jueves, 25 de octubre de 2012

El director cordobés Paco Giménez vuelve a presentar su obra “Charada” en La Plata


Jueves | 25.10.2012 | Publicado en Edición Impresa:   Espectáculos

Después del éxito de sus anteriores presentaciones en la Ciudad, “Charada”, con dirección del reconocido director teatral cordobés Paco Giménez, vuelve a La Plata para presentar tres únicas funciones previstas para los sábados 27 de octubre, 3 y 10 de noviembre, a las 21, en Espacio 44, 44 entre 4 y 5.
“Charada” se ofrecerá el sábado, a las 21, en Espacio 44

Se trata de un tour de force teatral que pone en escena y hace público un vínculo logrado en privado. Los actores saben que aclarar da pudor y oscurecer es perverso pero intentan moverse en clave de sugestión dramática, humorista y solemne, dando rienda suelta a una acción de teatro teatral anticotidiana. El propósito de esta empresa es un secreto y el espectáculo, una adivinanza.

“Es más una experiencia que una obra de teatro, tanto para los actores como para el público; comparable, tal vez, a los ‘happenings’ del Instituto Di Tella de los años ‘60. Se zarandea deliberadamente la sensibilidad del espectador, sorprendiéndolo, asustándolo, asqueándolo, divirtiéndolo, escandalizándolo, todo a un ritmo vertiginoso y con una fuerza arrolladora y avasallante. Un tsunami de sensaciones y emociones”, escribió la crítica teatral Irene Bianchi, sobre las funciones que ofreció la compañía dirigida por Giménez el año pasado en la Ciudad.

Los actores, de Córdoba, Buenos Aires, Rosario y La Plata, invitan al espectador a formar parte de este juego, buscando su teatralidad desde la voluntad de acción original.

Para Bianchi, se trata de un espectáculo “que no puede generar indiferencia. Modifica a quien lo ve y a quienes lo plasman. Tampoco puede uno intentar entenderlo intelectualmente, y mucho menos explicarlo. Hay que vivirlo en el ‘aquí y ahora’ del hecho escénico”.

Paco Giménez, por su parte, aseguró que propuso “el título de `Charada’ porque mientras iba armando el espectáculo con materia prima de los actores me dejé llevar por la andanza escénica de un colectivo compenetrado y hermético. Los versos del poeta Walt Whitman ayudaron a esa decena de cuerpos anhelantes a sublimar en palabras algo de su inquietud. La teatralidad surge del encuentro de todo el colectivo. Me resulta una modulación diferente en su repertorio, una jugarreta que necesita de los espectadores”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario