viernes, 21 de junio de 2013

Se invertirán 72 millones en el Teatro y el Centro Cultural San Martín

lanacion.com | Espectáculos

Viernes 21 de junio de 2013 | Publicado en edición impresa

"No se puede seguir atando con alambre"

Por Alejandro Cruz  | LA NACION


Se vienen obras de infraestructura en el Teatro San Martín, en el Centro Cultural del mismo nombre, en el Teatro Presidente Alvear y en los talleres de Gregoria Pérez en donde se guarda buena parte de lo que produce el Complejo Teatral. Si las agendas lo permiten, Hernán Lombardi, ministro de Cultura, y Daniel Chain, ministro de Desarrollo Urbano, harán el anuncio el jueves próximo. En contraposición a cuando esta misma administración presentó el Master Plan del Teatro Colón, el nuevo lanzamiento no estaría dominado por cuadros en power point. Seguramente será una visita a las entrañas del Teatro San Martín. Las mismas que, desde hace tiempo, requieren una urgente puesta a punto para un edificio de 1960.

"Es evidente que se necesitan reparaciones de fondo. Ni el teatro ni el centro cultural tuvieron una revisión profunda. Vamos a hacer lo que tiene menos marketing, lo que es necesario encarar para asegurar el normal funcionamiento. Vamos a hacer lo que no es muy seductor para el mundo de la política, que siempre intenta hacer las obras que más se ven."

Quien habla es Lombardi. Hace pocas semanas, el que habló fue el edificio (o sus calderas y sus cañerías, que dijeron basta). Por eso el Ballet Contemporáneo suspendió una de sus funciones, al considerar que no estaban dadas las condiciones para subirse al escenario. La nueva apuesta del gobierno apunta a revertir esa situación. "En el Teatro, una parte de las obras ya está en marcha -aclara Lombardi-. Lo que iniciaremos ahora es reparar tanques de agua, circuitos eléctricos, cañerías, calderas, maquinaria de escenotecnia y camarines."

En el Centro Cultural se trabajará en la Sala A-B, en su hall y en las dos salas (Alberdi y Muiño). En el Alvear, en la impermeabilización de los techos, otro de los trabajos fundamentales. De hecho, a fin del mes pasado ahí también se debieron suspender funciones porque el agua de las filtraciones llegó hasta los camarines. Justamente, los camarines del Alvear quedarán para una segunda etapa.

Por falta de financiamiento, también quedarán pendientes las obras en el Teatro de la Ribera (renovación de luces) y la refacción final de la torre del Cultural San Martín. En el Teatro Sarmiento, el gobierno está analizando adosar a su funcionamiento la confitería que está al lado del teatro. El análisis definitivo del pliego de la concesión del Zoológico determinará si es factible.

"Es imprescindible encarar este trabajo. Fueron muchos años de desinversión. A lo largo del tiempo se hizo una infinidad de obras pequeñas, pero eso ya no va más. No van más los maquillajes. No se puede seguir atándolo con alambres, llegó el momento de encarar una obra estructural", afirma. Da otro ejemplo: "La ciudad se siente orgullosa del Ballet Contemporáneo, pero si uno ve en las condiciones en que ensayan, claramente no son las indicadas. Esas salas de ensayo cumplieron un ciclo".

-¿Por qué tardaron seis años en comenzar estas obras cuando, como usted afirma, se trataba de un proceso de degradación que lleva décadas?

-Por una cuestión de prioridades. Durante este tiempo se reabrieron el Teatro Colón y el Museo de Arte Moderno, inauguramos la Usina del Arte y el bajo plaza del Cultural San Martín, pusimos en refuncionamiento al cine El Plata y cambiamos la tecnología del Planetario. Ahora le toca al San Martín, un emblema del teatro porteño.

Desde su despacho, el ministro de Cultura agradece a la Legislatura que haya acompañado la venta de terrenos del Estado en desuso para que ese monto sea usado para el nuevo Master Plan que presentarán en días. En verdad, el acompañamiento no fue del todo fluido, ya que sectores de la oposición expresaron su desacuerdo. De todos modos, el proyecto se aprobó.

La venta de esos terrenos, que el Banco Ciudad tasó en 27.000.000 de pesos, aportó al gobierno alrededor de 40.000.000. Sin embargo, esa cifra no alcanzará para encarar las obras que se anunciarán en días. Según Lombardi, el plan integral implicará una inversión de 72.000.000 de pesos, aproximadamente.

El mecanismo de venta de terrenos públicos en desuso fue anunciado hace dos años. En ese mismo acto, que fue presidido por el jefe de gobierno, se anunciaron el proyecto de autarquía del Complejo Teatral y la expropiación de terrenos aledaños al teatro para instalar allí una plaza. Ninguno de esos puntos está contemplado ahora.

"Las obras intentarán no modificar la actividad de cada uno de los teatros -agrega Lombardi-. Eso dilatará un poco el trabajo, pero lo hacemos para no paralizar al teatro. La experiencia de cerrar el Colón fue traumática, hay que aprender de eso. Por ese motivo se harán trabajos importantes durante el verano y no cerraremos al mismo tiempo la sala Martín Coronado y el Alvear porque son las más grandes. Según los planes, la obra debería concluir en noviembre del año próximo."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario