viernes, 3 de mayo de 2013

Luis Brandoni: “Actuar es lo mejor que me pudo pasar”

La Plata, viernes 3 de mayo de 2013

Antes de su arribo a La Plata para protagonizar, junto a Pepe Soriano, Conversaciones con mamá, el artista mantuvo un distendido diálogo con Hoy

Con más de 50 años de trayectoria artística, hace tiempo ya que Luis Brandoni se ganó su lugar en la memoria colectiva del pueblo como actor y, más, como artista comprometido, incapaz de hurtar el cuerpo a la coyuntura: “Con mis pequeñas tareas como dirigente gremial, como militante de la Unión Cívica Radical(UCR), como profesional, eligiendo -cuando estuve en condiciones de elegir-, cosas que valieran la pena para la gente, pude crear por lo menos un ratito de mundo mejor para quienes se asoman a ver nuestro trabajo (en referencia a su paso por la Asociación Argentina de Actores)”, describe en diálogo con Hoy, en la víspera de su arribo a La Plata, donde esta noche protagonizará, junto a Pepe Soriano, la obra teatral Conversaciones con mamá, dirigida por Santiago Doria. 

La pieza teatral –explica el actor- “es una larga conversación entre una madre anciana -cuyo nombre no se revela- (Soriano) y su hijo mayor, Jaime (Brandoni), quien, por dificultades económicas, necesita vender la casa en la que vive su madre. Entonces, confronta con una situación bastante curiosa que es que ella, con 82 años, tiene un proyecto de vida, mientras que este hombre tiene una situación muy poco positiva de la vida. Este es el punto de partida de una charla que habla sobre la posibilidad del reencuentro entre un hijo y una madre mayor, optimista y luchadora”, sintetiza Brandoni, que en poco y nada se parece con Jaime, “pero lo tengo queinterpretar porque esa es mi obligación como actor, el atractivo está en poder hacer otros personajes, no repetir aquellos que se parecen a mí, eso me aburriría terriblemente”.

Resulta paradójico ver a este talentoso tándem haciendo de madre e hijo, puesto que sólo se llevan diez años, pero los cuidados diálogos e interpretaciones juegan a favor de la credibilidad, con un Soriano que hace las veces de mujer sin imposturas ni afectaciones, en un trabajo que su compañero de elenco describe como “formidable” y agrega que “es una gran satisfacción trabajar con él, estamos muy orgullosos del espectáculo entrañable que hacemos, en el que se da una complicidad muy grande entre el espectador y el escenario”.

Esa complicidad es la que Brandoni ha gestado a lo largo de una trayectoria sobre la que cimentó su vida: “Le debo casi todo a esto, porque elegí una profesión que me permitió vivir de mi trabajo hasta el día de hoy, lo cual me significa una gran felicidad. Lo poco que viajé en mi vida, en general, lo hice por razones de trabajo; no sé si lo hubiese podido hacer de otra manera y esto es lo mejor que me pudo pasar”.

Y, como si su pasión no quedara clara, profundiza: “No siento incomodidad a la hora del trabajo; prefiero la magia del teatro porque es la única rama de la profesión donde uno está frente al público en vivo y en directo” y, con delectación de artista, explica que “cada uno de los rubros de la profesión tienen su encanto: el impacto masivo de la televisión; el cine, que te da una perpetuidad que no tiene la televisión, ni es tan fugaz como el teatro; y el teatro, que permite el contacto directo con el público”. 

De ese contacto se permitirá disfrutar una vez más esta noche cuando, desde las 21.30, se presente Conversaciones con mamá en el Teatro Coliseo Podésta de La Plata (10, entre 46 y 47), ciudad “de la que ambos tenemos muy gratos recuerdos y a la que tenemos muchas ganas de volver”, concluye Brandoni.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario