sábado, 20 de abril de 2013

“El ser humano es farsante por naturaleza”


Sábado | 20.04.2013 Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos

JULIO CHAVEZ EN LA PLATA

El actor y director que se prepara para volver a encabezar una tira diaria en televisión después de casi 40 años se presentará hoy en la Ciudad con la provocativa obra “La Cabra”, la cual protagoniza junto a Viviana Saccone 


La primera vez que Julio Chávez hizo una tira diaria para televisión fue en sus inicios actorales, allá por los años 70, cuando apenas tenía 18 años. Hoy, casi cuatro décadas más tarde, después de haber cosechado los frutos de una exitosa carrera artística consolidada en teatro y con elogiadas interpretaciones en la pantalla grande, el actor y director está listo para regresar a este formato diario, tras haber seducido a la platea televisiva con sus intensos personajes en los unitarios “Trátame bien” y “El Puntero”. De la mano de Pol-ka, Chávez se meterá en el universo de los abogados en “Farsantes”, un proyecto que lo sedujo desde un principio por presentar un atractivo material que va más allá del mundo profesional de los letrados.

“El tema es muy atractivo para mí porque habla de los farsantes y no son farsantes porque son abogados sino porque son seres humanos y esa característica está en su condición natural. Hay algo muy atractivo que tiene el material y son las dobles, triples o múltiples caras que tenemos los seres humanos y las situaciones que, según como sean leídas y vistas, pasan de ser buenas a malas y de malas a buenas. Entonces me parece muy propicio que la ficción se de en el marco de un estudio de abogados, que son personas dedicadas a la interpretación de lo que está bien o está mal para la ley”, aseguró Julio Chávez, en relación a su participación en este proyecto televisivo que comenzará sus grabaciones la primera semana de mayo para ser estrenado en El Trece a mediados de año.

En diálogo exclusivo con EL DIA, en el marco de la gira nacional que está realizando con “La Cabra”, la provocativa obra de Edward Albee con la que se presentará hoy a las 21 en el Coliseo Podestá, el actor relató cómo vive este regreso y cuáles son sus expectativas para encarar esta ficción que, en principio, iba a tener un formato de unitario. “Estoy muy entusiasmado de hacer una experiencia de tira diaria a pesar de todas las advertencias y las dudas que me van tirando (sobre las largas jornadas de grabación, el poco ensayo, las batallas por el rating). Voy a hacer el ensayo, experimentaré y después sacaré mis conclusiones pero lo voy a hacer con mucho gusto. Vamos a ser un equipo muy ecléctico, animales muy diferentes, y eso es algo que realmente voy a disfrutar”, destacó el actor que volverá a ponerse bajo las órdenes del director Daniel Barone, a quien convenció para que lo dirija también en teatro en 2014 con la obra “Rojo” de John Logan.

EL MUNDO DE LA CABRA

Tras un aplaudido paso por la cartelera porteña con “La Cabra”, la obra que tocando el tema de la zoofilia se mete en un planteo más profundo sobre la capacidad de los seres humanos para atribuirle valor afectivo a las cosas, Julio Chávez cumplió con una asignatura que tenía pendiente en su prolífica carrera artística. Por primera vez en su vida profesional, el actor encabezó este verano una temporada teatral en Mar del Plata y para hacerlo eligió esta pieza de Albee, la cual protagoniza y dirige, acompañado por Viviana Saccone, Vando Villamil y Santiago García Rosa, un espectáculo que le valió seis premios Estrella de Mar, entre ellos, Mejor Director, Mejor Actor Dramático y Estrella de Mar de Oro.

Consultado por estos logros, Chávez resaltó que su idea de éxito no se detiene en los abultados números de taquilla o en la cantidad de galardones. Para él se trata de un concepto más abstracto. “Para mí un éxito importante es haber atravesado todos los inconvenientes y las pruebas que el material, en este caso ‘La Cabra’, te va poniendo en el camino. Esta obra, además de ser muy hermosa, plantea problemas teatrales muy interesantes, acerca de cuál es la estrategia que cada director tiene para presentar el conflicto y por dónde lo encara. Siento que los logros, los premios, en verdad son una manera de mimarnos pero que la riqueza para mí de la travesía está en la travesía misma, en todo lo que yo he aprendido como actor y como director y lo que sigo aprendiendo en esta experiencia”, indicó.

En este sentido, el protagonista del filme de Adrián Caetano “Un oso rojo” relató cuál fue el desafío que le presentó como director esta pieza estrenada en Broadway en 2002 con un reparto encabezado por Bill Pullman y Mercedes Rhuel. “Es una obra que está considerada como perteneciente a cierto teatro del absurdo. A mí me parece que lo difícil del material es presentarlo de una manera absolutamente posible para que el fenómeno absurdo se haga presente, porque si vos comunicás una cosa absurda de una manera absurda el espectador no tiene nada que hacer”.

Chávez ahondó en la importancia de abrir el juego al público y en la forma que logra transmitir su arte. “Vos tenés que presentar un fenómeno que el espectador pueda ver como posible, para que una vez que entre en la convención pueda también entrar en el problema: ¿Cómo se puede entender que un hombre se enamore de un animal? Para mí, lo importante como director y como actor, es que el espectador se vaya con una pregunta y no con una respuesta, porque si se va con una respuesta no hay nada que debatir. Se pueden enojar profundamente con la asquerosidad que ven, se pueden reír, pueden comprenderlo, algunos se van diciendo ‘es un canto al amor’, ‘un canto a la libertad’, otros dicen ‘es una maravillosa manera de contar la locura’, otros dicen ‘es aberrante’. Lo bueno es que durante la hora y veinte que dura el espectáculo todo el mundo colabora para que se produzca el material y después cada uno tiene su respuesta. Y yo creo que eso es uno de los grandes premios que recibo por hacer ‘La Cabra’, concluyó.

María Virginia Bruno

No hay comentarios.:

Publicar un comentario