lunes, 20 de mayo de 2013

Vecinos se movilizan para salvar La Hermandad del Princesa

SOCIEDAD / Una inmobiliaria ofrece la histórica sala teatral de diagonal 74. Pero vende como lote, por lo que se cree que podría ser demolido para construir un edificio. Sin embargo es un bien protegido por ordenanza 

 20.05.2013 | 15.01



El Teatro Princesa, ubicado en diagonal 74 entre 3 y 4 tiene cartel de venta y existen razones para creer que podría ser demolido para que se construya ahí un nuevo edificio de departamentos. "Lote de 1.300 metros cuadrados" reza el enorme cartel a un costado de la fachada. La inmobiliaria parece omitir la existencia de una construcción histórica, protegida por una ordenanza municipal. El riesgo de demolición motivó la movilización de vecinos artistas, quienes se autoconvocaron a través de la red social Facebook, y este martes tendrán el primer encuentro. La cita es a las 20, en la vereda de la sala.

El inmueble, según la Ordenanza Municipal 9806 de octubre de 2004, está protegido. Esa norma declara al predio como "de Interés Histórico por su Valor Testimonial" y dice que "toda intervención a realizar en el citado edificio, cualquiera sea su magnitud y/o destino, deberá ser evaluada previamente por la Comisión del Sitio Ordenanza 9103 /99".

Sin embargo es el propio cartel de la inmobiliaria el que enciende el alerta, cuando habla del  Factor de Ocupación Total (FOT) del predio. Ese factor es el coeficiente que determina los metros cuadrados que se pueden construir según la dimensión del terreno. Se aclara que el FOT es de 3, lo que significa que se puede edificar hasta tres veces la superficie. En un "lote" de 1300 m2  se podrían levantar hasta 3.900 m2 cubiertos.

En la convocatoria se invitó los actores, músicos, bailarines, cantantes y demás artistas platenses que hayan pasado o no por este teatro pero que quieran sumarse para manifestarse artísticamente en defensa de la sala. 

El Teatro Hermandad tiene una larga y enigmática historia detrás. Fue construido en 1883, muy poco tiempo después de la fundación de ciudad. Inicialmente funcionó allí la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos Unione e Fratellanza, que congregaba a todos los italianos que habitaban la ciudad, una de las colectividades más numerosas después de la ola inmigratoria. 

En la década del '10 del pasado siglo XX, uno de cada cuatro masones del país vivía en la ciudad. Y por sus rasgos arquitectónicos y ubicación se cree que encierra una simbología ligada a la masonería, ya que al menos una quincena de esas sociedades secretas fueron sede allí. 

Algunas anécdotas que transcurrieron en esa época fueron contadas en la obra "La Plata Mágica". Entre otras, se destaca la visita del reconocido escritor Edmundo D’Amici (autor de Corazón) y del príncipe Humberto de Saboya. También se veló allí a José Gola, una estrella de la época dorada del cine nacional. 

En otras épocas, el misterioso edificio fue un astillero, una pequeña clínica, el cine Princesa y el mencionado centro de reuniones masónicas, antes de su devenir en teatro. 

El teatro. 

A la muerte del dueño del último inmueble, personajes ligados a la masonería se acercaron mostrando interés por el Teatro, ofreciendo un comodato, para presumiblemente reconvertirlo como centro cultural, aunque nunca prosperó el proyecto. 

Ese propietario fue “Quico” García, un exitoso comerciante y reconocido artista platense que se encargó de refaccionarlo y ponerlo en actividad como sala teatral. Fue un querido dramaturgo y cineasta que mantuvo activa la sala hasta su muerte, ocurrida hace poco más de un año. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario