jueves, 16 de mayo de 2013

Quieren demoler el Teatro "Princesa"





En los últimos días un enorme cartel cubrió parte de la fachada del Teatro Princesa de diagonal 74 entre 3 y 4 de La Plata. Su texto no deja dudas: Se vende un terreno de 1300 metros cuadrados,  que significa que se pueden construir en él  1300 M2 x 3 = 3900 M2.

Es decir que la prestigiosa inmobiliaria porteña que lo pone en venta contempla un solo destino para él: LA DEMOLICIÓN

Para explicarlo sencillamente 3900 M2 es el equivalente a 78 departamentos de 50 metros cuadrados, que es aproximadamente lo que mide un departamento de dos dormitorios o 110 monoambientes de 35 metros cuadrados.

¿Esta es la ciudad que queremos los platenses?


El olvido del Princesa

Todos lo conocen como El Princesa. Conoció tiempos de esplendor, pero en la actualidad el antiguo edificio de diagonal 74 entre 3 y 4 no pasa por su mejor momento. La falta de mantenimiento se nota en la fachada, y el lugar se ha convertido en refugio de palomas.

La historia del Princesa se remonta a 1889, cuando fue erigido como sede de la Sociedad de socorros mutuos Unione e Fratellanza, integrada por italianos que llegaron a La Plata en tiempos fundacionales.  Aquellos inmigrantes eran, en su gran mayoría, albañiles que participaban en la construcción de los grandes edificios de la nueva capital de la Provincia. Cada uno de ellos -la Casa de Gobierno, la Legislatura, el Palacio de Hacienda- tenía, por designio de Dardo Rocha, un estilo diferente. Aquellos albañiles italianos tomaron un poco de cada estilo, y así erigieron su propio edificio, con un frente que recuerda a un templo griego, estatuas, columnas jónicas, vitrales y detalles que remiten al gótico y al neoclasicismo.

Por su sala, de 12 metros por 32, desfilaron glorias de la música, la lírica y el teatro de la época, y personalidades como el Príncipe Humberto de Saboya, que a fines del siglo XIX estuvo presente en una función teatral. También eran comunes las matinés, coronadas con un gran baile final, donde tocaba alguna orquesta típica.

En la década del ‘30 el teatro dejó su lugar al furor de la pantalla cinematográfica. El cine duró dos décadas, y luego el arte se mudó a otro lado. El Princesa cambió su destino y fue utilizado como taller.

En 1991 un grupo de actores, músicos, escenógrafos y técnicos locales convocados por la propuesta del dramaturgo y director teatral Quico García, conformaron el grupo La Hermandad del Princesa y encararon su restauración, que se concretó en 1993. Hoy sigue funcionando como sede de La Hermandad y sigue habiendo teatro los fines de semana. El Princesa se salvó de la desaparición, pero necesita algo más que el esfuerzo de un grupo de entusiastas para recuperar su brillo.

Nota publicada en la revista semanal "Tiempos" del Diario "Hoy", Domingo 18 de marzo de 2007

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2007/03/18/pdf/Tiempos.pdf

No hay comentarios.:

Publicar un comentario