domingo, 30 de septiembre de 2012

“Tengo una visión muy distinta de cómo ve la gente a mi papá”


CULTURA /  Dalma Maradona y una función a beneficio de su unipersonal, La hija de Dios. La cita es este miércoles a las 20.30, en el teatro Coliseo Podestá.

30.09.2012 | 19.06
Dalma hablará de su papá, ¿cómo no hacerlo?

Este miércoles, Dalma Maradona presenta en La Plata la obra unipersonal La hija de Dios. La cita es a las 20.30, en el teatro Coliseo Podestá (10 entre 46 y 47) y la entrada tendrá un valor de 30 pesos. 

Por una iniciativa del Jefe de Gabinete Provincial y con el auspicio del Gobierno Provincial y de la Municipalidad de La Plata, la recaudación será donada totalmente a la Asociación Vecinal La Boyera. 

Más conocida por ser la hija mayor de Diego Armando Maradona, Dalma quiere salir de la sombra de ese apellido que la marca y la nutre para demostrar que puede construir una carrera de actriz más allá de la historia de su padre. 

Los antecedentes de su carrera no son muchos y hay que rastrearlos desde 1997, cuando hace su debut en la televisión a los 8 años en el programa de televisión Cebollitas, que mostraba la historia de un equipo juvenil de fútbol. Más tarde, en el año 2000, tuvo una participación especial en el unitario Hospital Público que se emitía por Canal 13. También tuvo una participación en el film La Rabia de 2008 y participó en la obra de teatro infantil Caperucita y el lobo. 

Pero quizás su mayor desafío fue al participar de la obra Fuego entre mujeres con dos actrices destacadas como Irma Roy y Mónica Salvador y bajo la dirección de José María Muscari. Obra estrenada en la calle Corrientes y donde tenía uno de los papeles protagónicos. 

Y ahora, paradójicamente, para tratar de despegarse de la sombra de su padre y comenzar a crear su propia identidad artística es que utiliza el apodo con que más se lo reconoce a Diego para bautizar su unipersonal: La hija de Dios. 

-¿Cómo surge la idea de esta obra autobiográfica? 

-Erika Halvorsen es la directora y me venía insistiendo hace un montón con esta obra pero yo quería recibirme primero en la facultad antes de hacerla y ella me respetó eso. La obra se compone íntegramente con datos autobiográficos y está estructurada en base a lo que aporté yo pero el guión es de Erika. Muestra aspectos desconocidos de la relación con mi papá después de tantos años. 

-En algún sentido es una forma de decir “esta es una historia oficial”. Se las cuento yo, es así y no de otro modo… 
-Si. Y también porque yo tengo una visión muy distinta de cómo ve la gente a mi papá entonces tenía ganas de que él lo supiera, obviamente hay un montón de cosas que él se enteró el día de estreno de la obra y otras cosas que es mi visión, mi punto de vista desde lo que yo viví con él y es un poco la obra. 

-¿Te molesta que te reconozcan por “ser la hija de” antes que por tu propia carrera? 

-Sí, me molesta. Porque la verdad entiendo que soy la hija de Maradona pero también puedo ser actriz al mismo tiempo, entonces me parece que eso es lo que esta bueno y a partir de este laburo que me da la posibilidad de decir: me hago cargo de quién soy y aparte puedo hacer algo que este bueno. No es que nos pasa que la gente que va a ver la obra dice: Huy estuvo una hora pasando goles del padre. No tienen nada que ver la obra, es una obra de teatro. 

-¿Sentís que en esta obra todo el peso recae en vos? Antes, en la obra Fuego entre mujeres se dividía con Irma y Mónica. 

-En la obra que hacía con Irma y Mónica tenía un montón de letra, y tenía que hacerme cargo de un montón de situaciones que para mí también eran desconocidas; la historia era de una familia disfuncional, una relación difícil entre la madre, la nieta y la abuela y era tremendo lo que pasaba. 

-¿Cuál fue más difícil, ya que evidentemente las dos cosas tienen su carga emotiva y pasional también? 
-Si bien es contar la historia de uno, me parece que también fue una decisión mía, una decisión mía como actriz, bancarme una hora veinte arriba del escenario y mas allá que sea mi historia yo no puedo improvisar, tengo un libreto que tengo que seguir y una historia que tengo que seguir en orden y eso es lo que esta bueno como desafío del artista. No sé lo que era más difícil si esto o Fuego entre mujeres. 

-Los Maradona son como un bloque familiar muy fuerte, muy especial. Hubo alguna parte que te pidió “por favor Dalma no lo hables en la obra”... 

-No, para nada. Nunca tuve una restricción de nada y creo que eso es lo bueno de la obra, obviamente los fanáticos de papá en muchas cosas que yo digo no deben estar de acuerdo. Y a veces lo manifiestan en la obra. Mucha gente que dice: “no, como habla así de Diego”.

-¿Eso lo escuchas desde arriba del escenario? 

-Si hay mucha opinión al respecto. Y me parece que también entiende que es mi bajada de línea desde el amor que le tengo y desde eso. Que obviamente que no comparto que sea un dios como mucha gente piensa pero que no deja de ser mi papá. 

-¿Cuál es tu relación actual con Diego? 

-Bien, la verdad que la relación con mi papá anda bien. Aunque en un principio –yo lo digo en la obra- como una situación de que yo no compartía muchos momentos con él, porque él quería que yo fuera distinta, mas demostrativa, que sea más cariñosa con él y yo quería que el fuese más casado, más medido, y no se daba ni una cosa ni la otra y en la obra lo cuento. Entonces yo entendí que a mi papá no lo iba a cambiar, ni de ser como yo quería que fuera ni yo iba a cambiar por él y es así que tenemos la relación que tenemos y esta buenísimo. Es como darse cuenta que no hace falta que el otro cambie y s puede tener una relación buena igual. 

-¿Cómo surge el nombre de la obra? 

-El nombre es elegido con un poco de ironía, en ningún momento pensé en serio que era la hija de Dios pero quería contar desde mi punto de vista que es ser la hija de Maradona. Además una cosa es que vean a tu padre como el ídolo y todo lo que ello conlleva y otra cosa es convivir con él, es otra historia bien diferente. 

-La obra la venís presentando hace algunos meses, ¿cómo les va y que esperan para el estreno en La Plata? 

-Si venimos muy bien con esta obra, que hace casi 4 meses la venimos haciendo. Y se termina la temporada en Buenos Aires, en Capital para empezar a irnos de gira y bueno en el primer lugar que hacemos esta obra fuera de nuestro teatro es La Plata así que muy contentos. Además va a estar buenísimo porque también estamos ayudando a la ONG, La Boyera que hace mucho esfuerzo y me parece que es importante. La entrada tiene un valor único que es de 30 pesos y la ubicación a la sala será por orden de llegada, y a esto se le suma que van a disfrutar en un teatro maravilloso como es el Coliseo Podestá. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario