sábado, 17 de agosto de 2013

Ismael Serrano: "La excusa más cobarde es culpar al destino"

CULTURA /  El cantautor madrileño se presentó anoche ante un Coliseo colmado donde desplegó un show intimista y comprometido que excedió largamente las dos horas de concierto. Todo el staff del español, a beneficio de los afectados por las inundaciones en la ciudad de La Plata.

16.08.2013 | 14.31

Por Nico Brutti
Ismael Serrano, anoche en su cita con el público platense

Ismael Serrano concretó anoche en el Coliseo Podestá el concierto a beneficio de los afectados por las inundaciones en la ciudad de La Plata.

El show, que excedió largamente las dos horas de duración, fue festejado desde la primera canción hasta el último de los bises -que se repitieron al menos en cuatro oportunidades-, por un público mayoritariamente femenino que colmó las instalaciones del Teatro.

Serrano desplegó toda su magia, su seducción, sus canciones y su incumbencia con los más vulnerables, referenciando sin medias tintas las graves consecuencias de la crisis económica y social que desde hace al menos 3 años padece el pueblo español.

Entre tema y tema, el cantante nacido en Vallecas, agradeció al público por las donaciones de frazadas nuevas canjeadas por localidades, como así también el compromiso con los más pobres reflejado en la Obra del Padre Cajade.

Musicalmente ofreció lo mejor que un artista puede dar: su autenticidad. Intimista, acompañado por su guitarra y el piano de Jacob Sureda, el trovador expuso ante el auditorio del Coliseo el repertorio con que gira en este 2013, llamado "Todo empieza y todo acaba en ti", que incluyó además de nuevas canciones, su repertorio clásico, para deleite de su público femenino, que invadió el escenario en reiteradas oportunidades para besar al músico y fotografiarse.

Pasaron entre otras, "Despierta", "Te odio", Papá cuéntame otra vez", "Muchacha ojos de papel", "Sin embargo", "Amores imposibles", "Últimamente", "Vine del norte" o "Caperucita".

Casi tres horas de concierto, donde,“la música no solo sirve de evasión, sino también de testimonio”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario