jueves, 27 de septiembre de 2012

Kevin Johansen + The Nada, el estilo de un músico "des-generado"


CULTURA /  Desde el Teatro Argentino, el músico presentó su nuevo disco Bi. El espectáculo duró tres horas y fue transmitido en vivo para todo el país en el marco del programa Igualdad Cultural.

27.09.2012 | 16.54

Por Marcelo Alonso

Kevin Johansen en el Teatro Argentino (Foto: Mariana Russo - Secretaría de Cultura de la Nación)

En un show donde la música y el dibujo se unieron permanentemente, la sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino vivió una noche a pura música con la presencia del músico y compositor Kevin Johansen quien junto a The Nada y al dibujante Liniers, hizo la presentación de su nuevo trabajo titulado Bi, el flamante disco doble en el cual el músico despliega una gran cantidad de temas de diversos géneros.

Durante las tres horas que duró el concierto, y de menor a mayor, una multitud de sensaciones se fueron adueñando de quienes disfrutaron del espectáculo. Kevin Johansen, quien primero salió al escenario vestido de traje y corbata para más tarde lucir su clásica musculosa negra, supo transmitir durante todo el recorrido musical las particularidades de sus composiciones, relatando anécdotas e historias relacionadas a los temas que componen su extenso repertorio y su, porque no, extenso mundo. 

A lo largo del recital, el repertorio del músico tuvo un amplio recorrido con más de una veintena de temas, entre los que hubo funk, milonga zitarroseana, tango, cumbias flamencas, celtic sambarera, hip pop, entre otros. "Soy un des-generado" dice el músico advirtiendo al público sobre las características particulares de sus composiciones. En la elección del repertorio, figuraron temas ligados a lo criollo y a lo subtropical, relacionados con Jogo, el primer cd del nuevo disco, y otros en donde se refleja la exploración pop del artista, con temas del segundo cd de Bi, Pop Heart. 

De sus anteriores discos Kevin Johansen interpretó McGuevara's o CheDonald's, Guacamole, Sur o no Sur, Hindue Blues, Down with my baby, Desde que te perdí, Fantasmas de Carnaval, entre otros, mientras la noche tomaba cada vez más intensidad. 

Mientras en la pantalla de fondo, las imágenes de Liniers se desplegaban permanentemente, en el escenario Kevin Johansen presentaba al músico brasilero Paulino Moska, uno de los invitados especiales de la noche, para cantar juntos Waiting for the sun to shine, una composición en la cual se combina el español, el inglés y el portugués, letra compuesta por Johansen y "terminada" por Moska. 

El encuentro entre el músico y la gente se hacía cada vez más íntimo, las palmas se desplegaban y los coros se hacían oír mientras las chicas jóvenes bailaban al ritmo de los temas. 

Junto a la orquesta El Arranque, otros de los invitados de la noche, interpretó Nieva en Buenos Aires, tango que compuso estando en Madrid la noche en que nevó en Buenos Aires. En uno de los momentos más emotivos del espectáculo, el músico alaskeño argentino se dio el gusto de interpretar Te quiero el tema de Andrés Calamaro, en una versión bossa nova junto al legendario baterista de The Nada, "El Zurdo" Enrique Roizner, solos en el escenario y a media luz para el deleite de los espectadores. 

Canciones inteligentes, reflexivas e irónicas, cargadas con un mestizaje estilístico y lingüístico muy particular definen el estilo de Kevin Johansen. En una sala llena, la gente pudo disfrutar de la música, las canciones y las imágenes en un concierto completo y vibrante. Mientras Johansen bajaba del escenario y armaba un trencito al cual la gente, en su mayoría jóvenes mujeres, se iba acoplando para transitar los pasillos del Teatro, el espectáculo tuvo su cierre con todos los músicos sobre el escenario tocando Final feliz, el clásico tema de despedida de la banda. 

Fuente: Diagonales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario