miércoles, 26 de diciembre de 2012

El Tacec, ¿en etapa terminal?


Miércoles 26 de diciembre de 2012 | Publicado en edición impresa

La Plata arde

El atraso en el pago de los artistas contratados ya lleva nueve meses

Por Alejandro Cruz  | LA NACION

Las multitudes, una de las últimas obras. Foto: Archivo / M. Gómez

El Tacec es el centro de experimentación escénica del Teatro Argentino de La Plata. El mismo centro que, desde 2009, viene programando montajes de enorme significación estética. La programación de este año anunciada a principio de la temporada incluía nueve montajes. Crisis económica de la provincia de Buenos Aires, mediante, se realizaron siete.

El primer trabajo fue La Plata arde (título casi iluminador de lo que iba a suceder meses después). Eso fue en marzo, y los artistas involucrados todavía no cobraron sus salarios. Tampoco los casi 300 artistas contratados a lo largo del año. Estos últimos días, los creadores afectados comenzaron a hacer pública la situación. Como suele suceder en estos casos, desde el jueves el teatro empezó a pagar con cuentagotas. Un comunicado firmado, entre otros, por Diego Velázquez, Silvina Grinberg, Guillermina Etkin, Lucía Fernández Mouján, Lía Ferenese, Rakhal Herrero y Pablo Lugones, señala: "Uno de los espacios oficiales destinados a la programación [...] desaparece silenciosamente. No se trata únicamente de que hagan efectivo nuestros contratos, sino, también, de defender un espacio valioso que nos pertenece a todos".

Martín Bauer es el director del Tacec. En este contexto de crisis económica del área que depende de Jorge Telerman, agrega ante la consulta de la nacion: "Hay que hacer algo para que el Tacec siga vivo teniendo en cuenta que así no se puede trabajar". La crisis económica afecta a todo el Teatro Argentino. De hecho, ya hubo renuncias, cancelaciones de títulos y un sugestivo silencio sobre el año próximo.

En este contexto general, el Tacec, espacio vital para la experimentación, corre serio peligro. El hecho es de extrema gravedad. El mundo de la política parece tener la última palabra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario