedad, mejorar con su arte y establecer nuevas formas de pensamiento”, consideró.

Así, para Lavandera, quien también incursiona en el mundo de la composición, la creación musical está encaminada a amalgamar la música con la ciencia. Siendo parte de un programa fomentado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología que persigue este objetivo, el joven pianista contó que todas sus obras las realiza en base a esta tendencia con la que fue definiendo su estilo como creador.

“Estoy trabajando todas mis composiciones de acuerdo a fórmulas matemáticas. Trabajo con mi novia, Beatriz, que es Doctora en Matemáticas, y es un trabajo en conjunto entre ideas que tiene ella y que tengo yo. Para mí eso es parte del futuro, es lo que considero, lo que siento como creador. Yo necesito este trabajo de ida y vuelta con la matemática y esta conjunción es la que encontré como la más apropiada para canalizar mis emociones y mi creación”, consideró el músico, quien se vio influenciado por el trabajo del compositor griego Iannis Xenakis.

El agua y el espacio son los puntales de influencia en sus siete obras, curiosidades por temáticas que lo movilizan como ser humano y que han ayudado a delinear su personalidad como creador. Componiendo, puede pasarse horas, más de las ocho diarias que habitualmente le dedica al estudio musical. “Es lo que elegí y realmente estoy muy a gusto, estudiando y descubriendo nueva música, realmente me fascina delimitar nuevas composiciones. Es lo que más feliz me hace sentir”, concluyó.

“Una sana cultura es una sana política”

En sus giras internacionales, Horacio Lavandera siempre ha incluido al Teatro Argentino como una parada regular. Recuerda con exactitud sus últimas presentaciones en La Plata y rememora una en particular, en 2006, cuando dejó inaugurado el piano en la Sala Alberto Ginastera. A este mismo escenario regresará el sábado, a las 20.30, junto a la Camerata Bariloche, en el marco de una gira nacional que tiene varios condimentos especiales.

“Es la primera vez que salgo de gira como director y solista y con una orquesta argentina, así que para mí es un proyecto fabuloso y, lógicamente, hacerlo aquí en el Argentino de La Plata es sensacional porque es uno de los teatros de más renombre de todo el país”, aseguró el pianista.

En este sentido, el joven músico manifestó su “honda preocupación” por la situación que está atravesando el primer coliseo bonaerense, en relación al conflicto gremial con los integrantes de los cuerpos estables, y que llevó a cancelar gran parte de la programación prevista para esta temporada.

“El Argentino tiene que ser un teatro de referencia, de exportación de espectáculos, tiene que estar funcionando a pleno y es muy delicado lo que está sucediendo. Ojalá que el concierto sirva para atraer políticos que se den cuenta que una sana cultura es una sana política. Un teatro como éste no puede estar parado. Realmente es muy triste, tiene que tener una programación sumamente seria, tiene que funcionar así, no puede ser de otra forma”, reflexionó Lavandera.

El programa para el próximo sábado

El programa que se interpretará el sábado estará compuesto por la Serenata Nº13, K 525, Pequeña Música Nocturna; Concierto para piano y orquesta Nº 9 en Mi bemol Mayor, K 271, Jenamy; y Concierto para piano y orquesta Nº 23, en La mayor, K.488, de Mozart, además de Adiós Nonino, de Astor Piazzolla.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario