miércoles, 28 de agosto de 2013

El Princesa sigue a la venta, pero con trabas

UN GIGANTE CON SELLO MASONICO

Después de la polémica, ratificaron que es un inmueble “intocable” 


EL IMPONENTE INMUEBLE DE DIAGONAL 74 ENTRE 3 Y 4, EN TIEMPOS DEL TEATRO HERMANDAD DEL PRINCESA. PROPIETARIOS RATIFICARON QUE SIGUE EN VENTA, PERO CON RESTRICCIONES

El centenario edificio de diagonal 74 entre 3 y 4 que albergara la sociedad italiana Unione e Fratellanza y el teatro Hermandad del Princesa seguirá siendo ofrecido a potenciales compradores, pero “sin malentendidos” acerca de su condición de bien patrimonial “intocable” de la Ciudad.

Así lo confirmaron ayer los propietarios del emblemático gigante de sello masónico, cuya incorporación al mercado inmobiliario, meses atrás, provocó revuelo y generó una movida vecinal de rechazo a una eventual demolición.

A mediados de mayo pasado, la colocación de un enorme cartel sobre la fachada del Princesa, mediante el que una firma de “brokers” porteña lo ofrecía como “lote” de 1.300 metros cuadrados (tasado en un valor que alcanzaba las ocho cifras) desató un vendaval de críticas y agitó los fantasmas de la piqueta.

“Hubo un cortocircuito con la gente de la inmobiliaria, que no interpretó bien los datos acerca de las restricciones vinculadas con la propiedad” explica Gerardo García.

Hijo de Quico, el director teatral fallecido en 2012 que a inicios de los ‘90 recuperó el Princesa para la cultura platense, Gerardo aclara que “no es mi voluntad que lo tiren abajo; eso está lejos de mí. Pero la decisión de venderlo está tomada. Sabemos que será difícil, y no tengo apuro”.

“Lo tiene la misma firma” revela García, “y aún no hay nada concreto. Se comunicó gente de algunas entidades y presuntos representantes de empresas, incluso otras inmobiliarias, con propuestas de las que a veces no se sabe qué hay detrás. Nada convincente. Pero las restricciones son públicas, ya quedaron claras e incluso figuran en la página de la Municipalidad”.

Erigida en 1889, la sede de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos “Unione e Fratellanza” supo albergar sucesivamente esa mutual pionera, un cine popular, un llamativo astillero y un espacio teatral experimental.

En el área de Planeamiento de la Comuna advierten que “se puede vender, pero como constituye un bien patrimonial con grado de ‘protección estructural’ en el catálogo del municipio, debe aclararse que no puede existir demolición y cada intervención debe ser estudiada y autorizada o denegada expresamente”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario