jueves, 29 de agosto de 2013

El Teatro Argentino, en tiempo de conflicto

Jueves 29 de agosto de 2013 | Publicado en edición impresa

Crisis

La cancelación de La traviata y sus efectos inmediatos

Por Alejandro Cruz  | LA NACION


Comunicado de anteayer del Teatro Argentino de La Plata: "Como consecuencia de las medidas intempestivas, arbitrarias e imprevistas adoptadas por los integrantes de la Orquesta Estable que ocasionaron la suspensión del estreno de La t raviata, la dirección general ha iniciado las actuaciones administrativas a fin de determinar la responsabilidad que les cabe así como las sanciones que correspondiere aplicar".

Si bien hay factores que llevan a pensar que la crisis que paralizó la actividad de la sala a fin del año pasado fue mejorando de a poco, los efectos de aquella situación crítica, sumados a hechos puntuales pendientes, están teniendo graves consecuencias.

Desde hace un tiempo, el Ministerio de Trabajo provincial abrió una mesa de negociaciones entre las partes. Según interpreta Leandro Iglesias, director de la sala, "en ese marco se logró acordar una agenda. Estamos en pleno proceso de discusión y debate, en medio de una situación económica restrictiva que afecta a toda la provincia. El tema central del reclamo por parte de los trabajadores no pasa por lograr un incremento salarial, apunta a normalizar la estructura funcional del teatro. Claro que, de lograrlo, va a tener un reflejo en una mejora salarial. Nosotros reconocemos los reclamos. Hay gente que sigue trabajando en condiciones precarias. Estábamos en eso cuando, de golpe, vinieron medidas de fuerza que impidieron la realización del ensayo general de La t raviata".

Pablo Nalli forma parte de la orquesta. En su carácter de delegado, opina: "Si bien la situación es mejor ahora que a principio del año, hay muchas cosas pendientes. Por ejemplo, hay un grupo de 20 contratados a los que se les adeuda el salario desde hace unos tres meses. Estamos en permanente contacto con la dirección y sabemos que están buscando una solución, pero no tenemos respuesta por parte del gobierno, que es el que tiene que poner el dinero. Hay desgaste, hay cansancio".

Aunque ambas partes dan cuenta de cierta voluntad de diálogo, el acuerdo parece complejo de alcanzar. Iglesias cree que uno de los factores que entorpece la negociación es la variedad de representaciones gremiales que conviven en el edificio. "Sé que no están pidiendo ninguna barbaridad, la cuestión es poder ponerse de acuerdo para avanzar", dice .

Mañana habrá una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo. El domingo debería realizarse un concierto dedicado a la obra de Brahms, que contará con la dirección de Carlos Vieu y la actuación del pianista israelí Boris Giltburg. Ayer por la tarde la Orquesta estaba ensayando. Claro que en los tiempos que corren nadie se anima a confirmar la realización del concierto..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario