miércoles, 5 de diciembre de 2012

Premios Sur: "Infancia Clandestina", la más galardonada de la noche


CULTURA /  La película de Benjamín Ávila se quedó con un total de diez premios de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, que contó con la presencia de más de 500 invitados en esta 7ma. edición. "El último Elvis", obtuvo siete estatuillas.

05.12.2012 | 09.39
El film Infancia Clandestina, ganadora de diez premios Sur

“Infancia clandestina”, de Benjamín Ávila fue la gran ganadora de los Premios Sur, de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, con un total de diez premios “Sur”. 

Con conducción de Ronnie Arias en una calurosísima sala A-B del Centro Cultural San Martín, colmada con unos 500 invitados se entregaron los 7mos. premios de la Academia de Cine argentina a la producción local estrenada entre noviembre de 2011 y octubre de 2012. 

Numerosas figuras de la industria cinematográfica local se reunieron en anoche para entregar o recibir premios en una ocasión en la que las grandes candidateadas fueron, finalmente, las que se llevaron más y mejores premios, dejando afuera a los más taquilleros, como “Dos más dos”, o con firma de autor, como “Elefante blanco”, de Pablo Trapero. 

Así, “Infancia clandestina”, que por la misma Academia fue elegida recientemente como postulante argentina a los premios Oscar de su par estadounidense con sede en Los Ángeles, y a los premios Goya, de su par española, con sede en Madrid, que quedarán o no incluidas en sus ternas en enero de 2013, se llevó un total de diez premios. 

Los premios recibidos por “Infancia clandestina” fueron los destinados a mejor película de ficción, mejor director (Benjamín Ávila), mejor actriz y actor protagónicos (Natalia Oreiro y Ernesto Alterio), actriz y actor de reparto (Cristina Banegas y el uruguayo César Troncoso), guión original (Ávila y Marcelo Müller), montaje (Gustavo Giani), diseño de vestuario (Ludmila Fincic) y sonido (Fernando Soldevila), compartido con el de El último Elvis. 

“El último Elvis”, ópera prima de Armando Bó (nieto), se llevó un total de siete a saber actor revelación (John McInerny), fotografía (Javier Juliá), dirección de arte (Daniel Gimelberg), maquillaje y caracterización (Daniel Moccia), música original (Sebastián Escofet) y el compartido de sonido (Martín Porta), con el de “Infancia clandestina”. 

El resto de los premios fueron mejor ópera prima para “Las acacias”, de Pablo Giorgelli, filme que se llevó también el de actriz revelación para la paraguaya Hebe Duarte; guión adaptado a Paula Hernández y Leonel D’Agostino por “Un amor”, según relato de Sergio Bizzio; película documental para “Tierra Sublevada 2: Oro Negro”, de Fernando Solanas, que no estuvo en la velada, y película extranjera para “Hugo”, de Martin Scorsese. 

El evento, que comenzó poco después de lo anunciado y se extendió por hora y media, contó el pase del In Memoriam, a los actores, técnicos y directores fallecidos durante el año, con algunas omisiones, acompañado en vivo por John McInerny que interpretó “Help Me Make it Throught in the Night”, de Elvis Presley. 

Como introducción, Juan José Campanella que en junio de 2013 estrenará “Metegol”, actual presidente la Academia se dirigió a los presentes y anunció una serie de actividades que la entidad encarará durante el año venidero, entre ellas la obtención de un mecenazgo del gobierno porteño para restauración de sonido de viejos filmes locales. 

En sus palabras trató de deslindar a la entidad de contenido político alguno, quizás por el hecho de que la sede de la misma funciona en el mismo Centro Cultural en el ámbito del gobierno de la ciudad de Buenos Aires y que el acto de entrega de este año se realizara allí mismo, agradeciendo tanto a funcionarios nacionales como a los porteños. 

Campanella anunció que la entidad tendrá en el futuro una gran sede en una restauración edilicia (no especificó dónde), como proyecto a largo plazo, y señaló que “la Academia está en una línea más clara de volver a conectar al cine con el público” y que “el cine argentino debe hacer una tarea de formación de audiencia”, subrayó. 

Hizo hincapié que si bien el público en salas aumentó, el porcentual del cine argentino bajó, y señaló que hay que acercar a los realizadores con los exhibidores y en especial a aquellos que lo hacemos con los que nos ven, y por eso generarán, en marzo, un sitio de descargas legales de cine local, a precios que compitan con los del mercado pirata, sin intermediación. 

En este punto el agradecimiento de Campanella fue dirigido a Rodolfo Hamawi y a María Iribarren de la Secretaría de Cultura de la Nación, por su apoyo, también habló de una serie de jornadas de debates organizadas por la Academia coordinadas por Roxana Morduchowicz que se iniciaron recientemente y continuarán durante 2013. 

Con el apoyo del INCAA, anunció que a lo largo tres años otorgarán una serie de 40 becas para la formación de animadores en 3D en el mejor nivel internacional, con laboratorio informático de última generación y las visitas de especialistas extranjeros que darán clases magistrales. 

Al recibir el premio como mejor actriz, que le entregó Virginia Innocenti, Natalia Oreiro estuvo por primera vez en un acto de este tipo junto a Ricardo Mollo. La premiada recibió con emoción el lauro que no sólo le dedicó a su esposo sino a la madre de Benjamín Ávila, que ella recrea según el guión en el filme multipremiado. 

“Quiero agradecer a Benjamín por confiar en mí para interpretar a Charo –dijo Oreiro-, a todo el equipo compartirlo con mis amigas ternadas, agradecerle mucho a mi amor por acompañarme y estar siempre apoyándome, ayudándome en todo y se lo quiero dedicar a la mamá de Benjamín, desaparecida en 1979”, concluyó. 

“Se lo dedico de corazón a todos los hijos de desaparecidos, y todas las Abuelas de Plaza de Mayo, a todos esos nietos que están por aparecer y van a aparecer, a todos los que han luchado y conservado la fe para vivir en la Argentina que tenemos hoy, lo que vivimos hoy es porque hay muchos que ya no están y lucharon para que estemos aquí”, concluyó Ávila.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario