viernes, 22 de marzo de 2013

La lucha contra la trata sale de gira teatral


SOCIEDAD › UNA OBRA QUE REFLEJA LA HISTORIA DE MICAELA, LA HIJA DE MARITA VERON, RECORRERA LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

La pieza se llama Mika y fue reestrenada ayer en La Plata, a partir de una iniciativa del Senado de la provincia. La obra se representará luego en diversos distritos bonaerenses. La obra reflexiona sobre la explotación sexual y denuncia las complicidades que la apañan.

Por Mariana Carbajal

La obra se estrenó para el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, el 25 de noviembre de 2008, en la sede de la ONU.

Una obra de teatro, inspirada en la historia de Susana Trimarco y que habla de la trata para explotación sexual y también de otras caras de la violencia hacia las mujeres y las niñas, se reestrenó ayer en La Plata, en el Coliseo Podestá, a partir de una iniciativa del Senado de la provincia. La pieza se llama Mika, por Micaela, la hija de Marita Verón, y está dirigida por la argentina Jimena Duca. Curiosamente tuvo su debut en 2008 en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, donde el secretario general Ban Ki-moon fue parte del público y recién el año pasado se pudo ver en el país. Ahora, a partir de esta presentación, iniciará una gira que incluye varias localidades bonaerenses y de otras provincias, con entrada libre y gratuita, en el marco de un programa de la dirección de Cultura del Senado, para concientizar a la población sobre estas problemáticas.

Mika aborda la trata para explotación sexual –en cuyas redes desapareció la joven tucumana en 2002– y los malos tratos y las palizas en el seno del hogar, y a la vez denuncia las complicidades que la apañan, como la corrupción policial, la mirada esquiva de la Justicia y la indiferencia de las autoridades para combatirla. El mensaje, finalmente, es esperanzador: plantea que hasta un drama –como el que marcó a Trimarco en la búsqueda de su hija– puede ser el disparador de un cambio social. La obra no está situada en ningún lugar en particular. “Puede ocurrir en cualquier país”, apunta Duca. Pero las historias que se entrecruzan en Mika recrean hechos reales sucedidos en la Argentina, reconoce la directora. Fue escrita por Duca junto a Erin Courtney, Scott Adkins, Helen Richardson, originalmente en inglés.

La obra se estrenó para el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, el 25 de noviembre de 2008, en la sede de la ONU. El estreno en el país recién llegó el 28 de noviembre de 2012 en el Anexo de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, con la presencia de Trimarco en la platea. Micaela tenía 3 años cuando su mamá fue secuestrada por una red de tratantes, el 3 de abril de 2002, en la ciudad de Tucumán. Hoy Micaela tiene 14 años.

–¿Qué le dijo Trimarco después de ver la obra? –le preguntó Página/12 a Duca.

–Quedó muy emocionada, dijo que era fiel a su historia y que quería llevarla a Tucumán y a las provincias donde ellos tienen previsto abrir oficinas y refugios. A partir de ese día nos pusimos a trabajar con la gente de la Fundación María de los Angeles, que dirige Trimarco, en la creación de un material que pueda servir para capacitar y para orientar a docentes de nivel secundario sobre trata de personas.

–¿Micaela, la hija de Marita Verón, ha visto la obra?

–No todavía. Sí hemos hablado por teléfono, pero espero que algún día Mica la vea. Creo que no va a ser fácil para ella, ya que de alguna forma es una radiografía de su propia vida, pero se verá con el tiempo cuando nos encontraremos.

–¿Qué piensa del fallo del tribunal tucumano que absolvió a los trece imputados en la desaparición de Marita Verón?

–El fallo se dio dos semanas después del estreno de la obra en la Argentina. Luego vimos que ante semejante resolución judicial podía abrirse una oportunidad de cambio. A veces tocar fondo sirve para movilizar cambios más radicales. El fallo logró movilizar a la ciudadanía de todo el país, Y también movilizó a los políticos y al Estado, con la Presidenta a la cabeza, para frenar tanta locura e injusticia.

–¿Cómo surgió el proyecto de que el Senado produzca su obra?

–En algún sentido es el final de un camino que empezó en 2009, cuando comencé a tener conversaciones con varios organismos del Estado ofreciéndoles la obra, contándoles las posibilidades de concientización y de instalación del tema que venían de la mano de producir Mika. Quizá en aquel momento todavía no existía un contexto favorable para que alguien se anime a hacerla, o el tema no estaba tan instalado. Entonces, que desde la Dirección de Cultura del Senado se decida tomar al teatro y tomar a Mika muestra un cambio radical con relación a cómo se paran las instituciones frente a problemas como la violencia de género. Como artista me entusiasma mucho esta conexión que se ha creado entre artistas, representantes y la ciudadanía. Creo fervientemente que es el camino que nos va a llevar a resolver temas como éste, tan sensibles para la sociedad –señaló Duca.

Además de ser la directora de Mika, Duca es la coordinadora del Programa Teatro en Conexión, para el cambio social y la participación ciudadana, de la Dirección de Cultura del Senado bonaerense, desde donde se producirá la obra, que recorrerá diversas localidades de la provincia, con la propuesta de generar debate y concientizar sobre problemáticas tan graves en la sociedad como las distintas formas que adquiere la violencia hacia las mujeres, y particularmente la trata para explotación sexual. “La obra viajará por toda la provincia de Buenos Aires. El cronograma no está cerrado. La idea es trabajar con cada municipio, cada Dirección de Cultura para que Mika llegue”, destacó Duca. Algunos lugares por donde ya está acordado que se realizará la obra son Lanús, Quilmes, Tandil, General Lavalle, Mar del Plata, Necochea. Y también está previsto que visite a otras provincias como Mendoza, Tucumán, Córdoba y Neuquén. La gira se puede seguir a través de la página web www.mikateatro.com

Actúan en Mika Sebastián Richard, Sofía Boué, Micaela Suárez, Eduardo Spinola, Julieta Ranno y Agustín Tellechea.

Duca vivió entre 2003 y 2011 en Nueva York, y ese año regresó al país.

–¿Se ha involucrado de alguna otra forma con la problemática de la trata?

–Desde 2008, luego de la investigación exhaustiva en el tema trata y violencia doméstica que realicé en la Argentina para la obra, seguí muy en contacto con la gente que trabaja en violencia de género, con ONG y organismos del Estado. Hoy a través del programa Teatro en Conexión estamos trabajando con la Fundación María de los Angeles, con la RATT (Red Nacional Alto al Tráfico, la Trata y a la Explotación Sexual Comercial, de Niños Niñas y Adolescentes) y con el Colegio de Trabajadores Sociales de Lomas de Zamora, entre otras organizaciones de la sociedad civil, en el armado de cuadernillos didácticos y otros instrumentos para continuar la capacitación y el trabajo luego de la presentación de la obra. En lo personal, a través de lo que sé hacer, de mi arte, soy una militante por los derechos de las mujeres, así que participo desde ese lugar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario