viernes, 28 de junio de 2013

“Yepeto”: Una poética y lúcida reflexión sobre el amor

Viernes | 28.06.2013  Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos

TEATRO EN LA PLATA

Manuel Callau presentará hoy en la Ciudad la popular obra de Roberto “Tito” Cossa, “Yepeto” 

BAJO LA DIRECCIÓN DE JORGE GRACIOSI, MANUEL CALLAU PRESENTARÁ ESTA NOCHE, A LAS 21.30 EN LA NONNA, LA EXITOSA OBRA DE COSSA

El destacado actor Manuel Callau regresará hoy a la Ciudad para presentar, a partir de las 21.30 en La Nonna (47 esquina 3), la popular obra de Roberto “Tito” Cossa, “Yepeto”, bajo la dirección de Jorge Graciosi, acompañado en escena por los jóvenes intérpretes Francisco González Gil y Anahí Gadda. Un relato que se presenta como una invitación a emocionarse y divertirse pero, sobre todo, a reflexionar.

Después de más de dos años de funciones ininterrumpidas por lo largo y ancho del país, Callau comenzará su despedida final en La Plata con esta obra dramática, una de las más exitosas del dramaturgo argentino escrita por primera vez en 1987, en la que el amor de una jovencita es disputado por dos hombres de distintas generaciones en una lucha desigual que los enriquecerá y enfrentará a sus propias contradicciones.

“A poco de andar nos vamos dando cuenta que hay toda una construcción artística, poética, hay una novela que se está escribiendo y que todos estos personajes, de alguna manera, están vinculados con los personajes de la novela. Sin embargo, también en la vida, los personajes van viviendo estos conflictos”, explicó Manuel Callau, en diálogo con EL DIA, sobre el relato que “Yepeto” le plantea al espectador.

“UN AUTOR EXCEPCIONAL”

Consultado por el encanto especial que encontró en esta historia y en el motivo que lo llevó a ser parte de este proyecto, el reconocido actor de cine, teatro y televisión aseguró que el nombre del autor fue más que suficiente a la hora de dar el sí. “‘Tito’ Cossa me parece un autor excepcional -confesó-, yo me siento profundamente reflejado, es un autor que con pequeñas cosas nos das señales de identidad muy profundas, que tiene un humor muy nuestro, muy del Río de La Plata, mezclado con el drama, donde todo resuena a lugares que nos son familiares, identitarios muy fuertes. Eso uno lo siente desde el escenario, uno siente lo que está ocurriendo en la platea con esos temas, con ese humor y esos silencios que se arman”.

En la misma línea, destacó que “es muy intenso lo que se genera con las obras de Cossa y tal vez no porque esté hablando de ningún tema específico o coyuntural, más bien todo lo contrario. ‘Tito’ tiene esa gran virtud y para un actor poder circular por esos lugares es gratificante, por un lado, y por el otro lado te instala en un lugar de sentido muy fuerte, es como darte cuenta que todos nos reímos y nos emocionamos con las mismas cosas, y entonces pertenecemos a la misma parte del mundo. Esto es lo que yo creo también constituye al clásico. El clásico tiene esa particularidad, algo que nos resuena a todos, no de la misma forma, pero nos resuena en lo más profundo”.

Por último, y en referencia a su trabajo en escena junto a dos actores de una nueva generación, remarcó el hecho lúdico que se produce en este formato artístico a la hora de crear historias arriba de las tablas. “Soy un actor que se apoya mucho en el juego pero para poder hacerlo necesitás con quién. Y en este caso, estos jóvenes son cuestionadores, inquietos y les gusta jugar en el escenario, jugar en el sentido más profundo y serio de la cosa, como dice Nietzche, ´jugar tan seriamente como los niños’, de eso se trata todo. Y el teatro tiene que ver con eso porque cuando uno puede jugar en el teatro y puede recrear todas las noches situaciones con sus compañeros, quiere decir que el hecho está vivo, y si el hecho está vivo se produce el milagro. Me gusta decir que el teatro es lo más parecido a hacer el amor: cuando ocurre el fenómeno es maravilloso pero cuando no, es terrible”, concluyó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario