sábado, 15 de septiembre de 2012

Entrevista a Alejandra Ceriani

Territorio Teatral Revista Digital
número 8 | Septiembre 2012 dossier 1. Multimedia y teatro


Por Julia Elena Sagaseta (IUNA)

- Te formaste como bailarina, ¿cuándo y por qué razón empezaste a incluir la tecnología en tus obras?

- Me forme inicialmente en clásico, luego en contemporáneo y en danza teatro.

Estudie en la Facultad de Bellas Artes de La Plata en Artes Plásticas, y fui docente de la carrera de Diseño en Comunicación Audiovisual.

Empecé a incluir la tecnología en mis trabajos de danza escénica a partir de dos razones: una, el espacio que genero el FIVDBA cuando propone como género la danza multimedia, que consistía -básicamente- en bailar en un espacio escénico con proyección de imagen. Otra de las razones, es que siempre trabajé en colaboración con músicos, y son ellos los primeros que emplean para su producción e interpretación tecnología musical electrónica y en consecuencia programas, programaciones e interfases.

Se conjugaron ambas cuestiones siendo Nylon (Premio Al fin solos, CCRicardo Rojas, 2003)-junto a Gabriel Gendin- una primera obra reactiva producida con tecnología analógica y digital.

En el 2005 realizo un seminario de postgrado en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Plata con Emiliano Causa, egresando con mi primera programación (eyesweb y max masp) interactiva en tiempo real que dio lugar a la performance Proyecto Hoseo.

En el 2006 comenzamos a trabajar juntos con Fabian Kesler con quien emprendimos un proyecto de investigación entre sonido, imagen, cuerpo y nuevas mediaciones tecnológicas al que llamamos Speak.

- Haces performances interactivas y formas un equipo con Fabricio Costa ¿cómo empezó a darse esta relación?

- Si, el equipo está formado por Fabián Kesler y Fabricio Costa Alisedo que se incorpora en el 2008 tras una subsidio de Probanza.

Con Fabricio nos conocimos en el taller Interactivos 07 en Espacio Telefónica. Fabricio estaba en plena creación de Moldeo (plafatorma de código fuente abierto).

El trabajo con la imagen que genera Moldeo dio un vuelco importantísimo a la performance Speak ya que posibilito la realización de entornos interactivos con efectos digitales en tiempo real.

Hoy consideramos a Speak como un laboratorio abierto al público.

- Además de bailarina y performer tecnológica trabajaste con El Periférico de Objetos y con Emilio García Wehbi como actriz/bailarina ¿cómo es eso de conjugar la tecnología con un teatro no convencional pero al mismo tiempo no tecnológico?

- Trabajar con el Periférico así como con Emilio fue extraordinario para mi desarrollo como performer.

En ambos procesos, hubo un fuerte compromiso corporal tanto sea con los objetos como con la técnica escénica, que era compleja y por momentos te diría hasta adversa.

Por otra parte, considero que ambos plantean sus obras desde una puesta multimedia, y en el caso particular de Emilio, siempre hay que medirse con la inclusión de imágenes y textos proyectados y con todo tipo de mecanismos. Hay que interactuar, permanentemente, con dispositivos e interfases técnicas, analógicas y digitales.

- Tenés formación teórica, acabas de terminar tu maestría, sos una investigadora categorizada, ¿tu trabajo en este campo interactúa con tu labor artística?

-Si, totalmente. Hoy día, mi trabajo artístico interactúa con la investigación académica.

Por eso mismo consideramos Speak y Hoseo como laboratorios abiertos, son performance que han sido observadas y evaluadas para arrojar datos que contribuyan en la construcción de categorizaciones y criterios de análisis y transferencia conceptual.

Considero que se hace necesario reflexionar sobre los cambios significativos en el lenguaje de movimiento, sus formas y modelos compositivos. Es ahora cuando el cuerpo vive innovadoras e intensas experiencias frente a la posibilidad de las nuevas mediaciones tecnológicas.

Estamos en esto…en seguir comprendiendo cómo un proceso artístico puede ser mostrado y apreciado asimismo por el público, cómo hacer disfrutable la comprensión tanto sensible como intelectual que estas prácticas artísticas requieren.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario