viernes, 3 de agosto de 2012

Por culpa de la obsecuencia

Viernes | 03.08.2012 | Publicado en Edición Impresa: Espectáculos

“LA CONFERENCIA DEL TANGO”

Luis Longhi trae su espectáculo humorístico a la Ciudad dándole vida al apasionado licenciado Rataplán

Luis Longhi es Rataplán, un conferencista desopilante

Para el licenciado Eugenio Rataplán, un gran conocedor del mundo del 2X4, el problema que sufre el tango es la “obsecuencia” que reina en su ambiente. Por eso, mañana, a las 20.30, en el Centro Cultural Héctor Oesterheld, 13 entre 55 y 56, intentará desarrollar su postura en una desopilante conferencia con la que atravesará las diferentes etapas de este género de raigambre ríoplatense aunque siempre en clave de humor.

Luis Longhi, además de ser un actor platense de destacada trayectoria en teatro, televisión y cine, es escritor y músico. Su formación musical comprende cinco años de estudio particular de bandoneón con el maestro Rodolfo Mederos, a partir de la cual emprendió una “inagotable militancia tanguera”.

Creador del destacado espectáculo “Demoliendo Tangos”, junto al pianista y compositor Federico Mizrahi, Longhi creó un personaje “patotero” al que bautizó como Eugenio Rataplán, un licenciado que se gana la vida dando conferencias sobre tango en las que expone, le pese a quien le pese, su particular punto de vista.

“Rataplán es un personaje que yo tomé de mi primera novela, ‘Cabaretera’, y que también está en mi segunda, ‘El pulpo o la muerte del tango’, que se presentará en un par de semanas. Es un licenciado que sabe mucho de tango, ama y odia en partes iguales, es un gran conocedor y cuestionador. El considera que el gran problema del tango es la obsecuencia que se maneja en el ambiente”, aseguró Luis Longhi, en diálogo con EL DIA, en relación a las características del conferencista que mañana se presentará en la Ciudad.

Así, a partir de un esquema, va repasando los orígenes de este universo musical, pasando por las diferentes etapas, analizando a los compositores y sacando conclusiones polémicas que, en alguna ocasión, le han traído algunos “problemitas” con los espectadores como cuando dice que “Naranjo en Flor es un absurdo total” . “El abre el juego al público -agregó el artista- y permite que la gente le pregunte cosas. Pero es cabrón, patotero, busca roña y entonces se producen debates magníficos con el público porque él sabe mucho de verdad y para todo tiene un fundamento teórico”.

“Tangueros obsecuentes, abstenerse”, advierte Rataplán, invitando a todos los amantes del género a presenciar un espectáculo sobre tango en clave de humor, con la moderación de Walter Alegre.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/edis/20120803/por-culpa-obsecuencia-espectaculos4.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario