sábado, 2 de febrero de 2013

El Teatro Argentino de La Plata presenta preocupantes signos de abandono


Sábado 02 de febrero de 2013 | Publicado en edición impresa

Gestión cultural

Al estado en el cual se encuentra la fachada hay que sumar otros datos alarmantes: siguen los atrasos en los pagos y todavía no fue presentada la programación de este año

Por Alejandro Cruz  | LA NACION

 Así se encuentra uno de los laterales de esta impactante mole de cemento. 

Las fotos son de hace tres días. Así está la fachada del Teatro Argentino de La Plata, inmensa mole de cemento exponente del brutalismo que, hoy, lidia con alarmantes señales de abandono.

Claro que adentro de esa masa de 60.000 metros cuadrados hay signos de que esta gran maquinaria tampoco funciona como debería. Hay un dato insoslayable: hasta el momento las autoridades de esta gran fábrica de producción artística que en estos últimos años ha demostrado conjugar la tradición operística con las expresiones más vanguardistas no presentó todavía la programación de este año. "Sería una falta de respeto dar a conocer la temporada de 2013 cuando todavía no pagamos los sueldos de la temporada de 2012", dijo, a fin del año pasado, Martín Bauer, director del Tacec, la sala de experimentación, en aparente sintonía con la postura adoptada por Leandro Iglesias y Marcelo Lombardero, los directores de esta mole de cemento ubicada en el corazón de la ciudad de las diagonales.

Hay más datos: el cierre de la temporada pasada estuvo dominado por postergaciones, levantamiento de títulos y un llamativo silencio. A lo sumo, dos hechos salieron a la luz: la renuncia de Alejo Pérez a la dirección musical de la sala y la denuncia de los artistas que trabajaron a lo largo del año pasado en el Tacec (alrededor de 300) de que no habían cobrado sus salarios (y, muchos de ellos, todavía no cobraron). No son los únicos: otros contratados deben lidiar con la misma situación.

Todo este complejo entramado tiene como telón de fondo la situación económica que vive la provincia. "Pasamos por una situación muy dura que, gracias a la responsabilidad y prudencia del gobierno de la provincia de Buenos Aires, hemos podido resolver. De a poco, esta situación está llegando a su fin", dijo a LA NACION Jorge Telerman, encargado del área de Cultura del gobierno de Daniel Scioli, hace alrededor de un mes. Sin embargo, hasta el momento no hay indicadores que hagan pensar que esa crisis que reconoce el funcionario haya llegado a su fin.

En este contexto tan delicado acecha otro dato preocupante: en estas condiciones, ¿continuarán en la dirección del Teatro Argentino Leandro Iglesias y Marcelo Lombardero? De no ser así se cerraría uno de los ciclos más desafiantes en la historia de la sala.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario