sábado, 1 de septiembre de 2012

Tati y Pampa, como Patch Adams pero en las escuelas

31.08.2012 | 14:35 |

Aunque manejan distintas disciplinas –uno se dedica a la medicina y los otros a la educación- ambos trabajan con chicos; y se asemejan en los métodos que utilizan: mientras el famoso payaso encarnado por Robin Williams buscaba sanar con la risa, Tati y Pampa tratan de “enseñar” con el arte, un recurso que lo pibes conocen mucho más de lo que algunos creen.

Por: Cecilia Toledo

Tati y Pampa, en el aula

El patio de la Escuela Primaria Nº 120, de La Plata, mostró esta mañana un paisaje totalmente distinto: en vez de las habituales corridas y juegos de recreo al que se prestan sus alumnos, fue el escenario donde se montó "Érase una vez el monte Olimpo y sus sarasas sa sa sas". La presentación se realizó luego de tres días de trabajo, en los que de manera sorpresiva –aunque con la correspondiente autorización-, dos payasos interrumpieron en el desarrollo de las habituales clases.

La inesperada aparición en las aulas resultó tan sorpresiva para los alumnos como para los docentes, que no estaban anoticiados de la visita. ¿El objetivo? “Vitalizar las aulas, conectarse humanamente con los niños y avanzar en una serie de líneas de investigación”, relató uno de los propulsores del proyecto a INFOnews, Gustavo Vallejos.

La colorida iniciativa se enmarca en las actividades que lleva adelante la Compañía Teatral Devenir, un grupo creado hace más de 20 años que trabaja para profundizar lo teatral en lo humano, siguiendo la línea de la antropología teatral, que estudia el cuerpo del ser humano como instrumento único de expresión.

Devenir por aquí, devenir por allí

La propuesta, que busca vitalizar el espacio aúlico, ha recorrido cientos de escuelas en nuestro país, y la próxima intervención será en Rojas, Provincia de Buenos Aires. Aunque no sólo las instituciones educativas fueron destinatarias de este tipo de intervenciones: Institutos de menores, plazas, estaciones de colectivos y de trenes hicieron las veces de escenarios sobre los que “Tati” y “Pampa” montaron su obra.

En el caso de las escuelas, las intervenciones responden a la lógica que propone Pedagogía 3000: una serie de nuevos paradigmas educativos que entiende que la manera en que Tati y Pampa interactúan con los alumnos es la mejor manera de aprender, de formarse, de adquirir conocimientos. ¿Cómo? “Educarse sin currícula, sin prefijos, aprender mientras se vive. Se supone que dentro de sesenta años ese va a ser el mecanismo de aprendizaje en las escuelas”, analizó el actor.

El grupo Devenir, con esta propuesta teatral y pedagógica recorre 14 mil kilómetros por año, y el punto más álgido de esos viajes fue la intervención que realizó durante la guerra de Bosnia. Gracias a un pasaporte otorgado por la ONU, lograron trabajar con un grupo de chicos sin padres que estaban refugiados en un sótano, bajo la tutela de dos maestras, “tratando de sobrevivir”. Si Devenir venía trabajando con pibes, luego de esa experiencia la labor orientada a los niños se consolidó hasta llegar a las intervenciones que hoy desarrollan en distintas escuelas del país y del mundo.

Chicos lúdicos y lúcidos

“Los pibes son mamíferos que no se olvidan de jugar”, reflexionó Gustavo, quien a través de su trabajo mantiene contacto permanente con los más chicos. Durante sus intervenciones, en las que interpreta junto a su compañera a una dupla de payasos, la temática que se pone en juego es la mitología griega. Se habla del Olimpo, de los Dioses de la antigüedad y se trabaja mucho con canciones “que son temas de cancha pero con las letras cambiadas”, relató Gustavo.

Pero más allá del contenido histórico que transmite el dúo de payasos, la idea apunta a sacarle el jugo a la natural inclinación por lo lúdico que tienen los chicos. “Todos nacemos con la idea de ser artistas, y eso se ve mucho en los chicos. Siempre está predispuestos al esparcimiento, y uno se cruza con bailarines, actores, cantantes”, contó Tati, en un intento por graficar todo lo que aflora al interior de las aulas durante sus intervenciones.

¿Por qué se disfrazan de payasos? “Si está bien interpretado, ese personaje destila ternura, amor y alegría. Todas características que los pibes tienen naturalmente pero que tanto en la casa como en la escuela se les van limitando”, reflexionó Gustavo.

“Tati”, que además de actor es docente y director de teatro, asegura que su trabajo le demanda muchas horas, en las que es necesario “poner el cuerpo y no pensar tanto en la plata”. Este esquema de trabajo fue llevado por el propio grupo a escuelas del exterior, en las que se paga una buena suma por cada intervención, situación que por obvias razones no se repite en escuelas de la Provincia de Buenos Aires.

De todos modos, lo que más complica su labor no son las cuestiones económicas sino la falta de apertura de muchas instituciones. “Nos cuesta un montón poder entrar a las escuelas. Los directivos suelen ser personas con la cabeza muy cerrada”, describe el propulsor del proyecto; un hombre que a las claras no se deja vencer por ese tipo de adversidades.

Fuente: http://www.infonews.com/2012/08/31/sociedad-36605-tati-y-pampa-como-patch-adams-pero-en-las-escuelas.php.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario