viernes, 20 de septiembre de 2013

El Firmamento es eternamente azul

CULTURA /  Bajo la dirección de Diana Rogovsky, la obra es una creación conjunta realizada con Edgar de Santo y Laura Valencia. Se presenta los sábados de septiembre a las 21, en el Centro Cultural El Escudo.

20.09.2013 | 11.09

Por Marcelo Alonso

La directora Diana Rogovsky charló con Diagonales.com (Foto:Matías Adhemar)

El Firmamento es eternamente azul no es un espectáculo de danza tradicional. Desde una puesta en escena en donde la danza está íntimamente ligada a las artes visuales, pretende acercarse al espectador desde lo cotidiano, rompiendo con la idea del arte de élite o arte culto. “Como artistas sentimos que tenemos una mezcla, y por eso no quisimos que se vea algo tan puro sino algo más próximo a lo cotidiano, una obra que llegue desde las sensaciones, desde la imagen y que no sea para especialistas”. 

Así es como Diana Rogovsky, responsable de la dirección coreográfica, describe en diálogo con Diagonales.com las motivaciones que la llevaron, junto al artista plástico Edgar de Santo y la bailarina Laura Valencia a presentar esta obra, después de más de un año de trabajo en conjunto. 

La búsqueda de otras manifestaciones visuales dentro del escenario entra en juego con el movimiento de los cuerpos. Y en ese sentido Rogovsky señala que “es una obra cargada de erotismo, de un erotismo que alude a lo sensual y a lo íntimo. Una danza que está más cerca de la danza teatro, de la danza contemporánea experimental, interpretada por bailarines adultos, con cuerpos “con historia”. El arte no tiene que ser ajeno a las personas, y es un poco eso lo que se propone mostrar”. 

El Firmamento es eternamente azul cuenta con música de Gustav Mahler y hará sus últimas dos presentaciones los próximos sábados 21 y 28 de septiembre en el Centro Cultural El Escudo (10 e/ 60 y 61), 

-¿Cómo fue el proceso de creación de la obra? 

- La obra es una creación colectiva. Los dos intérpretes son artistas plásticos, muy involucrados en el arte. La necesidad de combinar los distintos lenguajes nos llevó a pensar una obra no convencional, con una gran carga de erotismo y sensualidad. 

-¿En que consiste la puesta en escena? 

- Los cuerpos que se entrelazan, y que se confunden y entremezclan, están junto a elementos que también metafóricamente tienen que ver con eso mismo. Desde la puesta en escena hay como una experimentación, un mestizaje que se manifiesta en las estéticas que aparecen, en la música de Mahler, en las máscaras ecuatorianas, en el biombo, así como en otros objetos y elementos que están en escena. Dentro de la obra también hay un margen de espontaneidad e improvisación. 

-¿La obra va dirigida a un público en particular? 

- No, es para un público heterogéneo, diverso. Yo la definiría como una obra “punk”, en el sentido de que es algo así como una actitud de provocación, sobre todo al arte de elite o arte culto. 

-¿Cómo ves el momento actual en relación al arte en nuestra ciudad? 

- Es un momento de usina artística muy importante. En nuestra ciudad hay mucha producción y los artistas en general estamos en la búsqueda de alternativas a lo estatal, tanto en música como en teatro, en cine, en las artes visuales en general desde lo independiente. Sería muy interesante que se puedan generar proyectos y producciones artísticas desde una cogestión con el Estado. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario