martes, 30 de abril de 2013

Martina Stoessel: “No es fácil ser Violetta”


30 ABR 2013 

LA RAZON / SHOW

Martina Stoessel es la protagonista de la exitosa tira juvenil que arrancó ayer la segunda temporada por Disney Channel. Con tan sólo 16 años, dice que está agradecida y feliz, pero que la fama también implica sacrificios y elecciones.

Por LAURA NATALE


Hasta el año pasado, no la conocía nadie. Hoy, Martina Stoessel es seguida y admirada por todas las chicas -y chicos- que van desde los 3 años hasta los 15, gracias a la serie “Violetta”, que ayer estrenó su segunda temporada por Disney Channel. Y esto no sólo sucede en Argentina. “Violetta” también lidera la audiencia en Colombia, Chile, México, España, Turquía y Rusia. ¿Más datos? El primer CD es disco de oro en Colombia y Chile, y platino en Uruguay y Venezuela (acá es cuádruple platino) superando las 180 mil copias vendidas en cada país. El segundo disco “Cantar es lo que soy” ya es triple platino en nuestro país y para julio se planean realizar ¡60 funciones en el Gran Rex! Sin lugar a dudas, Violetta es un gran fenómeno.

¿Y cómo es ser Violetta para la adolescente Martina Stoessel, de 16 años? 

“No es fácil... primero por mi edad y porque hay un montón de sacrificios que se tienen que hacer para poder estar en la televisión. Además, siempre vas a estar expuesta. Que miles de personas opinen de tu vida sin conocerte tampoco es fácil. Igual, yo lo disfruto un montón porque, al fin y al cabo, hago lo que más me gusta, que es cantar y bailar. Desde muy chica lo único que quería era hacer esto. Jamás tuve dudas. Quería cantar, ser famosa, aparecer en la tele. Veía ‘Hannah Montana’, ‘Patito Feo’ y decía: yo quiero estar ahí”.

¿Cuándo empezaste a sentir que “Violetta” estaba convirtiéndose en un gran éxito? 

Fue raro porque terminamos de grabar la primera temporada casi un año antes de que saliera al aire. Es más, estábamos grabando y salíamos a la calle y por ahí alguien nos preguntaba: ¿qué estás haciendo, qué es de tu vida? Un programa de televisión para Disney... Ah mirá qué bueno, contame... Recién al año siguiente explotó.

¿Por qué te parece que chicas de edades tan distintas se engancharon con Violetta?

Las más chicas porque sus padres saben que pueden ver cualquier programa de Disney tranquilas. Nunca, jamás, correrán el riesgo de encontrarse ahí con algo fuera de lugar. Disney es siempre angelical, sano, bien cuidado. Y después, bueno, el argumento... son historias de adolescentes: a todas les gusta un chico y después otro..., están entre dos amores y viene la mala y le hace la vida imposible y lloran con sus amigas y empiezan a descubrir el mundo y se pelean con sus papás, como le pasa a Violetta.

¿Disfrutás de la fama en la calle? 

Hay una parte que sí disfruto mucho, que me encanta. El otro día estaba por la calle Corrientes con mi mamá y veo pasar a una nena que tenía puesta una remera con mi cara. Frenamos el auto, bajo la ventanilla, le hago señas y la saludo. La nena no lo podía creer... se quedó helada, miraba la remera y me miraba a mí... me bajé del auto, me acerqué y se puso a llorar de la emoción. Otro día me pasó en una disquería: se acercó una nena, agarró el disco de Violetta sin darse cuenta de que yo estaba ahí y se puso en la fila. Me paré atrás y me miró: ‘¿sos Violetta?’, me preguntó. No lo podía creer. ¡Eso me encanta! Yo las re-entiendo porque era igual que ellas con mis ídolos, súper fanática. Hasta el día de hoy sigo imitando a Antonella (Brenda Asnicar, la “divina” de “Patito feo”).

¿Qué parte no disfrutás? 

Y cuando por ahí me siguen a todos lados o vienen hasta mi casa. Es complicado, pero eso lo manejan mis papás.

¿Qué tiene Violetta de vos?

El amor por el arte. Le encanta estar con sus amigos, cuando está triste habla con ellos y se apoya en su pasión, que es la música. A mí me pasa lo mismo: yo estoy triste y me pongo a escuchar música, a cantar y llamo a mis amigas a las 3 de la mañana y les digo “no puedo dormir”. Violetta me cambió la vida, además este año como vamos a estar con giras y teatro, estoy haciendo el colegio a distancia, por medio de internet y rindo libre.

¡No vas más al cole! ¿Y a tus amigas, las ves? 

En la vida se trata de elegir y yo elegí hacer esto que tiene sus pros y sus contras. Obvio que extraño estar con mis amigas en el cole, fue difícil, igual nos vemos los fines de semana y salimos. Mantengo a mis amigas de toda la vida.

Querías ser famosa y el sueño se te cumplió. Ahora, ¿era lo que pensabas? 

No. Yo creía que las famosas tenían la vida perfecta. Se despiertan maquilladas, se acuestan así de lindas, están todo el tiempo impecables, nunca tienen un problema, son siempre felices, tienen el novio que quieren, nunca lloran. Ahora me doy cuenta de que nada que ver. Esta vida es igual a la de cualquiera y hasta a veces con más complicaciones o responsabilidades. Yo quería ser famosa pero nunca pensé que el fanatismo podía llegar tan lejos... no lo termino de entender, la gente se obsesiona con esa figura que ven, lloran, te escriben cartas de veinte páginas diciéndote todo lo que te aman. Eso sí que no me lo imaginaba...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario