sábado, 8 de septiembre de 2012

El teatro, su pasión

BLAS ARRESE IGOR

El platense acaba de estrenar su obra “Casa Niña Jabalí” en capital federal, circuito en el que en unos días volverá a protagonizar el biograma “Mi vida después” de Lola Arias


Dramaturgo, director, actor y docente en arte son algunas de las actividades que enriquecen el currículum de Blas Arrese Igor, otro artista platense que se destaca en la cartelera porteña. Al reciente estreno de su obra “Casa Niña Jabalí” en El Extranjero se le suma la inminente reposición de “Mi vida después” en el Centro Cultural San Martín, la interesante obra de Lola Arias en la que seis actores, entre ellos Blas, reconstruyen la juventud de sus padres para intentar entender el futuro.

“Casa Niña Jabalí” nació materialmente en Francia, a principios de año, en donde Blas se encontraba como parte de una gira internacional. Allí, desconectado de su cotidianeidad, le dio cuerpo a una idea que le había surgido cuando vio un video sobre una cacería en la provincia de Buenos Aires, en la que un hombre mataba un jabalí y se quedaba con la cría para regalársela a la hija.

“Cuando vi ese material -relató Blas en diálogo con ELDIA- sentí algo muy contradictorio. A pesar de lo sangriento del video, también estaba la niña, contenta porque iba a tener a su mascota, que instalaba otra cosa, como algo en el orden de la inocencia. Entonces, hice una asociación muy directa con la literatura infantil, porque los cuentos para niños son materiales muy oscuros que toman una forma muy asociada a la fantasía y la niñez, y ahí sentí un germen de obra”.

La obra floreció y tras dos meses de ensayo se estrenó durante la última plataforma “La Plata Arde” organizada por el Centro de Experimentación y Creación del Teatro Argentino, con una historia atravesada por una poética circense distorsionada, con un elenco formado por cantantes, actores, músicos, una actriz de seis años, un perro y un pony, que trae de manera cruda la presencia animal, metáfora inicial que funda la pieza.

“Como la obra no tiene un relato lineal hay algo de la tensión que tiene que sostenerse de otro lado. Hay momentos alegres, otros tristes, oscuros, brillantes, inocentes. Yo creo que ése es el relato más interesante, todas las sensaciones que producen los diferentes fragmentos que son como los números del circo”, agregó.

“Casa Niña Jabalí”, protagonizada por Esteban Manzano, Norma Camiña, Mariana Moreno, Germán Reimondo y Candela Bec, se ofrecerá durante todos los domingos de septiembre y octubre, a las 18.30, en la sala de Valentín Gómez 3378.

EN LA PIEL DE PAPA

Paralelamente, Arrese Igor está listo para reponer a partir del próximo jueves, y de jueves a domingos a las 21, en el Centro Cultural San Martín, Sarmiento 1551, el biograma (cruce teatral y documental) “Mi vida después” de Lola Arias. La obra, una producción del Teatro San Martín estrenada en 2008, participó de 24 festivales internacionales, en los que cosechó las más auspiciosas críticas.

“Somos actores nacidos en los 70 y 80 que representamos la vida de nuestros padres (el de él, un joven que estudiaba para cura que, cuando estaba a punto de ordenarse conoció a la mujer con la que se casó y tuvo seis hijos, entre ellos, Blas). Es una propuesta interesante porque tiene una mirada muy contemporánea sobre la historia argentina, un recorte con relatos muy variados que no sólo cuentan el horror de la dictadura sino la zona más jovial y luminosa de lo que fue aquella generación. Es muy lindo actuarla porque somos nosotros haciendo de nuestros padres, tiene mucha teatralidad”, destacó el artista platense que se presenta, ante todo, como un apasionado del teatro.

USINA CULTURAL

La idea de tener un “laboratorio artístico” lo seduce desde hace mucho tiempo. Por eso, ahora, entre uno y otro viaje a capital federal, ultima los detalles del Centro Cultural de los Balcones, el espacio que abrirá justo el Día de la Primavera, en una antigua casona de planta alta, ubicada en 2 y 44. “Me encanta la idea de tener un espacio donde pueda circular música, danza, cine, arquitectura y diseño, como una usina cultural. Para esto trabajamos codo a codo con Sebastián Cerri, un arquitecto que hizo la restauración, el reciclado y el diseño de luces que el espacio necesitaba para convertirse en un lugar que promueva la producción artística”, concluyó.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/edis/20120908/el-teatro-pasion-espectaculos2.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario