martes, 27 de agosto de 2013

Gabriela Toscano: “Soy todos los personajes que interpreté”

LA APUESTA AL TEATRO

La actriz, protagonista de “Love, love, love”, destaca la necesidad de compromiso sobre el escenario

“PODÉS TENER MEJORES O PEORES FUNCIONES, PERO EL COMPROMISO TIENE QUE ESTAR”, ASEGURA LA ACTRIZ

Gabriela Toscano protagonista de la obra “Love, love, love” con ocho nominaciones a los premios ACE al teatro que se entregan hoy, afirmó que “uno conforma un instrumento con la voz y el cuerpo; soy todos los personajes, es difícil separar las aguas arriba del escenario”.

“Estamos contentos con estar ternados a los ACE. La pieza -de Mike Bartlett- habla de los jóvenes, pero cuenta la historia de una pareja que se conoce en el 67, la época de cambiar el mundo”, explica. “Con respecto a la mujer, el tema ya no era casarse sino, tener más libertad, en el plano sexual y para trabajar a la par del hombre”, detalla la actriz.

Sentada sobre una de las butacas del Multiteatro, donde ya realizó más de 170 funciones del bello texto, se entusiasma describiendo a su criatura compleja como a “una luchadora, una mujer sufrida más allá de su carácter, como ella misma se nombra”.

Toscano quien desde muy chica trabajó en programas hoy devenidos clásicos como “Jacinta Pichimahuida”, suele encarnar a “mujeres firmes pero dulces. Pero esta es la primera vez que me toca hacer a alguien de temperamento tan fuerte”.

Es que Susy -así se llama en ‘Love...’- es una mujer sufrida y egocéntrica, a quien le cuesta aceptar el paso del tiempo y especialmente encarar “un tema tan actual como la responsabilidad, sobre todo la que uno tiene hacia sus propios ideales, el mundo, los hijos y las relaciones”.

Toscano ya supo dar vida a otras dos Susys memorables en el imaginario televisivo, una madre soltera de una adolescente, al borde de un ataque de angustia en “Amas de casa desesperadas” y la entrañable hermana mayor -con baile y canto incluidos- en la premiada “Para vestir santos”, ambos envíos de El Trece.

NUEVAS BUSQUEDAS

Con una vasta y laureada trayectoria, la dama disfruta sobre las tablas y afirma, “a esta altura tengo ganas de contar cosas diferentes, especiales, y que me ayuden a crecer como actriz y a poder mostrar más de lo que soy”.

Según quien encarnó a Clarita, el amor de “El Gitano” Perotti (Julio Chávez en “El Puntero”, también de El Trece), una buena puesta teatral necesita, “tener un buen libro y un director a quien le guste aquello que está contando, capaz de revelar lo presente en el texto”.

La propuesta de Carlos Rivas, responsable de la pieza y su coequiper en la vida es, “desde hace mucho tiempo, que el teatro tiene que estar vivo sobre el escenario. Debe resultar entretenido, pero tiene que suceder, como un ritual entre el espectador y los actores, si no te vas vacío”, puntualiza.

Si bien rechazó propuestas teatrales para el verano, se tomará un breve descanso cuando la pieza baje de cartel a mediados de septiembre, pero su pasión por las tablas permanece.

“Para que suceda el ritual hay que poner el cuerpo y pensarlo todos los días antes de salir a escena. Podés tener mejores o peores funciones, pero el compromiso tiene que estar, aunque eso sea algo que se está perdiendo mucho”.

El teatro también tiene sus modas y vaivenes pero la actriz define al nuevo teatro como, “estar vivo. Lo otro ya fue. Teníamos un teatro antiguo que era declamatorio y estaba bien. Luego vino Stanislavsky para decir ‘bueno che, se pueden contar las cosas de otra manera’ y después se puso naturalista, pero el naturalismo no sirve para la escena”.

“El teatro tiene que ser verdadero, y a la vez debés saber que estás viendo teatro, como si espiaras por el ojo de una cerradura”, concluye.

“Love, love, love”, de Mike Bartlett, con dirección de Carlos Rivas, y las actuaciones de Toscano, Fabián Vena, Vanesa González, Martín Slipak y Santiago Magariños, puede verse en el Multiteatro, Corrientes 1283.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario