domingo, 12 de mayo de 2013

Las Pelotas: “No pensamos en vender, hacemos música porque nos emociona”


Los integrantes de Las Pelotas, Sebastián Schachtel y Gabriela Martínez, mantuvieron un distendido diálogo con Hoy. El sábado 18 la banda presentará Cerca de las nubes, en La Plata


Sebastián Schachtel (teclados) y Gabriela Martínez (bajo) llegan a la redacción de Hoy puntuales, a la hora convenida de una tarde de mayo. Al ingresar a la oficina de esta sección, Schachtel se detiene ante la única imagen pegada en una de las paredes, casi imperceptible y en blanco y negro, pero con el rostro de Bob Dylan. Lo mira, lo reconoce y lee la leyenda que reza al pie: “I’m not here” (“No estoy aquí”). Más adelante contará la anécdota que los une al legendario músico (Ver: Likea…), pero antes, ellos -que sí están- hablan de Las Pelotas, esa banda que se formó en 1988 tras la muerte de Luca Prodan y la posterior desintegración de Sumo, grupo del que también fue pieza clave Germán Daffunchio, líder del conjunto que actualmente completan Tomás Sussmann (guitarra), Gustavo Jove (batería) y Alejandro Gómez (vientos y percusión). Desde entonces, han mantenido una carrera alejada de la masividad y Schachtel lo explica: “No pensamos en hits ni en vender, la música nos tiene que conmover. Hacemos esto porque realmente nos gusta y porque disfrutamos hacerlo”.  “Seguramente, al momento de componer dejamos afuera cosas que venderían más, pero seleccionamos la música que nos emociona”, completa Martínez.

Esos sentimientos, que ahora los músicos ponen en palabras, se materializan al escuchar su último disco, Cerca de las nubes, que el próximo sábado 18 presentarán en La Plata. Grabado en el estudio que tienen en Nono, Córdoba, en un primer acercamiento el material se percibe como introspectivo, alejado de la crítica social de otros trabajos. Ellos aceptan ese juicio, pero añaden que “el hecho de que sea más personal no quiere decir que la crítica no esté, se trata de ver qué hace cada uno con los conflictos internos y con los de su entorno. También, refleja un momento, porque está hecho en la montaña, en el aislamiento, y por eso resulta tan poético”. “Siempre –profundiza Martínezestamos en una búsqueda por hacer algo diferente a lo anterior. Probamos todo el tiempo, porque la repetición aburre”.

En ese sentido, el proceso compositivo es puramente experimental: “Una vez que sale la melodía, el sentido se completa con las palabras y ahí se produce un juego interesante. En este grupo todos aportamos y cada sugerencia es bienvenida. La música genera esa amistad, es un lenguaje que te acerca, en el que todo lo personal queda afuera y lo único que fluye dentro de esa química colectiva es la melodía”, agrega Schachtel.

A esa experiencia regresarán una vez concluida la gira de Cerca de las nubes: “Estamos pensando en encontrar un hueco para juntarnos a ver qué sale, probablemente en junio. Es algo intenso y un desafío fundamental para una banda que compone y arma su propio mundo”.  Por lo pronto, Las Pelotas compartirán ese universo el próximo sábado 18, desde las 20, en el Club Atenas (13 y 58).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario