jueves, 29 de agosto de 2013

Más cruces entre autoridades y trabajadores del Argentino

Jueves | 29.08.2013 Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos  

ORQUESTA ESTABLE DEL TEATRO ARGENTINO DE LA PLATA

Tras conocerse el comunicado emitido por el administrador general del Teatro Argentino, Leandro Iglesias, en el que se anuncia una investigación sobre la responsabilidad que les cabe a los integrantes de la Orquesta en la suspensión de las funciones de la ópera “La Traviata” y las posibles sanciones a aplicar, los trabajadores de diversos sectores del centro cultural bonaerense dieron a conocer su respuesta.

Sobre la responsabilidad atribuida a los integrantes de la Orquesta Estable por la suspensión de “La Traviata”, señalan que “existen problemáticas muy graves en el teatro argentino tanto en lo que se refiere al atraso en el pago de haberes, condiciones de precarización laboral, como a la ausencia de una programación acorde con las posibilidades del Teatro Argentino en tanto teatro de producción propia”.

En torno al primer punto, el comunicado de los trabajadores afirma: “El administrador general del teatro nunca resolvió en tiempo y forma el pago al personal no estable de la orquesta ni los demás cuerpos (reclamo instalado desde el mes de febrero), tampoco resolvió los restantes problemas que padece nuestro teatro”.

Sobre la suspensión de las funciones, el comunicado de los trabajos sostiene que fue el propio Iglesias quien “prefirió tirar por la borda el esfuerzo de todo un teatro, su producción, la contratación y viaje de solistas y directores, más el trabajo de todo el personal de la casa. Estaban programadas seis funciones, no se explica cómo este funcionario no buscó realizar algunas o todas ellas en la modalidad de reprogramación”.

En este sentido, el texto sostiene que “La orquesta no suspendió nada, fue el administrador quien directamente al cancelar las funciones listas para realizarse produjo -él mismo-, la enorme pérdida económica a la que hace referencia”.

Tras señalar que durante la actual administración ya hubo otros intentos de suspender espectáculos, los trabajadores finalizan diciendo: “La máxima autoridad de un teatro es quien debe poner todo su esfuerzo para mantener el teatro abierto y sus cuerpos trabajando en las condiciones que marca la ley”.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario